revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Opinión

8 tipos de historias para vencer los retos de tu empresa

Los líderes se preguntan: “¿Cuál tipo de historia debo contar para alcanzar mis objetivos?” Estas son 8 opciones para contar

20-08-2019, 5:15:25 AM
Contar historias

Los líderes empresariales, hoy en día, saben muy bien que las herramientas tradicionales del mundo de los negocios han dejado de funcionar y que, para impulsar sus proyectos, necesitan utilizar el poder de las historias. Saben que, sin la historia correcta, es imposible reclutar el mejor talento, alinear a todos los colaboradores con una estrategia, diferenciar sus marcas de las demás y conectar emocionalmente con clientes y consumidores.

Pero todos los líderes se preguntan: “¿Cuál tipo de historia debo contar para alcanzar mis objetivos?” En los últimos años hemos tipificado 8 tipos de historias que resuelven diferentes retos de comunicación empresarial.

Lee: De las catedrales góticas al arte de contar de historias

1 Definir quiénes somos. Este tipo de historias hace ver a las audiencias cuál ha sido la trayectoria de la organización y los elementos que la hicieron exitosa en el pasado. Esto se puede realizar a través de los hechos históricos de la propia organización o por medio de las aventuras de los fundadores, hombres como Steve Jobs, Elon Musk o Jeff Bezos, que se convierten en héroes cuyas características se transfieren a sus organizaciones.

2 Inspirar y aglutinar. Se trata de historias que inspiran y alinean a todo el mundo, evidenciando los valores profundos de la organización. Cada vez tiene más relevancia el concepto de “mercadeo con propósito”. En los últimos Cannes Lions, el CEO de Unilever, Alan Jope, dijo: “El propósito es una de las oportunidades más emocionantes que he visto en mis 35 años en el mundo del mercadeo. Hecho con responsabilidad, nos ayudará a recuperar la confianza en nuestra industria, desarrollar una mayor creatividad en nuestro trabajo y hacer crecer las marcas.”

Lee: La felicidad de contar historias y crear comunidades

Steve Jobs

3 Movilizar. Un paso más adelante en la misma dirección lleva a desarrollar y contar una historia que active un movimiento, impulse una causa y llame a la acción, pintando una meta que mejore las vidas personales y profesionales de miles o millones de personas dentro y fuera de la organización. 

4 Empatizar. Son historias basadas en experiencias personales del narrador, que demuestran sus valores, pasiones y anhelos, así como sus antagonistas. Crear una identificación entre la audiencia y el narrador de la historia resulta en una conexión emocional que incrementa su credibilidad.

Lee: Por qué las organizaciones necesitan contar historias poderosas

marcas mexicanas niños, tres años

5 Superar la oposición de alguien. Se trata de historias que anticipan las objeciones de los oyentes, reconociendo su punto de vista, pero haciéndoles ver otros caminos posibles. Así se presenta una visión diferente, sembrando en el oyente dudas sobre las creencias establecidas e invitándole a aceptar una nueva realidad, por lo que se reduce la tendencia de los otros a argumentar en contra u oponerse.

6 Visualizar el éxito. Por medio de esta narrativa, en lugar de proponer ideas o soluciones, el narrador cuenta una historia sobre los resultados de tales planteamientos, haciendo aflorar las emociones que se producen al pasar de una situación estancada a una de éxito. El oyente hará la conexión entre causa y efecto.

Lee: Las lecciones que nos deja la invención del carrito de supermercado

oportunidades y éxito

7 Simplificar la complejidad. Por medio de una metáfora, este tipo de historias simplifica conceptos, tecnologías o procesos complicados. Las metáforas y las parábolas consisten en narrar un hecho real o imaginario del que se deduce, por comparación, una verdad importante. Estas fórmulas narrativas se han usado durante milenios por parte de todas las religiones para transmitir mensajes difíciles de entender o de aceptar debido a ideas y creencias preconcebidas.

8 Educar. Permite compartir experiencias personales y lecciones aprendidas, transmitiendo conocimiento a través de emociones que las audiencias puedan reconocer.

Definir la historia para impulsar un proyecto depende de los objetivos a alcanzar, de la personalidad del narrador y de las características de la audiencia. El buen narrador sabe que, para encontrar grandes historias, debe buscar narrativas en las que la audiencia esté dispuesta a invertir emocionalmente y que a la vez impulsen los objetivos de la empresa.

Lee: 4 claves para construir una historia inolvidable de tu marca