Estilo de Vida

Mariscos: la mejor fuente nutricional

Los mariscos son ricos en ácidos grasos que no se encuentra en ningún otro alimento. Aprende todo sobre las ventajas de consumirlos.

23-01-2011, 5:00:00 PM

El consumo de mariscos se da principalmente en los países americanos, asiáticos, y en menor medida en Europa. Los médicos recomiendan ampliamente su consumo debido a que sus ácidos grasos omega 3 minimizan el riesgo de padecer arterioesclerosis y tener el colesterol alto.


QUÉ SON LOS MARISCOS
Los mariscos son todos aquellos animales invertebrados comestibles de las familias de los crustáceos y moluscos, provenientes del mar. También se sue­len incluir en esta categoría algunas varie­dades de agua dulce, como el cangrejo de río.

La diferencia entre los crustáceos y los moluscos es que los primeros tienen el cuerpo provisto de un caparazón que protege su cuerpo, como la langosta o el cangrejo; y los segundos son animales de cuerpo blando con o sin
caparazón.


Entre los mariscos más comunes están los crustáceos (camarones, langostinos, cangrejos, etc.), moluscos (mejillones, almejas, calamar, berberechos, etc.) y otros animales marinos como el erizo de mar y el piure.


 


BENEFICIOS PARA LA SALUD
Los mariscos son famosos en el mundo por sus enormes beneficios a la salud, especialmente porque previenen las patologías cardiacas.


Su aporte nutricional consiste en proteínas, minerales, oligoelementos, vitaminas, sodio, calcio y yodo, elementos indispensables para mantenernos sanos.


Además aportan Omega 3, que son ácidos grasos poliinsaturados pertenecientes al grupo de las grasas y que son buenas para nuestro organismo, ya que previenen las enfermedades cardíacas y reducen la  presión arterial.


Para las mujeres embarazadas, madres lactantes y mujeres en edad fértil, el consumo de mariscos debe ser fundamental, ya que proporciona DHA, un ácido graso omega 3 específico que beneficia el desarrollo cerebral de los bebés.



GASTRONOMÍA CON MARISCOS
Los mariscos pueden comerse solos, acompañados de ensaladas, en cebiches, con arroz u otros alimentos.

Puedes incorporarlos en todas tus comidas ya que son fáciles de adquirir y su costo es bastante accesible. Pero es importante que te fijes en las condiciones higiénicas en las que se encuentran, de esta manera evitarás cualquier problema estomacal.


Algunos mariscos pueden consumirse crudos, pero no es recomendable si se desconoce su origen y modo de conservación. Lo mejor y más sabroso es comerlos cocidos, ya sea a la plancha, a la parrilla, saltados, fritos o a la cacerola.


Comer mariscos es más común en zonas costeras o de ríos especialmente en el continente americano, en donde países como México, Chile, Argentina, Perú y Cuba son famosos por su variedad de especies y de preparaciones, ya que son parte fundamental de la alimentación.


En la gastronomía de España y Portugal también son comunes. En España son parte de la clásica paella, mientras que en Portugal la sopa de mariscos es uno de los platos típicos.


En Japón también se consumen muchos mariscos, incluyendo pulpos, calamares, cangrejos, langostas y camarones. Sus platos más famosos son el Tempura (vegetales, mariscos y carne capeados y fritos), y el Kamameshi, que contiene arroz cubierto de verduras y mariscos.

Ya ti, ¿te gustan?, ¿cuáles son tus favoritos?