Historias

Mercedes S400, un híbrido de lujo

Conoce los detalles del primer modelo de este tipo que incorpora toda la tecnología de la casa alemana, en un auto distinguido y con carácter.

17-01-2010, 5:00:00 PM

El cuidado del mediambiente es hoy un tema de moda y en el que la industria automotriz no ha quedado ausente. Los grandes constructores han concentrado su trabajo del último tiempo en la fabricación de coches limpios y sustentables, sin perder el estilo y elegancia que los caracteriza.


Mercedes-Benz tampoco es ajena a esta realidad. La mítica casa alemana presentó el Mercedes S400, también conocido como “Mild Hybrid” o híbrido suave, lo cual en palabras simples significa que el motor de gasolina es apoyado en las aceleraciones con 15 kilowatios de una unidad eléctrica.


El mencionado motor es concretamente un 350, evolución del utilizado originalmente en el CLS 350, dotado de una inyección directa de segunda generación. A pesar de ser más potente respecto al actual S350, con 299 caballos de fuerza, su consumo es menor con 7,9 litros de combustible cada 100 km.


Con esto consigue una marca muy similar a los motores diesel, poniendo en evidencia una vez más la sofisticada y alta tecnología de los alemanes. Además, conserva el silencio y la ausencia de vibraciones, tan propia de los modelos a gasolina.


La empresa presume que su gran aporte con el S 400 será la batería de litio de automoción que será fabricada en serie. Esta tecnología, reconocida por su limpieza y respeto por el medio ambiente se incorporará a los Smart eléctricos cuando dejen de ser prototipos.


Lo mejor del auto es que mejora sus prestaciones en comparación con el S350. No es más veloz, pero si se comporta de mejor forma en subidas, gracias al ahorro de energía en las bajadas. También entrega una frenada suave, con el motor ejerciendo de freno eléctrico.


En este último aspecto hay que destacar el vanguardista sistema start-stop, que entrega una brillante y excelente detención en los semáforos y que asegura una salida muy veloz. Mercedes asegura que con este sistema se consigue una velocidad tres veces superior a la convencional.


En síntesis, un híbrido que mantiene la elegancia, comodidad y carácter de Mercedes-Benz y que a la vez permite ser responsable y cuidadoso con el medio ambiente.