Estilo de Vida

Mitos sobre el acné

En Estilohoy.com terminamos con las más arraigadas creencias en torno a esta enfermedad, para que puedas de una vez por todas, tomar medidas adecuadas ante el molesto mal.

03-01-2010, 5:00:00 PM

Reventar los granos permite terminar con el acné
Falso y lo peor de todo muy perjudicial para un adecuado tratamiento. La creencia señala que si se revientan los granos, estos se notarán menos y se curarán más rápido. Por el contrario, esta práctica permite que los gérmenes penetren más profundamente en la piel.

Como consecuencia de lo anterior, aumenta el dolor, la piel se enrojece e incluso se puede ocasionar una complicada infección, la que puede dejar cicatrices que te acompañarán a lo largo de tu vida.


Comidas fritas o chocolate producen acné
Bajo ninguna circunstancia puedes atribuir al chocolate o a alguna fritura, la aparición repentina de granos. Los médicos determinaron hace bastante tiempo que los alimentos no inciden mayormente en el acné, aunque tampoco hay que abusar de la comida chatarra.

Considera además, que una dieta rica en frutas, verduras, cereales y productos lácteos bajos en grasa permiten una apariencia y un cuerpo más saludable.

El bronceado elimina el acné
Esta creencia, lamentablemente muy popular, es totalmente errada. La exposición al sol no ayuda en nada a los tratamientos anti acné. Es probable que al broncearte las manchas rojas y las huellas propias de la enfermedad, desaparezcan por un tiempo, pero una vez que el bronceado se va, los granos permanecen.

A ello hay que agregar que una exagerada exposición al sol, sin la adecuada protección, irritará, arrugará y resecará tu piel. Así que ojo con exagerar tu tiempo al sol.

No uses maquillaje 
Tan equivocada como las anteriores ideas que acabamos de señalar. Si te gustan los cosméticos y tienes acné, lo único que deberás hacer es fijarte que no sean comedogénicos, es decir, que no provoca puntos negros.

Algunos incluso incorporan sustancias anti acné, como el peróxido de benzoilo y el ácido salicílico, que suelen utilizarse contra esta enfermedad. Si tienes dudas consulta a un especialista.

El uso de medicamentos controla la aparición de más granos
Por el contrario no se trata de automedicarse y tomar remedios por tomar. Esta práctica puede derivar en un enrojecimiento e irritación de la piel.

En el caso de adquirir algún medicamento en la farmacia y estar tomando algo recomendado por tu médico, asegúrate de seguir las indicaciones al pie de la letra.


Lavarse la cara seguido termina con el acné
Es una buena idea, ya que permite retirar las células muertas y el exceso de grasa de la piel. Pero si se realiza de manera indiscriminada y sin precauciones puede secar o irritar tu piel, lo cual empeorará la enfermedad.

Lo que debes hacer es lavar suavemente tu cara, no más de dos veces al día con un limpiador o jabón suave.