Marketing

Cómo acercarte a los niños a través del Social Media

A pesar de las restricciones, existen varias estrategias que permiten llegar al público más pequeño.

27-12-2011, 7:54:40 AM

Silly Bandz es uno de los .productos para niños con mayor éxito mundial en los últimos años, lo que se ha reflejado también en las redes sociales. Por ejemplo, su sitio en Facebook cuenta con más de un millón 170 mil fans, transformándose incluso en un modelo a seguir para aquellos vendedores que desean utilizar las comunidades 2.0 en un negocio infantil. Además, todo eso se logró sin necesidad de utilizar herramientas publicitarias convencionales.

¿Cuál es su mayor problema? Que los niños no debieran estar en Facebook. Entre las varias reglas de la red social diseñada por .Mark Zuckerberg, está que la edad límite para ingresar es 13 años. 

Claramente los principales destinatarios de Silla Bandz no son .adolescentes ni adultos. Entonces ¿Cómo puede contar con tantos fans niños, si la edad permitida es tan alta?

Lo mismo cabe preguntarse en fanpages como Bob Esponja (SpongeBob), que cuenta con 29.6 millones de aficionados, aunque sus administradores insisten en decir que este personaje amarillo es transversal y abarca a todas las edades. Incluso, aseguran que un tercio de la audiencia de la serie son adultos.

De todos modos ello no responde a la enorme cantidad de fans ¿Qué sucede con los otros 20 millones de seguidores? Fácil, una reciente encuesta de Consumer Reports encontró que hay 7.5 millones de niños menores de 13 años en Facebook.

Las enormes filtraciones de menores demuestran que ningún esfuerzo de seguridad es implacable en las redes sociales. Los administradores han terminado por sucumbir ante la enorme, y cada vez más creciente, ola de niños que ingresan al sitio. “Tomamos todas las medidas necesarias para evitar que los niños se inscriban en nuestro servicio. Contamos con sistemas de verificación en el inicio de sesión que nos permiten identificar a las personas que pueden estar mintiendo sobre su edad. Incluso, animamos a los usuarios a informar sobre niños que puedan estar falsificando su edad”, indicó Facebook a través de un comunicado publicado en Mashable.com.

Lo que queda 100% claro es que, si los niños mienten sobre ellos, en términos técnicos es poco lo que se puede hacer al respecto. Pues entonces no queda más que aprovechar la oportunidad que esta filtración infantil significa a las marcas dirigidas a ese .segmento.

Cómo atraerlos

El primer paso ya está hecho. Ellos ya ingresaron. Ahora lo que queda es atraer su atención, pero no del mismo modo que se hace con los adultos.

Pablo Kurnit, fundador de KidShop, agencia de marketing y comunicaciones especializada en niños, entrega tres claves para campañas de Social Media, dirigidas a este target.

1. No puedes recopilar información online de los niños.

Como se mencionó, sitios como Facebook son duros al decir que los niños menores de 13 años no pueden crear perfiles, por lo tanto, se entiende que cualquier información que se extraiga de estos perfiles, por parte de las empresas, será igualmente ilegal.

El problema no es sólo de Facebook, ya que si lo haces  irías en contra de la “Children’s Online Privacy Protection Act” (http://business.ftc.gov/documents/bus45-how-comply-childrens-online-privacy-protection-rule) que entró en vigor el año 2000.

2. Influyentes

Este punto se basa en dos cosas: las .personas influyentes tienen más poder que cualquier otra cosa, y mientras más edad cumples, más tratas de pensar por ti mismo.

Al respecto, Kurnit dice que lo común es realizar las estrategias pensando en que su objetivo es un poco mayor al que realmente es. En otras palabras, si quieres realizar una campaña para niños que bordean los 9 años, hazlo para aquellos de entre 11 y 13.

“A los 9 años estás interesado en lo que interesa a los 12 años”, dice el experto.

3. Padres en Facebook

Existen varias redes sociales que se esfuerzan sobremanera por proteger a los niños de “amigos no deseados” y conversaciones no autorizadas, siendo más seguras que otras como Facebook. Algunos ejemplos son Webkinz, Club Penguin, Togetherville y ScuttlePad, entre otras.

Por otra parte, los .padres tienen la opción de desactivar otros anuncios de terceros.

Entonces tienes dos opciones, centras una publicidad que pueda ser aceptada por los padres, o directamente dirigidas a ellos –sin perder el foco de los niños-.

Otra opción es lo que realiza Brainchild, donde cada vez que alguien hace clic en uno de sus anuncios o le gusta alguno de sus productos, un artículo era publicado a todos sus amigos, creando un efecto viral de gran alcance. Lo importante es realizar publicidad, sin pasar a llevar la decisión de sus padres.

¿Qué campaña infantil en redes sociales recuerdas?

Comentarios