Estilo de Vida

Los 5 templos más exóticos de Vietnam

¿Planeas visitar estas tierras? Por su importancia histórica y cultural, existen algunos lugares que son destinos obligatorios para conocer. Agéndalos.

14-09-2010, 5:00:00 PM

El turismo en Vietnam es un importante componente de la economía de dicho país y una gran fuente de ingresos. Por tal motivo, las autoridades han difundido las bondades del país para atraer más visitantes.


Con un extenso archipiélago de aproximadamente dos mil 800 islas, y clima tropical a lo largo del año, tanto naturaleza como cultura son sus principales componentes. En ese ámbito, destaca un interesante recorrido por sus múltiples templos, que son un reflejo de la historia del país.


A continuación, conoce algunos de los templos más atractivos para visitar:


Templo Van Mieu




También llamado Templo de la Literatura, es una de las principales atracciones de Hanoi y probablemente el templo más emblemático de todo el país. Se trata de un lugar muy antiguo y venerado. Entre sus muros se ha salvaguardado la cultura y la sabiduría durante un milenio.

De hecho, desde su creación se utilizó como universidad, donde se formaban a los mandarines y a las élites encargadas de dirigir el destino de Vietnam. Fue la primera universidad del país.


El Templo de la Literatura de Hanoi se ha hecho célebre por la cantidad de sabios que han estudiado en sus aulas. Es un vestigio del Vietnam imperial, un Vietnam muy influido por China y que nada tiene que ver con el Vietnam comunista de Ho Chi Minh.


 


Templo Dinh Tien Hoang




Se construyó a finales del siglo X en honor del emperador de la dinastía Dinh y se encuentra en Hoa Lu en la provincia de Ninh Binh a unos 110 Km de Hanoi.


El templo fue restaurado por el año 1696, siendo su cara norte la que conserva su arquitectura original. Para acceder a él, hay que entrar por dos arcos “triunfales”, hasta llegar al patio, donde se encuentra la escultura del dragón del siglo XVII, tallada en una piedra de una sola pieza.


Durante la fiesta del Dragón, los vietnamitas suelen visitar el templo para depositar todo tipos de ofrendas, como comida, flores, incienso, entre otras cosas.


 


Templo Le Dai Hanh




Dedicado al Rey Le Dai Hanh, que gobernó por el siglo X. El templo está al lado del de Dinh Tien Hoang, zona donde todos los años se celebra una fiesta en honor a este Rey, que se llama el festival Dinh Tien Hoang, algo así como “el festival del Rey arando”.


Esta tradición surgió del hecho de que un día el rey se puso a arar en un campo, para incentivar a los agricultores a trabajar con diligencia. Hoy se sigue celebrando este hecho, con representaciones en la montaña de Doi.


 


Templo Thien Mu





Es una escuela del budismo que aún sigue activa, por lo que es muy común ver la actividad de los monjes durante el recorrido por el lugar. Los futuros monjes son admitidos a los cinco años de edad y se identifican por el mechón de pelo que cae sobre su frente, mechón que se cortarán si cuando llevan 3 años en la escuela, si deciden quedarse.


En los jardines hay una colección de bonsáis con más de 200 años de antigüedad. Este templo también es conocido, porque en una sala, se conserva el auto “Austin” en el que viajó a Saigón el monje Thich Quang Duc, el bonzo (monje budista vietnamita) que en el año 1963 se prendió fuego para protestar contra el régimen del presidente Diem. Murió sin moverse del sitio.


 


Templo de Quan Thanh




Otra de las visitas obligadas en la ciudad de Hanoi. Este templo se construyó para venerar la memoria del general Huyen Thien Tran Vu, un acérrimo defensor del norte del país, por lo que también se conoce como templo de Tran Vu.


El templo tiene una bonita fachada con tres puertas de piedra y un campanario en la parte superior. Al frente de la entrada nos encontramos con cuatro grandes pilares adornados con relieves del ave fénix, tigres y otros animales significativos de la cultura vietnamita.


Este sitio es muy significativo para los lugareños ya que suelen venir al templo para pedir suerte y felicidad frotando un pie de bronce que se encuentra en una de sus salas.


Un dato extra
Un lugar que tampoco se debe dejar de visitar está en la zona norte del país. Es un santuario budista ubicado en el monte del perfume (Huong Tich), a 70 km al suroeste de Hanoi y es una de las “mecas” budistas para los vietnamitas.