Estilo de Vida

Los autos de 5 multimillonarios

Entérate cuáles son las firmas automotrices a las que son fieles los hombres más ricos del mundo, según la revista Forbes.

06-03-2011, 5:00:00 PM

Los hombres más ricos del mundo pueden darse todo tipo de gustos y uno de ellos suelen ser autos de lujo, que por lo general sólo utilizan para pasear un rato o para venerarlos en sus garages.


La revista Forbes realizó un ranking de los hombres más ricos del mundo que, si bien pueden acceder a cualquier modelo de auto, son fieles a una marca y eligen uno en particular.


 


El primer lugar de la lista en los hombres más ricos del mundo es el empresario mexicano Carlos Slim, dueño de la empresa de telefonía celular. Su fortuna supera los 60.000 millones de dólares y su auto favorito es un Cadillac 41, el mismo que tenía su padre y con el que aprendió a manejar.



 


 


 



El segundo lugar de los hombres más ricos del mundo es para Bill Gates, creador de Microsoft, que amasa una fortuna de 53.000 millones de dólares. Apasionado de los Porsche, su auto de lujo preferido es un 959 Coupé, de los que sólo hay 959 unidades que se produjeron en 1988. Este auto de lujo no tiene valor de mercado y no puede circular en Estados Unidos porque no cumple con las normas de emisión de contaminantes, por lo que descansa cómodamente en un garage.



 


 


 


El tercer lugar de los hombres más ricos del mundo es para Warren Buffett, con una fortuna de unos 47.000 millones de dólares y su auto preferido de lujo es el Lincoln Town Car Signature Series 2001, considerado un crucero de lujo con mucho espacio interior.



 


 


 


El auto señalado como de mayor lujo, un Maybach de 57, es el elegido por el empresario Indú Mukesh Amabani, el cuarto en la lista de los hombres más ricos del mundo. Él mismo es presidente y principal accionista de la mayor empresa india del sector privado y de la compañía Fortune 500. Ambani maneja una fortuna de alrededor de 43.000 millones de dólares.



 


 


 


En el último lugar de este top 5 está el dueño de Oracle, Larry Ellison, que guarda en su garage un auto de lujo, un Bentley Continental Flying Spur sedán de cuatro puertas.