OpiniónPolítica y Sociedad

México se lame sus heridas y espera que otros lo salven

El mundo está en problemas y México, en lugar de ser ejemplo como Trudeau y Canadá, se lame sus heridas y espera –una vez más- que otros lo salven de sí mismo.

17-03-2017, 6:45:37 AM
méxico
Foto arte.

Me pregunta una activista canadiense de derechos humanos refiriéndose a las agresiones de Trump.

No como debe, le respondo, el gobierno ha titubeado en su estrategia. No logra entender que debemos terminar la guerra contra las drogas. Eso nos mostraría a un México independiente que lucha por sus intereses y no los de la DEA o la CIA, pero no contamos con políticos valientes. Este año tendremos más violencia.

Deben educar a la población, me dice, eso es lo que nos ha funcionado en Canadá. (país que está regulando las drogas para reducir daños).

El año pasado todo parecía encaminado a la regulación de la marihuana y, de pronto, todo se frenó misteriosamente.

Los políticos siempre son cobardes, me contesta.

Aquí estamos enfrentando una actitud que me desespera mucho: la falta de autoestima del pueblo mexicano, nunca se siente capaz de tomar una decisión valiente e inteligente. Siempre hay excusas de no estamos preparados; actitudes temerosas y débiles; justificaciones, academicismos, miedos ocultos que nos impiden presionar a los políticos.

—¿Te molesta mucho?

Muchísimo, me encanta México y lo mexicano, pero esto es algo que me revuelve el estómago.

—¿Les gusta enfatizar su papel de víctimas?

Supongo que sí. La Sombra, el lado más oscuro de Estados Unidos está emergiendo, pero también sus lados positivos: su activismo, su pragmatismo, su resistencia ante los ataques contra la democracia. Si nosotros no logramos entender nuestra propia Sombra, de nada nos servirá este momento. Somos un pueblo que siempre cede su poder personal a otros.

—Pues ya tienen 70% que está a favor de la regulación, hay que insistir en educar al ciudadano en este tema. Necesitas aliados poderosos que lo entiendan.

De acuerdo, somos muy pocos y con muy pocos recursos los que estamos trabajando a favor de la regulación como estrategia de paz, pero parece que los únicos aliados en este momento son los muertos de México, cada día van a ser más si seguimos haciendo caso a los gringos. Pero como los muertos son pobres a nadie le importa.

—¡Pero la inseguridad le pega a todos!

Sí, pero no los muertos. Los ricos sólo se preocupan por el secuestro.

—¡Pero es un grave daño a la economía! ¡Ve Acapulco y muchas otras ciudades!

Por supuesto, pero la respuesta que piden es más guerra, más ejército en las calles; seguir atrapando capos y extraditándolos a Estados Unidos, y lo único que genera es más violencia por lo que todos sabemos, porque los carteles se subdividen y se multiplican.

—Necesitas aliados poderosos, me insiste, es necesario acabar con la guerra. Es tiempo de que México reaccione. Necesitas más recursos.

Me quedo en silencio, no sé que más decir. No tengo argumentos. En efecto, ésta es una lucha sin aliados poderosos que nos ayuden a educar a la población y a presionar a los políticos en la dirección correcta. El mundo está en problemas y México en lugar de ser ejemplo como Trudeau y Canadá, se lame sus heridas y espera –una vez más- que otros lo salven de sí mismo.

Relacionadas

Comentarios

También podría interesarte: