Blogs + OpiniónNegocios

Netflix y la televisión abierta en tiempos de los millennials

La generación Millennial ha cambiado la forma de mirar la televisión abierta y ha impulsado el negocio de las plataformas de internet, como Netflix.

15-08-2017, 6:40:36 AM
Los millennials cambian la forma de ver la televisión abierta y Netflix.
DepositPhotos. Los millennials cambian la forma de ver la televisión abierta y Netflix.

Fue en 2006 cuando un servidor en sus clases de Mercadotecnia, en la Universidad Católica de Valparaíso, escuchó de su profesor: “Les traigo la buena nueva, una primicia, por la que sé me tomarán por loco, pero la televisión morirá. De ahora en adelante veremos todo por internet y podremos elegir lo que queremos ver”. Perfectamente recuerdo que todos nos quedamos callados porque no entendíamos lo trataba de decir el profesor, eran tiempos en donde ni enterados estábamos que existía YouTube. No nos imaginábamos que 10 años después realmente la televisión abierta estuviera agonizando.

Efectivamente, como muchos otros han dicho, el uso de las plataformas streaming han hecho cambiar la estrategia de las televisoras tradicionales, Televisa y TV Azteca. Por ejemplo, Televisa presenta un crecimiento en sus ingresos del 2014 al 2016 del 20.18%, y en sus reportes anuales podemos encontrar los ingresos de la compañía por segmentos (contenidos, Sky, Cable y otros negocios).

Ahí podemos encontrar lo siguiente: que el segmento de contenidos, la cual ellos mismos en sus notas explican que se refiere a los ingresos obtenidos por publicidad, venta de canales, ventas de programas y licencias, han pasado de formar parte de las ventas consolidadas en esos mismos años del 42.8% al 36.9%, una disminución muy fuerte si mencionamos que la naturaleza de negocio de la tele es justamente la del contenido. Claramente podemos ver que efectivamente la compañía ha tenido que apostar a otros negocios y diversificar sus productos para mejorar sus ventas. No lo digo yo, lo dicen sus estados financieros.

En datos, el 98.3% de los hogares mexicanos cuentan con un televisor, y el 80.9% de esos ve los canales de televisión abierta todavía como medio de entretenimiento. En edad, las personas entre 30 y 44 años representan el 26%. Luego, de 19 a 29 años el 18%; de 4 a 12 años el 17%; de 55 años o más el 16; de 45 a 54 años el 12% y, por último, de 13 a 18 años el 11%. En los primeros dos segmentos empieza a radicar el problema porque empiezan a migrar hacia los servicios streaming.

Este mercado creció 39% en 2016, siendo ahora nuestro país el segundo consumidor más grande de Latinoamérica de acuerdo con el reporte de IHS Technology’s Media & Technology Digest, es decir, se registraron 6.7 millones de suscriptores a estas plataformas, ganándole la batalla también al contenido de Televisión de Paga o Cable.

El líder de estos servicios sigue siendo Netflix, pero últimamente le han estado aplicando un “Blockbuster”: varias de las productoras y distribuidoras originales se han separado, han quitado su contenido de Netflix para dar paso a sus propias aplicaciones y plataformas como Blim de Televisa, ahora la noticia de Disney en EEUU, Amazon, HBO, entre otras.

¿Pero entonces qué pasa con el cliente?, todo esto pone en jaque al consumidor, porque tiene que contratar para ver el producto que le gusta y quiere ver, y desembolsar ya algo significativo para contratar ya más de una de las plataformas. He aquí una gran área de oportunidad para la televisión tradicional, ganar de nueva cuenta a los que migraron al streaming pero con algo nuevo.

Yo sí visualizo el momento en que los canales con un formato diferente concentren todo el contenido de diferentes plataformas, creando un mix de contenido en vivo y otro on demand. Lo sé, suena loco, pero lo mismo decía el profesor chileno sobre el futuro de la tele.

Y a todo esto ¿Y la publicidad?, ¿qué va a pasar con ella? Pues realmente en muchos de estos servicios pagas una especie de “upgrade” para evitar los comerciales, como el caso de YouTube Red, y en realidad no visualizo a Netflix poniendo comerciales y a todas las demás. Este es el gran reto de las compañías y de las agencias en cuanto este tema si la dinámica del streaming sigue.

Un amigo, tomando como base un texto de David Parkinson, publicó en Facebook algo bastante interesante, y cito textualmente:

  • Si puedes pagar US$ 8 por Netflix , no tienes anuncios.
  • Si puedes pagar US$ 10 por YouTube, no tienes anuncios.
  • Si puedes pagar US$ 15 por HBO, no tienes anuncios.
  • Si puedes pagar US$ 4.99 por Spotify, no tienes anuncios.
  • Si puedes pagar US$ 8.99 por Twitch, no tienes anuncios.
  • Si tienes un iPhone, iPad o AppleTV no tienes anuncios.

The New York Times y The Wall Street Journal ya están explorando suscripciones digitales libres de publicidad. Si esta tendencia continúa, la industria de la publicidad va a tener un problema aún más grande. La gente no odia los anuncios, odia la mala experiencia.

Me despido preguntando, ¿dejará de existir en algunos años la televisión tradicional? Recuerda que la generación millennial en poco dominará la demografía mundial y con ello sus hábitos y gustos.

Netflix tiene la corona en México, pero la competencia amenaza al rey

Relacionadas

Comentarios