Estilo de Vida

Los mejores gangsters del cine

Estilohoy.com se sumerge en el submundo de la mafia, las traiciones y los misterios para contarte quiénes son los capos más rudos de la gran pantalla.

29-09-2010, 5:00:00 PM

Todos hemos visto alguna vez una película de gansters y nos hemos fascinado con la elegancia, seriedad y sobriedad de sus personajes. Es cierto que la violencia y la traición también tienen parte en las tramas, pero si así no fuera ¿serían cintas tan memorables como lo son?
 
Recordaremos a continuación a los mejores personajes de la historia en las cintas de este tipo. Atención:
 
Vito Corleone, El Padrino
Imposible no mencionar al más grande de los grandes en materia de “La Cosa Nostra”. Hablamos de Vito Corleone, papel magistralmente interpretado por Marlon Brando en “El Padrino” de Francis Ford Copola.
 
Un capo de la mafia siciliana radicada en Estados Unidos. Un hombre astuto y cruel, pero al mismo tiempo amante de su familia y de sus amigos.

Al Pacino, Caracortada
Al Pacino, otro actor de “El Padrino”, se luce en “Caracortada” con su rol de Tony Montana, un cubano frío y ambicioso, que intenta hacerse un sitio en la mafia de Miami.

Montana se enfrenta a los narcotraficantes más peligrosos que pudiéramos imaginar; sin embargo, nada imaginable con la personalidad final que adquirirá Montana: un despiadado que no duda al usar su metralleta.

Imperdible. Una cinta que verás más de una vez, te lo aseguramos.

Robert De Niro, Buenos Muchachos
Robert de Niro también actuó en “El Padrino”, interpretando a Vito Corleone cuando éste era joven; sin embargo, en aquel tiempo no era un actor muy prestigioso.

En la cinta “Buenos Muchachos” se luce con el rol del legendario gángster Jimmy Conway, papel que le dio el reconocimiento internacional.

Compartió roles con Ray Liotta y Joe Pesci en una película que la crítica consideró sensacional.

Johnny Depp, Enemigo Público
Johnny Depp puede jactarse de haber interpretado un sinfín de papeles, entre ellos un gran gángster: John Dillinger.

Dillinger fue uno de los ladrones más carismáticos de los años 30  y durante la Gran Depresión robaba bancos y conseguía el apoyo del pueblo americano para golpear a los “malos”.

Una excelente película dirigida por Michael Mann.
  
Ving Rhames,  Pulp Fiction
Tarantino también se aventuró en el mundo de los gangster y lo hizo muy bien.
Creó a Marsellus Wallace, interpretado por Ving Rhames, un temido gángster que controla todos los negocios sucios de la ciudad de Los Angeles y cuya fama perturba a más de uno.

El calvo gangster cuidaba un maletín cuyo contenido ha dado para diversas especulaciones. La más conocida es que había vendido su alma al diablo y que en la maleta estaba justamente eso: ¡su alma!

Robert de Niro, Casino
Otra vez Robert de Niro, esta vez en Casino. La trama ocurre en la ciudad de la diversión: Las Vegas.

Interpreta a Sam “Ace” Rothstein, un gángster serio y calculador que se traslada a esa ciudad enviado por su jefe para dirigir uno de los casinos con más renombre.

Todo va bien, hasta que Ace se enamora…Si no la has visto, hazlo ya para saber el final de una fenomenal cinta de Martin Scorsese.

Jack Nicholson, Los infiltrados
Martin Scorsese vuelve a la carga con guiones de gangster y nuevamente triunfa.

En 2006 estrena Los Infiltrados, una cinta en donde gángsters y policías se infiltran cada uno en el cuerpo del otro, dando paso a un baño de sangre y muchas mentiras.

Brilla con luz propia Jack Nicholson con su rol de Frank Costello, el poderoso jefe de la mafia de este filme. Un hombre despiadado, sin culpas y reparos al momento de atacar.

Denzel Washington, American Gángster
Cinta dirigida por Ridlley Scott, donde Denzel Washington da vida a Frank Lucas, el silencioso chofer de uno de los más carismáticos jefes mafiosos negros de Harlem.

El chofer ve su oportunidad de construir su propio imperio y hacer realidad su versión del sueño americano cuando el jefe muere. Gracias a su ingenio y a una estricta ética de los negocios, se hace con el control del tráfico de drogas en el corazón de la ciudad, inundando las calles con un producto de mayor calidad a mejor precio. ¿Qué tal?