HistoriasNegocios

Mujeres al mando: empresas más rentables

Escuchar a los trabajadores y mejores relaciones interpersonales son características del estilo de dirección femenino.

03-05-2010, 4:02:18 PM
Mujeres al mando: empresas más rentables
Altonivel

Semanas atrás repasábamos el decálogo de una buena empresaria y también las diferencias entre hombres y mujeres al estar frente a una organización.

Hoy nos enfocaremos en los resultados que estos modus operandis consiguen para ellas y, por ende, para sus organizaciones.

Los estudios las avalan y la conclusión es simple: empresas dirigidas por mujeres obtienen mejores resultados económicos que aquellas dirigidas por hombres.

Así al menos lo indica una investigación realizada por profesores de la prestigiosa Escuela de Negocios de la Universidad de Columbia y de Maryland.

El estudio consistió en repasar los resultados de las mil 500 empresas más grandes de Estados Unidos y ver qué relación guardan esos resultados con la presencia o no de mujeres en sus equipos directivos.

La clave para el éxito radica, según los autores, en el estilo de dirección, específicamente en la capacidad que las féminas tienen para gestionar las relaciones interpersonales dentro de la empresa, así como para conseguir que la voz de los trabajadores sea escuchada.

La investigación
Para investigar la conexión entre el comportamiento de una empresa y la dirección femenina, los autores del estudio, David Gaddis Ross, de la Universidad de Columbia y Cristian Dezsö, de la Universidad de Maryland, examinaron los resultados (ventas anuales, crecimientos etcétera) de las empresas en cuestión por 10 años, entre 1996 y 2006.

En concreto, observaron la relación entre esas mediciones y el porcentaje de mujeres en posiciones de dirección senior (excluyendo el puesto de presidenta ejecutiva) y, por separado, estudiaron sólo aquellas corporaciones cuya presidencia ejecutiva estaba ocupada por una mujer.

Los resultados demostraron que un alto porcentaje de mujeres en posiciones directivas (en la mayor parte de los casos con una sola mujer) está relacionado positivamente con un mejor comportamiento de la empresa.

En tanto, cuando se trata de ellas en la posición de presidencia ejecutiva, esta asociación es neutra o negativa, lo que sugiere que las mujeres en puestos de dirección senior aportan valor a la empresa, pero que las cualidades femeninas se neutralizan cuando es la mujer quien ocupa la presidencia ejecutiva.

Empresas y estilos

Los expertos buscaron saber qué tipo de organizaciones se ven más o menos beneficiadas al tener participación femenina en su dirección. Así, concluyeron que las directivas son más efectivas en empresas que ponen un mayor énfasis en la investigación y el desarrollo.

Ross comenta que “el impacto positivo se encuentra en empresas involucradas en la innovación, donde la democracia y la participación es vista como algo importante” y agrega que “eso va en consonancia con el estilo de gestión femenina”.

Pero ¿de qué estilo hablamos cuando nos referimos a mujeres directivas? Bien, las mujeres tienden a dirigir de un modo más participativo, en contraste con las estructuras jerárquicas típicas de los directivos.

Otras investigaciones señalan que la inclusión de mujeres en puestos directivos proporciona diversidad de perspectivas, experiencias vitales y capacidad para resolver problemas. Todo ello contribuye al éxito económico de la empresa.

Cabe destacar que otros estudios han argumentado que el “estilo femenino” no es necesariamente bien recibido o visto a nivel de dirección ejecutiva, donde en muchas ocasiones se espera la autocracia.

Por eso, puede suceder que una mujer sea vista en ocasiones como poco agresiva para tomar el mando de una empresa.

Machismo empresarial
Otro problema que surge dentro del estilo de las mujeres es que ellos suelen ser juzgados con más benevolencia en puestos típicamente ocupados por hombres.

Así, los puestos de presidente ejecutivo están mayoritariamente ocupados por hombres, por lo que las directivas que acceden o quieren acceder a ese puesto parten ya con una desventaja. Estos factores dificultan su acceso y su porcentaje de participación en tales puestos.

Pero en general, los datos sugieren que las firmas que promocionan a las mujeres a puestos de dirección disfrutan de un comportamiento económico mejor debido a su capacidad para manejar las relaciones interpersonales y su tendencia a fomentar que la voz de los empleados sea escuchada.

“Eso es lo que las feministas han esgrimido durante años”, subraya David Gaddis Ross.

.www.altonivel.com.mx

Relacionadas

Comentarios