Opinión

¿Cómo ha cambiado la vivienda en Tlatelolco desde el 68?

Lo interesante es ver cómo creció Tlatelolco con el pasar de los años, donde aún reverbera la memoria de aquellos que cimbraron los muros

02-10-2018, 6:30:10 AM
Tlatelolco
El sector inmobiliario se adaptó, como en todos lados, a nuevos retos tanto económica como estructuralmente.

Por Jaume Molet, director general de Lamudi México

Tlatelolco es una de esas colonias de la Ciudad de México que es difícil de entender a menos que vivas ahí, algunos de los vecinos dicen que la desorganización de sus edificaciones en conjunto con la dinámica social, lo vuelven un territorio particularmente organizado.

Este 2 de octubre se cumplen 50 años del incidente que marcó la vida, no sólo de los estudiantes que levantaron la voz ante el gobierno, sino de todas aquellas familias que sufrieron pérdidas más allá de lo material.

Los precios en el 68

Hace poco al realizar una consulta en internet sobre propiedades en la zona, el buscador arrojó una imagen peculiar, era un anuncio de una inmobiliaria de ese año, decía:

“Los edificios tipo L se localizan frente a la plaza de las Tres Culturas, el Jardín de Santiago y al Parque Central…”; lo sorprendente es ver cómo el peso se ha fraccionado y el valor de las propiedades lo ha hecho también.

El anuncio mostraba tres tipos de espacios: con una, dos y tres recámaras, de las cuales el enganche iba de los cinco a los diez mil pesos y las mensualidades no rebasaban los mil 261 pesos; hablamos de alrededor de 11.9 millones de pesos (1969-2018), según el cálculo en el portal dineroeneltiempo.com. Fue el año que el gobierno mexicano lanzó la moneda conmemorativa de 25 pesos de las olimpiadas mismas que se llevaron a cabo días después; hoy en día (2018) ronda en los 280 pesos a precios de mercado cibernético.

TlatelolcoDepositphotos

Lo interesante es ver cómo la zona creció con el pasar de los años.

En aquel tiempo, se habla de que en un predio de 1 millón 200 mil metros cuadrados se construirían 102 edificios habitacionales, donde vivirían 100 mil habitantes en 12 mil viviendas.

Lo interesante es ver cómo la zona creció con el pasar de los años, donde aún reverbera la memoria de aquellos que cimbraron los muros a razón de la persecución del derecho a levantar la voz. No obstante, el tiempo ha transcurrido de forma “pacífica” desde entonces.

Todo regresó a su cauce, el sector inmobiliario se adaptó, como en todos lados, a nuevos retos tanto económica como estructuralmente (ingeniería y diseño). Asimismo, el precio evolucionó o tuvo un retroceso según se aprecie.

Sismo 1985

En 1985, la unidad habitacional Nuevo León ubicada en Nonoalco Tlatelolco, fue una de las más afectadas tras el sismo del 19 de septiembre de ese año, de ahí “emanaron movimientos urbano-populares, con la preocupación central en la vivienda, pero cuyas acciones impactaron en la transformación de la ciudadanía en el Distrito Federal”, describen Liliana López Levi y Alejandra Toscana Aparicio en el documento ‘Consecuencias sociopolíticas de los riesgos y  desastres: Vulnerabilidad en Tlatelolco a tres décadas de los sismos de 1985’.

Lo anterior, invitó a la comunidad de Tlatelolco y vecinos de las colonias Peralvillo, San Simón Tolnahuac, la Lagunilla, Tepito y Guerrero a unirse para levantarse después de dicha caída.

Cambios en el ‘88

Un par de años transcurrieron para conmemorar los primeros 20 años de ‘la matanza’.

La situación inmobiliaria en 1988 tuvo repercusiones significativas: “durante el Gobierno del presidente Carlos Salinas de Gortari (1988 – 1994) se llevaron a cabo importantes modificaciones en materia de vivienda y desarrollo urbano que tuvieron grandes implicaciones.

Se reformaron leyes relacionadas con el suelo, dando la oportunidad a ejidatarios y comuneros de negociar sus terrenos en forma privada con agentes privados o públicos”, lo que facilitó su incorporación al orden urbano que ahora conocemos (Vivienda Social en México; Arq. Javier Sánchez Corral; agosto 2009-julio 2012).

50 años después

Mucho se dice a la fecha, sus habitantes tratan de dejar de lado el tono solemne y mediático que permea en la periferia, porque entre el devenir de las conversaciones la gente ha cambiado y las circunstancias también.

Sin embargo, cada que se acerca el décimo mes del año, los escalofríos erizan la piel con moralejas de los hechos o bien, con la impotencia de que desde entonces las cosas no han cambiado del todo.

En contraste, el mercado inmobiliario sigue a flote y cuenta con una operación a la venta con vastedad. Las cifras promedio en uno de los conjuntos habitacionales oscilan en el millón 370 pesos por un departamento a la venta, donde el metro cuadrado se ofrece a 15 mil 100 pesos.

Al momento de intercambiar uno de estos de 70 metros cuadrados bajo el esquema de rentas, la mensualidad puede estar arriba o debajo de los 7,100 pesos, 4.3% más caro que el año anterior.

También podría interesarte:

Comentarios