Estilo de Vida

Mitos sobre el envejecimiento

Muchos mitos e historias circulan en torno al envejecimiento. Hoy te contamos la verdad sobre esta etapa natural en la vida de cada persona.

05-06-2011, 5:00:00 PM

Se dicen muchas cosas sobre las personas de tercera edad y el envejecimiento; sin embargo la ciencia y la experiencia se han encargado de derribarlos.


El profesor Miguel Valdés Mier, jefe del Grupo Nacional de Geriatría y Gerontología del Ministerio de Salud Pública de Cuba, dio una charla donde habló sobre las falsas versiones que circulan entorno al envejecimiento y que hacen que muchas personas teman seguir cumpliendo años. Aquí te los contamos.
 
PRINCIPALES MITOS

• El suicidio. A veces el envejecimiento trae consigo amenazas de suicidio pero esto es mentira, sólo es para llamar la atención.

Según el especialista, los suicidas siempre dan señales a las que hay que estar atentos, como por ejemplo cambian su estilo de vida drásticamente.

• El envejecimiento provocará indudablemente que tengas arteriosclerosis. Otro mito, pues la mayoría de las personas que superan los 60 años se mantienen lúcidas y capaces de razonar perfectamente.

• Al envejecer dejas de tener relaciones sexuales. Falso, y más falso es pensar que los ancianos no sienten deseo de tener intimidad. Lo que cambia es la forma de expresar el deseo.

• El envejecimiento te hará fragil. Otra mentira. La gente de la tercera edad requiere más cuidado, pero aún así son perfectamente capaces de trabajar o realizar actividad física, lo que es muy bueno para su salud.

OTROS MITOS
• Envejecer es sinónimo de enfermedad. Falso. Según estudios sólo 5% de los ancianos termina en centros geriátricos debido a que presentan algún tipo de discapacidad.

• Para envejecer en óptimas condiciones se debe tener buenos genes. Falso. Un estudio realizado reveló que la disposición genética no tiene directa relación con el deterioro físico y sólo el 30% de las enfermedades se atribuyen a los genes.
 
• Cuando envejeces te conviertes en una carga para la sociedad. Otra gran mentira. Gran parte de las personas de la tercera edad realizan trabajo voluntario, y aunque éstos no se consideren productivos pues no reciben remuneración son trabajos tan importantes como los pagados.

• Envejecer te imposibilita para adaptarte a los cambios. Un mito más. Se dice que los ancianos son intransigentes, pero la verdad es que eso depende absolutamente del carácter de cada individuo. Hay quienes se adaptan con gran facilidad, pero otros nunca logran acostumbrarse.

Como vemos envejecer no es sinónimo de tragedia. Por el contrario, debe ser tomado como un paso más en la vida y como un símbolo de sabiduría. Evadirla no tiene sentido pues, al fin y al cabo, todos lo experimentaremos. La idea es, por supuesto, que sea de buena forma.