Opinión

Cómo alcanzar la innovación e impactar en la vida de los consumidores

9 de cada 10 consumidores esperan que las empresas no sólo prioricen sus propias ganancias, sino que operen responsablemente a través de la innovación.

23-10-2018, 3:50:17 PM
economia

Por Raquel Macías*

La economía digital ha transformado todo el panorama en las organizaciones. Debido a ello, las áreas de abastecimiento ya no pueden concentrarse solamente en la reducción de costos, sino que ahora deben habilitar una estructura de innovación capaz de generar verdaderos cambios en la sociedad e impactar positivamente en la vida de sus comunidades.

 Se estima que 9 de cada 10 consumidores esperan que las empresas no sólo prioricen sus propias ganancias, sino que operen responsablemente, y 84% está en búsqueda de productos de marcas responsables.

 Ante este escenario, las compañías muestran -o deberían mostrar- esa creciente preocupación de saberse éticamente responsables del impacto de su cadena de suministro y, en consecuencia, de las prácticas de sus socios comerciales.

 Derivado de lo anterior, el área de abastecimiento se convierte en una puerta para crear modelos comerciales más incluyentes y donde la tecnología es la llave. Ya que respaldándose en ésta, las personas pueden atender desde el proceso de compra problemas sumamente complejos como la esclavitud, la pobreza y la discriminación, y “en el camino”, mejorar el desempeño de sus empresas.

 Herramientas de compras “en la nube” permiten conectar negocios, personas, servicios; valorar oportunidades comerciales con inteligencia y transparencia en tiempo real; utilizar históricos y analíticos para poner especial cuidado en localidades o sectores vulnerables y así, no sólo prevenir trabajo informal o incluso forzado, sino combatirlo.

 Las organizaciones realmente comprometidas con las mejores prácticas y el desarrollo de cadenas de valor en sus comunidades pueden, incluso, “afinar” su estrategia y acercarse a empresas constituidas por grupos demográficos específicos (minorías, mujeres, LGBT, indígenas o en programas de reinserción social) y, de este modo, habilitar procesos de suministro que sean más responsables, sostenibles e incluyentes.

finanzas personalesdepositphotos

La inclusión es una clave para un mejor futuro

 No cabe duda: las personas en las áreas de abastecimiento están en una posición clave para hacerse (y asirse) de la tecnología y diversificar sistemas productivos, con el fin -no sólo de reducir riesgos, encontrar ahorros y garantizar licitaciones transparentes- sino de mejorar la vida económica del país.

 La ONU asegura que promover el desarrollo empresarial de las mujeres es uno de los principios básicos para el empoderamiento económico de las mujeres (y considero que de cualquier grupo). Esto implica, entre otras cosas, fortalecer las políticas de compras corporativas.

 Así, el imperativo de las áreas de abastecimiento debe concentrarse en crear redes de negocio incluyentes que sumen empresas de todos los tamaños –siempre que cumplan con los estándares de calidad del cliente– porque esto no sólo “beneficia a las mujeres” sino que impacta economías enteras. Y para muestra basta un botón: las mujeres reinvierten el 90% de sus ingresos en sus familias y comunidades, mientras los hombres reinvierten sólo entre el 30% y el 40%, de acuerdo a un análisis del Development Assistance Committee (DAC) de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

En aquellos sectores donde tenemos retos de diversidad e inclusión, es aún mayor la responsabilidad que tenemos de habilitar las condiciones para que las compañías lideradas por mujeres emprendedoras se encuentren en igualdad de circunstancias al momento de licitar un contrato.

 Ahora, ¿cómo aseguramos que cuando se abren las puertas de las áreas de abastecimiento de los corporativos para las mujeres emprendedoras, ellas estarán en igualdad de circunstancias económicas, legales y sociales para competir?… Eso es harina de otro costal y amerita, no solo más de 600 palabras, sino esfuerzos integrados de política pública, acceso a créditos, educación, seguridad social, protección laboral y más.

*Directora de Comunicación y Asuntos Públicos de SAP México.

Nota del editor: Este texto pertenece a nuestra sección de Opinión y refleja la visión del autor, no necesariamente el punto de vista de Alto Nivel.

También podría interesarte:

Comentarios