Opinión

Lo que AMLO, Anaya y Meade deben aprender de Trump

Estas son algunas de las acciones que han caracterizado la relación de Donald Trump con los medios de comunicación y que, esperamos, no imitará ningún candidato mexicano de cara a las próximas elecciones.

10-01-2018, 1:19:32 PM
Trump

La campaña presidencial de Donald Trump estuvo marcada por su singular relación con los medios de comunicación, caracterizada por su descalificación tanto a empresas editoriales, como trabajadores de la información. Sin embargo, a pesar de su tensa relación con los medios, obtuvo el triunfo y continúa en el poder.

Durante el periodo electoral en Estados Unidos obtuvo una inmensa cobertura, pese a que el entonces candidato republicano llegó a negar acreditaciones de prensa a quienes consideraba no gratos en sus actos. De acuerdo con un análisis de Mediaquant en The New York Times, la cobertura gratuita que recibió de toda la prensa durante su campaña fue la mayor, equivalente a 1,900 millones de dólares, más del doble de la de Hillary Clinton.

El actual presidente de Estados Unidos continúa utilizando la misma estrategia ante los escándalos en los que se ha visto envuelto su gobierno, mismos que le han merecido niveles históricos de popularidad que en noviembre de 2017 alcanzó el récord más bajo al posicionarse en 41%, de acuerdo con un sondeo realizado por Harvard-Harris y hasta un porcentaje de 36% de acuerdo con la empresa Gallup.

Estas son algunas de las acciones y medidas que han caracterizado la relación del actual presidente con los medios de comunicación y que esperamos haya generado un aprendizaje para que ni Andrés Manuel López Obrador, ni Ricardo Anaya, ni José Antonio Meade, ni ningún aspirante mexicano repita de cara a las próximas elecciones.

1. Responder ante supuestas acusaciones con más mentiras. El presidente estadounidense ha acusado sinnúmero de veces a los medios de no decir la verdad o de acusarlo falsamente. Sin embargo, él mismo ha usado en diversas ocasiones su cuenta personal de Twitter para realizar declaraciones infundadas y de botepronto, dedicando espacios en sus canales de comunicación a escribir sobre sus oponentes.

2. Que hablen de ti, aunque lo hagan para hablar mal. Parece ser una de las máximas del actual mandatario, por lo que lo que continúa utilizando la misma estrategia mediante una serie de declaraciones controversiales que le han otorgado espacios mediáticos en todo tipo de canales. Sin embargo, su reputación no es precisamente la más positiva, ni su popularidad la mejor. Un panorama que es poco alentador en el caso de una posible reelección con miras en 2020.

3. Dejar el lado político, para pasar al lado provocador. Esta característica es muy parecida a lo mencionado anteriormente, pues en un intento por llamar la atención, se deja de lado la propuesta para enfocarse en la polémica y la provocación. De ahí que ese ha sido uno de los calificativos más usados por diversos analistas para referirse al actual presidente estadounidense, quien lo mismo ha usado este estilo en las Naciones Unidas, como en entrevistas uno a uno.

4. Combatir y descalificar el periodismo de investigación. Una de las funciones históricas de los medios de comunicación en las democracias ha sido su papel de contrapeso del poder. Sin embargo, Donald Trump durante su campaña y más aún ya como presidente, ha desmeritado todo tipo de trabajo periodístico y de investigación, al grado de aparecer como todo un totalitarista, pues además de poner en entredicho la libertad de expresión, atenta contra el derecho ciudadano a estar informados.

5. Despreocuparse de la buena reputación. Durante toda su comunicación, el presidente Trump parece estar enfocado en abonar puntos negativos a su reputación, dejando de lado lo importante que es ésta para su propia imagen, misma que ya se ha visto reflejada en su popularidad actual, de acuerdo con las encuestas.

Recientemente el presidente estadounidense anunció que otorgará un premio al medio de comunicación “más corrupto y dehonesto”, lo que reitera su discurso provocador y de descalificación hacia los medios. Con esta propuesta en la que llama a votar por tres categorías: “falsa”, “más falsa” y “la más falsa”, una vez logró cobertura informativa como lo ha hecho cada vez que hace una declaración de este tipo.

La autora es Directora General y fundadora de Comunicación Spread. Publirrelacionista y experta en manejo de crisis.