Estilo de Vida

Lyon, capital gourmet

Una elegante ciudad europea cuyos estandartes del buen gusto son los Bouchons.

26-04-2009, 5:00:00 PM

En la sede del buen gusto, la cocina lionesa se levanta como la reina. Fundamental desde hace siglos, es inseparable del arte de vivir lionés. En efecto, si existe un título indiscutido en lo que a Lyon se refiere es efectivamente el de Capital mundial de la gastronomía.


La deliciosa cocina lionesa debe su maestría a la riqueza y a la calidad de los productos de la región. Muy cerca, las ganaderías de Bresse y del Charolais, los animales de caza de la Dombes, los peces de los lagos de Saboya, las hortalizas y las frutas del valle del Ródano y del Forez, han proporcionado los productos para los platos y los sabrosos manjares.


Lyon es la cuna de algunos de los restauradores más famosos del planeta como Paul Bocuse o Eugénie Brazier y de buena parte de los platos más famosos de la cocina francesa, como los quenelles, el tablier de sapeur, el salchichón de Lyon, la ensalada Lyonnaise, la sopa de cebolla, los grattons o la andouillette. Esto le vale ser a menudo considerada también el origen de la Haute cuisine.


Guardianes celosos de esta fascinante tradición, una veintena de restaurantes por toda la ciudad, especialmente en el Vieux-Lyon, llevan el nombre de bouchon, sinónimo universal de la buena mesa.


Los bouchons son un tipo de restaurantes típicos de la ciudad francesa de Lyon. Su nombre viene de la antigua costumbre de poner una figura de paja con forma de boca (bouche enidioma francés) a la puerta de los establecimientos donde se servía vino.


Estos selectos restaurantes son el lugar ideal para degustar las especialidades gastronómicas que han hecho de Lyon la cuna de la cocina francesa. Así como los reputados vinos regionales Côtes du Rhône y Beaujolais.


Un “bouchon lyonnais” es un restaurante familiar, en el que no sólo se sirve un excelente vino, también la comida tradicional de Lyon.


En la bella Lyon encontrarás el restaurante Le Bouchon. Un lugar que, como suelen decir los pobladores de Lyon, es más que un restaurante y más que un bar, es… un bouchon. Y es que este Le Bouchon ha sido pensado y creado como un espacio de encuentro, tanto con la deliciosa comida francesa, como con los buenos amigos.
 
Es un salón amplio, con un encantador bar coronado en un techo abovedado de ladrillos, donde se puede tomar un café, una copa de vino o bien un aperitivo antes de disponerse a degustar un grandioso menú francés. En este espacio, un tanto informal, también se puede optar por las pintorescas mesas emplazadas en la banqueta, o en el patio interior, muy luminoso y cálido.