Marketing

El robo de un tupper godín que se convirtió en lección de marketing

Un tupper desapareció en unas oficinas en México, un tuit volvió viral la historia y la famosa marca Tupperware le dio un final feliz. Parecería una campaña publicitaria pero fue una reacción completamente orgánica.

09-03-2018, 7:57:37 AM
tupper

El 22 de enero, Fernanda Guzmán vivió un desafortunado capítulo que muchos oficinistas sufren a diario: perdió su “tupper”.

Bueno, en el caso de ella, más bien se lo robaron, porque alguien de su trabajo lo tomó del escurridor de la oficina (también una tragedia “godín” muy común) y, ante esto, Fernanda decidió pegar un letrero impreso en una hoja de papel que decía: “A quien tomó mi botella azul de Tupperware: por favor devuélvemelo o págamelo”.

Al siguiente día, la reacción de sus compañeros de oficina fue original, ya que empezaron a pegar otros letreros junto al primero con mensajes como “Vendo botella azul de Tupperware. Informes en el escurridor” o “Se traspasa tupper azul original. Papeles en regla, todo pagado”, así como otro escrito a mano que decía “¿Por qué tomaste mi tupper azul del escurridor?” seguido del famoso meme del director Guillermo del Toro diciendo “Porque soy mexicano”.

Al descubrir esto, otra persona que trabaja en la misma oficina pensó que era buena idea compartir estos mensajes, por lo que les tomó fotos y las publicó en su cuenta de Twitter @Jorjote.

https://twitter.com/jorjote/status/955929660688420864

Ese tuit se volvió viral en cuestión de horas y generó todo tipo de comentarios, opiniones y bromas. Aunque apenas fue compartido 2,000 veces desde la cuenta original, se convirtió en tema de conversación en esta red social y en Facebook durante las siguientes horas y hasta fue tema en otros medios, como periódicos y programas de radio y televisión.

“Fue muy inesperada la reacción, no soy influencer ni nada”, dice @Jorjote a Alto Nivel.

Dice que, como era de esperarse, el incidente y la reacción en redes sociales se convirtió en el tema más comentado de la oficina durante unos días.

“Si se hubiera planeado, no hubiera quedado tan bien”.

Reponer la pérdida

Pero el tema no se quedó solamente en la anécdota. Durante las siguientes horas, en las oficinas de México de Tupperware detectaron que estaban siendo muy mencionados como marca en Twitter, red social en la que tienen una presencia más bien discreta (alrededor de 3,000 followers en ese momento), ya que su mayor fuerza está en Facebook, donde cuentan con más de 1.5 millones de seguidores.

“Detectamos este tráfico y mandamos un mensaje para ver de qué se trataba y dónde trabajaba la persona que era mencionada en el tuit”, recuerda Victor Maldonado, director de Comunicaciones de Tupperware Brands México.

Así es como dieron con Fernanda Guzmán, redactora de 37 años recién cumplidos que fue a quien le robaron el tupper que, en realidad, es un modelo “Eco Twist”, muy popular en las oficinas, explica Victor Maldonado, ya que es una botella de plástico que es resistente y tiene una tapa que permite transportarla fácilmente.

Fernanda cuenta a Alto Nivel que cuando la contactaron de parte de Tupperware para enviarle un obsequio pensó que se trataría de la reposición del vaso que había perdido. “Pero la sorpresa fue mucho más grande, porque recibí un kit hermoso que incluía también otros muchos productos para líquidos y contenedores para comida, además de una notita en la que lamentan mi pérdida”, apunta.

La entrega del kit fue discreta, ya que sólo se la hicieron llegar a la recepción de su oficina mediante mensajería.

“Nadie de la marca estuvo ahí para ver mi reacción, ¡fueron mis compañeros los que documentaron este bellísimo momento (risas)!”, menciona Fernanda.

Momento orgánico

Víctor Maldonado asegura que el único objetivo de enviarle un regalo a Fernanda fue reponer su pérdida, algo que de inicio les pareció muy natural.

“Lo único que hicimos fue ver cómo podíamos apoyar a la situación, pero lo demás ocurrió de manera muy orgánica”, reitera.

El ejecutivo indica que nunca pretendieron aprovecharse de la situación para convertirla en algún tipo de publicidad.

“Esa tarde, un medio digital nos sugirió que aprovecháramos ese movimiento y ellos publicarían un anuncio que parecería orgánico, pero nos negamos porque nunca fue nuestra intención aprovecharlo mercadológicamente”, subraya Maldonado.

Reacciones buenas y (muy) malas

Fernanda dice que le sorprendió el alcance que puede tener un mensaje de este tipo y la respuesta inmediata y divertida, ya que ella lo que buscaba inicialmente era acabar con una injusticia.

“No concibo que en una oficina existan robos cometidos por los compañeros. Me parece muy injusto que alguien decida quitarte lo que te costó trabajo ganar”, apunta.

Dice que en su trabajo hubo reacciones como “Ay, ya, cómprate otro nuevo” o el típico “Yo te regalo otro”, hasta el “qué chingón”.

“En mi casa, mi mamá no quería que apareciera mi botella, y la verdad es que yo tampoco, porque no me hubiera atrevido a tomar agua en ella nuevamente”, menciona.

“También leí muchos de los comentarios de desconocidos en las notas publicadas en sitios como Sopitas, Milenio y demás, y la gente se mostraba empática también, se sintieron identificados con esa horrible sensación de haber sido víctimas del robo de su tupper favorito (risas)”.

Pero Fernanda dice que no todo fue positivo, empezando por algunas personas de su propia oficina, pero especialmente en las redes sociales.

“Leí, escuché y supe de quienes me llamaban ridícula, ‘Godínez malcogida’, exhibicionista y exagerada. Muchos pensaron que esto fue parte de una campaña publicitaria sembrada por los encargados de la comunicación de la marca, pero no fue así. Fue una queja real que se salió de control y tuvo un final muy feliz”, reitera.

Tupperware ya es un genérico

Maldonado opina que gran parte de la empatía que sintieron los usuarios de redes sociales con la pérdida de Fernanda fue porque Tupperware es una marca que ya es considerada como un genérico por muchas personas.

“Es una marca que todo mundo tiene en la mente y es algo que no muchos pueden presumir. Hablas de Tupperware e inmediatamente ubican nuestra marca”, asegura.

Tupperware es una marca que lleva más de 51 años en México y que es usada por diferentes generaciones, aunque ya no se den cuenta.

“Las nuevas generaciones identifican a Tupperware como el producto que tenían en casa sus madres y hasta sus abuelas, pero este producto en particular, el Eco Twist, es muy buscado por los jóvenes porque es muy práctico, ademas de que está ligado a campañas para reutilizar los pets y lo puedes usar durante muchísimos años y así ayudar al medio ambiente”, explica Maldonado.

…y el original no apareció

Fernanda dice que nunca apareció el tupper que inició todo esto, aunque parece que fue lo mejor para quien lo tomó, porque si lo hubiera sabido, revelaría su nombre de inmediato.

“No supe quién fue el cretino que se llevó mi botella y honestamente dudo que esté arrepentido, pero le agradezco porque Tupperware y el universo me compensaron”, apunta.

“Sigo sin saber el paradero de mi botella azul”, finaliza.

También podría interesarte:

Comentarios