Uncategorized

Los riesgos para México ante un petróleo barato

El fallido acuerdo en Doha aumenta las tensiones entre Arabia Saudita e Irán que entrarán en una guerra de precios, donde todos terminarán afectados, incluyendo a México.

31-12-2017, 6:00:00 PM

Los precios del petróleo llegaron a caer hasta 6% al inicio de operaciones este lunes después de que una reunión de los principales exportadores en Qatar, Doha, culminase sin un acuerdo para congelar la producción, dejando la credibilidad del cártel productor de la OPEP hecha añicos y el mundo inundado de carburante no deseado.

De acuerdo a una análisis de Banco Base la falta de un acuerdo generó especulación en torno a que ahora Irán y Arabia Saudita podría incrementar la venta de petróleo, tratando cada país de ganar una participación de mercado y llevando probablemente a una guerra de precios, ofreciendo descuentos cada vez más marcados, en donde todos terminarán afectados.

Los analistas de Banco Base aseguran que las víctimas del petróleo barato serán:

1. Finanzas públicas de los países productores

Es muy probable que algunos países terminen con recortes en su calificación crediticia, situación que provocaría salida de capitales en esos países y nuevos episodios de volatilidad en el tipo de cambio.

El caso de México

En el caso de México hemos visto de Moody’s cambió ya la perspectiva de la calificación de estable a negativa lo que implica una llamada de atención a resolver el problema de raíz: Pemex, la empresa a la que el gobierno le otorgará un apoyo financiero de 73,500 mil millones de pesos.

El apoyo del Gobierno está condicionado a que Pemex reduzca su pasivo circulante, incluyendo sus obligaciones con proveedores y contratistas en la misma cantidad.

El apoyo por parte del Gobierno Federal vendría de dos fuentes. Primero una aportación al patrimonio de Pemex por 26.5 mil millones de pesos. Segundo, una facilidad por lo cual un pagaré provisional otorgado a Pemex por parte del Gobierno Federal del año pasado podría ser intercambiado por títulos del mismo Gobierno Federal equivalente a 47 mil millones de pesos.

La segunda aportación tendría que ser destinada al pago de pensiones y jubilaciones durante 2016, consecuencia de los esfuerzos por parte de Pemex de reducir su pasivo laboral.

También puedes leer: .Gobierno dará 73,500 millones de pesos para ayudar a Pemex

Una analisis de HR Rating muestra “este empuje generará un efecto de confianza en el mercado, lo cual pudiera reducir el costo de fondeo de Pemex procurando una mayor confianza del sector privado, lo que pudiera desarrollar mayores alianzas con otras empresas para los proyectos por venir”.

“No obstante lo anterior, se sigue considerando como un riesgo el precio de la mezcla del petróleo, factor que pudiera deteriorar más la situación financiera de la empresa” advierte HR Rating.

2. Poder adquisitivo de las familias

La lógica dice que con un petróleo barato incrementa el poder adquisitivo de las familias, sin embargo el efecto económico de un petróleo barato sobre las decisiones de consumo no se ha concretado.

Por ejemplo, durante los primeros tres meses del año se ha registrado una caída de las exportaciones automotrices de 4.6% en comparación al mismo periodo del año anterior debido a que existen otros factores que también influyen sobre las exportaciones automotrices, como la expectativa de alza en las tasas de interés y el debilitamiento económico de China.

3. Impago de bonos y créditos, igual a crisis

El efecto sobre los bonos es el de mayor riesgo ya que al alcanzar el petróleo niveles por arriba de 100 dólares por barril (DPB) se incrementó la emisión de bonos de empresas petroleras, así como la solicitud de créditos para realizar inversiones.

Al bajar el precio del petróleo la situación financiera de las empresas entra en estrés y propicia el impago de los bonos y créditos, que tiene potencial de llevar a la banca de EU a una nueva crisis. Se estima que en EU las empresas petroleras tienen un precio de equilibrio de 30 dpb por lo que precios del petróleo debajo de 30 dólares son sumamente riesgosos.