ActualidadTecnología

Mercedes-Benz GLC: Talento y elegancia en cualquier terreno

Sin importar el destino, ciudad o carretera, la SUV de la automotriz alemana marca el camino con el confort, desempeño y seguridad distintivas de la estrella alemana.

28-09-2017, 5:02:13 PM

Lujo y versatilidad son dos cualidades que Mercedes-Benz ha cultivado en su historia, mientras que el desempeño es una característica inherente a la marca alemana. Estos tres elementos se conjugan en la nueva GLC, la SUV que conjuga funcionalidad y agilidad con un diseño moderno.

Ya sea en la ciudad o en terrenos agrestes, la GLC se mueve con versatilidad hacia cualquier destino con el lujo y el toque deportivo que los de Stuttgart imprimen a todos sus autos. Su motor L4 Turbo y una aceleración de 0 a 100 kilómetros en 6.5 segundos y hasta 4.9 segundos en su versión más potente despiertan el espíritu aventurero a quien tome el volante.

Su transmisión 9G-TRONIC hace de la experiencia un uso responsable de combustible, alcanzando un consumo combinado de hasta 13.68 kilómetros por litro, un registro bastante competitivo entre las SUV de su segmento.

El confort al interior de la GLC alcanza niveles tan altos de satisfacción que es comparable con pocos placeres en la vida. La comodidad y elegancia se llevan puestas como quien viste con un traje hecho a la medida. Cuenta con climatización automática THERMATIC, molduras negras de madera de fresno de poros abiertos, iluminación ambiental y ajuste eléctrico de asientos delanteros con función de memoria.

El motor por sí solo es una melodía que enamora, pero al interior puede escucharse una sinfonía completa con el sistema de sonido surround Burmester, que cuenta con 13 altavoces de alto rendimiento y elementos electrónicos y acústicos. La función surround genera una sonoridad envolvente en todo el habitáculo, que puede ser optimizado para las plazas delanteras o traseras.

El panel táctil permite manejar las funciones del sistema multimedia utilizando gestos de uno o dos dedos (multitáctil). Esta posibilidad de manejo complementa el sistema de mando fónico y el controlador, y está integrada en el apoyo para la mano de este último.

La estrella de tres puntas de Mercedes-Benz es el testimonio del dominio de esta marca en tierra, mar y aire. En el caso de la GLC, domina los elementos del confort, performance y seguridad. A bordo siempre se tendrá una visión periférica con una cámara de 360 grados, la cual se visualiza con un display multimedia de 21.3 cm que incluye el sistema COMAND Online.

El conductor siempre decidirá el ritmo al que quiere ir con el control de velocidad TEMPOMAT y la iluminación nunca será un problema con las luces LED High Performance, que proveen un amplio espectro de luz, con un color similar a las luces del sol y con un bajo consumo de energía.

No importa el lugar, el sistema PARKTRONIC de piloto automático siempre encontrará un hueco para estacionarse, haciendo las maniobras precisas, ni una más ni menos, para hacer del aparcamiento un juego de niños.

Relacionadas

Comentarios