Marketing

Minicomponentes estéreo a cambio de plátanos

En 1986 la empresa se había quedado con muchos minicomponentes y necesitaba venderlos rápido a precios muy bajos para reabastecer sus anaqueles con nuevos modelos.

12-06-2012, 11:27:36 AM

Usar lenguaje popular puede hacer que una marca se vea más
fresca y atraiga a un consumidor más joven, sin embargo se corre el riesgo de
perder claridad en el mensaje. Eso fue lo que le pasó a la cadena minorista
Silo.

En 1986 la empresa se había quedado con muchos estéreos y
necesitaba venderlos rápido a precios muy bajos para reabastecer sus anaqueles
con nuevos modelos.  Para eso lanzaron
comerciales en los que se ofrecían los aparatos por 299 “bananas” (plátanos),
un viejo término popular para decir dólares.

¿Qué pasó? Los clientes llenaron la tienda con literalmente
299 bananas. Es decir, cada consumidor pagó cerca de 40 dólares para llenar los
pasillos de la tienda con plátanos, de acuerdo con datos de The Inquirer.

Lamentablemente la tienda no tuvo más remedio que aceptar
las frutas a cambio de los estéreos,  lo
que le costó cerca de diez mil dólares y cientos de plátanos de los que no se
pudieron deshacer luego de colmar los pedidos de los zoológicos locales.

Los comerciales no duraron ni siquiera 24 horas al aire. 

También podría interesarte:

Comentarios