Marketing

Tabacaleras, a la caza de las mujeres

Estas firmas tienen la oportunidad de elevar el número de consumidores a través de promociones dirigidas al público femenino. ¿Cómo? Entérate.

11-06-2010, 4:32:43 PM

Durante los últimos meses se ha generado un notorio aumento de aquellas estrategias dirigidas a disminuir el consumo de tabaco en la población, con tal de luchar contra los preocupantes niveles de muertes ocasionadas por este producto.

El tema no es menor ya que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de cinco millones de personas fallecen cada año por el consumo de tabaco. Y, a menos que se tomen medidas urgentes, la tendencia podría crecer hasta los ocho millones en 2030.

Por lo mismo y aprovechando la celebración del pasado Día Mundial Sin Tabaco, el organismo solicitó más acción contra la publicidad de tabaco dirigida a mujeres y adolescentes, sobre todo en los países con mayor desarrollo.

Sin embargo, lo que es solución para unos, se transforma en problema para otros. Este es el caso de la industria tabacalera que debe saltar estos obstáculos con el objetivo de mantener la rentabilidad del negocio.

Para ello, han aumentando sus esfuerzos y recursos publicitarios, especialmente en el grupo más consumista de la población: las mujeres. Según las marcas, se trata del grupo más vulnerable a las campañas y quienes más han aumentado su consumo durante los últimos años.

En México, por ejemplo, la última edición de la Encuesta Global de Tabaquismo en Adultos (GATS), indicó que existen casi tres millones de mujeres adultas que fuman, las que consumen en promedio unos 8.4 cigarrillos diarios. Además, son el target de mayor crecimiento en la última década.

Dicha tendencia viene de muchos años atrás. Según los expertos, fue durante la década de los ’20, cuando comenzaron las movilizaciones femeninas para lograr mayor igualdad social y cívica, lo que marcó el inicio de una sostenida expansión de la industria tabacalera.

Dicho fenómeno, se relacionó con tres elementos: la libertad femenina, la emancipación y el empoderamiento.

Desde entonces, nuevas marcas y una amplia variedad de imágenes que asocian los cigarrillos con estereotipos de glamour y mujeres independientes forman parte importante de la mercadotecnia tabacalera para reclutar mujeres.

Hoy, el escenario parece tener un nuevo repunte. Según el subsecretario de Salud, Mauricio Hernández, ahora las empresas cigarreras producen marcas destinadas a las jóvenes y a las mujeres con diseños exclusivamente femeninos.

Asimismo, cada vez hay una menor diferencia en los porcentajes en las mujeres y hombres adolescentes que se inician en el consumo de tabaco.

“Las adolescentes fuman por la publicidad atractiva de las compañías, por el fácil acceso a los productos del tabaco, el bajo costo con el que se puede conseguir una cajetilla o cualquier otro producto o por la presión de amigos y compañeros”, dijo al respecto, durante un evento realizado para conmemorar el Día Internacional contra el Consumo del Tabaco.

A poner ojo
Ante tal escenario, las autoridades recomendaron no dejarse llevar por las campañas tabacaleras y su publicidad, en especial las niñas y adolescentes, quienes están más expuestas a caer.

En este sentido, el subsecretario recordó que el tabaco daña a la mujer de manera diferente, porque se asocia con enfermedades reproductivas durante el embarazo y la salud de los hijos.

Asimismo, comentó que “no es cierto que el acto de fumar vaya asociado con la pérdida de peso o que las hage más atractivas. Por el contrario, acelera el envejecimiento”, y no serán más “populares o tendrán más amigos”, como ofrecen algunas campañas publicitarias.

A su parecer, las mujeres comienzan a fumar a los 13 años y lo hacen porque los cigarrillos se promocionan a través de imágenes seductoras, pero falsas, de vitalidad, de emancipación y de refinamiento.

En esta misma línea, Douglas Bettcher, director de libre iniciativa de tabaco de la OMS, dijo que “la industria del tabaco está gastando fuertemente en seductores avisos que se dirigen especialmente a las mujeres en los países de bajos y medianos ingresos”.

Y tal como Hernández, llamó a no creer en publicidades que intentan engañar a las mujeres para que crean que el uso de tabaco está asociado con la belleza y la liberación. Al perecer, todos los sectores concuerdan con esta postura.

.www.altonivel.com.mx