EmprendedorHistorias

El niño de 12 años que conquistó la cartera de Richard Branson

Este niño tenía un problema en su escuela, encontró la solución y desarrolló un negocio que animó a Richard Branson a invertir en él.

09-10-2017, 4:42:24 PM
richard branson niño

Hace casi un año, Carson Kropfl trató de meter su patineta en su casillero de su escuela o en su mochila, por lo que este pequeño de 12 años decidió resolver el problema por sí mismo. Fue entonces que decidió abrir su empresa Locker Board, una startup que fabrica monopatines pequeños con materiales reciclados.

Hoy su negocio ha vendido 310 patinetas, ha generado 18,000 dólares en ingresos y una inversión del mismísimo Richard Branson.

El estreno de la novena temporada de la versión estadounidense de Shark Tank en ABC contó con Branson como “tiburón” invitado y con la propuesta del joven patinador. Kropfl ensayó su pitch todos los días antes de dormir y el día que se presentó al programa, recibió ofertas de inversión de Branson, Mark Cuban y Robert Herjavec. En última instancia, Kropfl aceptó la oferta de Branson 65,000 dólares a cambio del 20% de su compañía.

“Él me hizo la oferta más alta y me dijo que yo le recordaba a sí mismo cuando era más joven”, dijo Kropfl a Entrepreneur Estados Unidos. “Quiero que esto se convierta en una compañía internacional que desarrolle productos frescos e inspire a la gente a soñar y trabajar duro”.

Locker Board no fue el primer negocio de este pequeño emprendedor. A la edad de 7 años, Kropfl, creó Street Tube con la ayuda de su madre Carrie. Se trataba de un accesorio de patineta que daba a los patinadores la experiencia del surf. Fue el impulso de Street Tube y de su madre lo que llevó al joven a Shark Tank.

Durante unas vacaciones familiares, Kropfl y su familia se encontraron en el ascensor del hotel con un hombre que llevaba el emblema de Shark Tank en su camisa. Carson y su madre literalmente le dieron un picth de elevador sobre Street Tube. El hombre resultó ser Max Swedlow, productor ejecutivo de la serie. Intercambiaron datos y un par de años después, Swedlow contactó al pequeño para el programa.

“Si no hubiéramos aprovechado el momento y hubiéramos tenido el valor de iniciar una conversación con él, no sé si estaríamos aquí hoy”, dijo Carrie Kropfl.

Para Carson, ser un emprendedor joven tiene sus ventajas. “Creo que lo mejor es que obtienes ayuda y mentoría de muchas personas”, comentó el joven empresario que tiene como guías a Noah Reinhertz, líder de sostenibilidad de Nike, y Wing Lam, cofundador de Wahoo Fish Taco.

Además de aprovechar cada momento, Carson dice que el otro mejor consejo que ha recibido es: “Siempre seguir soñando y nunca rendirse”.

Lee la noticia en Entrepreneur.com.

Relacionadas

Comentarios