Buscador
Ver revista digital
Opinión

3 lecciones de las misiones espaciales sobre liderazgo y trabajo remoto

27-10-2020, 6:00:00 AM Por:
trabajo remoto astronautas
© Vía NASA

Aunque el trabajo remoto puede representar un desafío para los CEO, los equipos aeroespaciales son muestra de que el trabajo remoto eficaz es posible.

La descentralización del trabajo derivada de la pandemia ha representado un reto para muchas organizaciones. Sobre todo, por los desafíos inherentes al trabajo remoto, como la falta de supervisión cara a cara, el acceso a la información, el aislamiento social y las distracciones en casa.

Si bien parece complicado, no nos enfrentamos necesariamente a un problema sin solución. Un ejemplo de ello, nos lo dan las organizaciones aeroespaciales.

A través de los años, las misiones espaciales han aprendido a trabajar eficazmente a pesar de la enorme distancia que separa a los equipos en Tierra de los astronautas en los transbordadores espaciales. Sin olvidar que estos últimos viven y trabajan socialmente aislados de amigos y familiares, en un área relativamente pequeña en condiciones que dificultan el trabajo. Y no profundicemos sobre los problemas para actividades vitales como dormir, pues aunque algunos descansan en compartimentos especiales o en sacos de dormir sujetados con velcro a las paredes, hay quienes prefieren flotar con el debido cuidado de no golpear a alguien o algo.

Indudablemente, la labor de este sector nos puede dejar grandes enseñanzas si les prestamos atención y “aterrizamos“ su conocimiento a nuestro modo de trabajo actual. Por esta razón, a continuación te comparto algunas ideas para crear una cultura organizacional en acción y ayudar a que los equipos remotos funcionen de manera cohesiva, a pesar de los desafíos:

1. Armoniza la labor de cada colaborador con los objetivos de la organización

De acuerdo con una investigación realizada por dos profesores de la Universidad Northwestern sobre los equipos de trabajo en los viajes espaciales, los astronautas son muy conscientes de los elevados objetivos de su organización y de cómo sus esfuerzos individuales contribuyen a lograrlos. Entonces, incluso cuando la tarea es mundana, como practicar maniobras con herramientas en gravedad cero, tienen una idea clara de cómo esa tarea tan “sencilla” encaja en el panorama general.

Debes asegurarte de que todos tus colaboradores comprendan cómo su trabajo, sin importar el nivel del cargo, aporta a los objetivos de la organización. Definir el propósito es fundamental para conectar emocionalmente a los empleados con la misión de tu marca y conservar viva la cultura organizacional. En este nuevo contexto, con grandes cantidades de incertidumbre y complejidad, garantizar que todos conozcan el propósito general y su función para lograr el éxito es la base del alto rendimiento para los equipos remotos.

Recomendamos: La NASA descubre agua en el lado iluminado de la Luna

2. Define metas y evita la microgestión

El primer motín espacial ocurrió – de acuerdo con la información de Northwestern – en 1974, cuando la tripulación del Skylab estadounidense se rebeló contra el control de la misión. La tripulación estaba tan frustrada con las tareas estructuradas que se les asignaron, que decidieron cortar la comunicación durante un día. Después de ello, llegaron a un acuerdo con el equipo terrestre para tener la libertad de completar las tareas en su propio horario. Decisión que no interfirió para que la misión completara sus objetivos según lo programado.

Ante una disrupción como la que vivimos, es inevitable que se perciba una pérdida del control mientras el personal trabaja desde casa. Céntrate en los resultados, no en la actividad; esta es una práctica para aumentar el compromiso y empoderar a los empleados. Define claramente las metas y los resultados deseados, luego permite que tu equipo desarrolle un plan de ejecución para mejorar la creatividad y la responsabilidad. En un entorno remoto, es aún más difícil microgestionar a las personas y una supervisión estricta solo dañará la moral de tu fuerza laboral.

3. Mantén la comunicación para preservar el ánimo positivo

Según los mismos investigadores de Northwestern, existe el “fenómeno del tercer trimestre”, en el que los estados de ánimo y las motivaciones de los integrantes de un equipo cambian en el tercer trimestre de una actividad en particular. Un efecto que también padecen los astronautas en sus misiones espaciales. Por lo tanto, los líderes deben manejar esas depresiones, ofreciendo apoyo e introduciendo nuevas rutinas para restaurar la energía de las personas.

¿Cómo saber cuándo ha llegado el “tercer trimestre” durante esta pandemia? En una crisis como la actual, cada colaborador ha reaccionado de diferente manera en distintos momentos. Por lo cual, mantener una comunicación constante con tus equipos es fundamental para detectar cualquier cambio en el estado de ánimo, motivación o rendimiento de cada integrante, con la finalidad de poder brindar apoyo cuando sea necesario y evitar que el desgaste afecte en las labores cotidianas.

Recomendamos: Cómo comunicarse acertadamente con el equipo de trabajo a distancia

Consejo bonus sobre liderazgo: apunta alto con datos

El hilo común que atraviesa la creación tanto de una cultura de mejora como de procesos que permitan cambios rápidos es que el sector espacial aproveche de manera experta el poder de los datos. Todo lo que se hace, se crea a partir de un conjunto sólido de datos, ya sean observaciones meteorológicas para decidir la ventana de lanzamiento de un cohete, o un conjunto complejo de algoritmos para controlar la trayectoria a través de la estratósfera. Las variables se cuantifican, se miden y se observan con un objetivo en mente.

La pandemia ha expuesto a los negocios a una prueba extrema de resiliencia, que puede superarse aprovechando la oportunidad para mejorar nuestras organizaciones; adoptando soluciones basadas en datos que ayudarán a crear una cultura de mejora. Desde esta postura abierta, puedes crear procesos que permitan un cambio real y efectivo, al igual que en el sector espacial, aplicándolo a tus propias misiones de negocio.

Para que la colaboración en equipo funcione de forma remota, debes ser claro y estratégico sobre cómo se colaborará en la distancia. Sally Ride, la primera mujer estadounidense en ir al espacio, a bordo del transbordador espacial Challenger, dijo sobre su esperiencia espacial: “Las estrellas no se ven más grandes, pero se ven más brillantes.” Este es un momento crítico para ser resiliente, tomar las riendas de la situación y saber apoyar a tus equipos para hacer despegar a tu marca.

Lee: El trabajo remoto será permanente para un 60% de empresas en México

astronautas home office liderazgo misiones espaciales trabajo a distancia trabajo por objetivos trabajo remoto
mm Director General de InfoSol. MBA y Consultor en Comunicación. Fue Vicepresidente en IBM México.
Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Comentarios