Marketing

El sorprendente Urban Hacking

Es rupturista e impactante. Sin duda, una novedosa estrategia de marketing que no dejará a nadie indiferente, pero ¿de qué se trata?

30-03-2010, 8:01:02 AM

¿Se imagina ir caminando por la calle y ver a cinco personas recostadas tomando sol, en traje de baño y bronceándose como en la playa, en plena vía pública?
 
Esto y muchas otras genialidades pueden ser parte del Urban Hacking, una ingeniosa estrategia de marketing, que se lleva a cabo mediante una rutina o espectáculo, que se realiza con el objetivo de salir de la cotidianeidad y provocar una fuerte reacción en la personas.
 
Más específicamente, el Urban Hacking proviene del término “pirateo”, ya que se trata de una acción o puesta en escena que tiene como propósito ir “contra el sistema”, contra todo lo establecido.

Así, queda claro que se trata de una tendencia del marketing que sale de lo habitual, pero es mucho más que una simple actuación, se trata de irrumpir repentinamente en la mente de los espectadores y sacarlos de su realidad.
 
La idea es que los presentes lleguen a sus hogares a contar lo sucedido, que de cierta manera el Urban Hacking altere sus vidas y se sientan impresionados por ser parte de algo no convencional.
 
Es de esperar que los espectadores de un hecho así de extraño, queden perplejos y comiencen a preguntarse por qué ocurre esto.
 
Alternativa al marketing habitual
Hoy por hoy, las estrategias de marketing deben luchar contra ciudadanos cada vez menos impresionables, los que cada día son bombardeados por informaciones y publicidad variada.
 
No hay duda que se trata de un trabajo cada vez más difícil, lograr posicionar una marca y llamar la atención de los consumidores, los que buscan productos y servicios distintos y más originales.
 
Es por esto que las compañías de marketing se dieron cuenta de que la publicidad diaria ya no está teniendo los mismos efectos que al principio. Y por otra parte, los gastos que implica realizar una campaña son mucho mayores.
 
En este sentido, el beneficio que tiene el Urban Hacking, es que tiene un costo muy inferior respecto a los resultados que se consiguen.
 
Sobre todo, considerando que la mayoría de las ideas se reducen a una sola: mucha creatividad, la que es fundamental para sorprender a las personas.
 
Su origen
El Urban Hacking empezó a ser conocido en el año 2003, bajo el nombre de flash mobs. Estas palabras que se pueden entender como un destello en la multitud, apuntaban a una reunión de personas en un sitio específico, para ver una acción fuera de lo común.
 
Uno de los pioneros de ésta modalidad actualmente, es Charlie Todd, quien se hizo conocido por la performance en Estados Unidos, de unos gemelos exactamente iguales, quienes se subían al metro y se les podía ver con la misma vestimenta y posturas idénticas.
 
Producto de sus espectáculos creó el proyecto Improve Everywhere, donde reúne artistas para seguir con sus representaciones.
 
A tanto llegó el éxito de los flash mobs de Todd, que su grupo ni siquiera busca promocionar un producto; el dinero lo ganan mediante la publicidad de los videos que publican en Internet.
 
La conmoción que puede llegar a causar una rutina pública de este tipo, puede ser tan inmensa, que hasta los medios de comunicación se verán interesados en difundir su puesta en escena.
 
En México
Se habla que de que el Urban Hacking o flash mobs ya ha llegado a México, debido a que ya se han realizado algunas representaciones que buscan unirse a ésta nueva tendencia.
 
De hecho en el 2008, en el Aeropuerto Internacional de la ciudad de México, específicamente en una sala de registro, un grupo de personas permaneció quieto por un rato, interpretando un flash mob bastante llamativo.
 
El asombro de las personas que circulaban alrededor fue bastante grande, y todos se preguntaban las razones de esta inusitada situación.
 
Internet
Las nuevas tecnologías tienen un rol clave en el nacimiento del Urban Hacking.  De hecho se deduce que su nacimiento se basó en una publicación del 2002, del sociólogo Howard Rheingold, llamada “Smart Mobs: The Next Social Revolution”.
 
En su libro, el autor pronosticaba que las personas comenzarían a usar las nuevas tecnologías como Internet, para organizarse y reunirse en torno a propuestas distintas, como forma de compartir sus intereses.
 
Esa predicción se hizo realidad, porque en la actualidad los grupos de Facebook y Twitter convocan a la gente para llevar a cabo protestas y manifestaciones, además de reuniones en torno a temas específicos.
 
De esta forma, los seguidores de los flash mobs, denominados “mobbers”, comenzaron a organizarse y planear sus espectáculos, que hoy en día, se han materializado en varios países en todo el mundo.
 
Ya sea con fines artísticos o específicamente de marketing, no hay duda que el Urban Hacking llegó para quedarse. Y es que desconectarse unos minutos de la realidad, siempre resulta provechoso.