revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Negocios

¿Por qué la vivienda es un negocio que crece en México?

Las principales ciudades del país continuará el dinamismo inmobiliario, no solo en vivienda, sino en el sector comercial, con más oficinas, centros de distribución y logística.

21-02-2019, 5:19:57 AM

En materia inmobiliaria, México es un mosaico de muchas realidades. Así lo define Carlos Pantoja, socio líder de la industria de Real Estate en la firma de servicios profesionales Deloitte. Con más de 25 años de experiencia, Carlos reconoce un sector que está creciendo a un ritmo de 8% en El Bajío, Cancún y Mérida, mientras que regiones como Tabasco y Campeche están muy rezagadas.

En las principales ciudades del país –CDMX, Guadalajara y Monterrey– también continúa el dinamismo, no solo en materia de vivienda, sino en el sector comercial, con más oficinas y centros de distribución y logística que abastecen las ciudades.

De acuerdo con el especialista, las zonas de mayor demanda y plusvalía siguen siendo CDMX, Monterrey y Guadalajara, pero Aguascalientes, Mérida, Cancún y Los Cabos están teniendo crecimientos extraordinarios, incluso de doble dígito.

“En CDMX hemos visto construcciones muy importantes de centros comerciales, corredores de oficinas y vivienda para el sector residencial medio, medio alto y alto, con una concentración considerable cerca de los centros de trabajo. También hay un resurgimiento de colonias que hace algún tiempo estuvieron abandonadas (como la Roma) y esto seguirá pasando, debido al rediseño de la propia ciudad y a las nuevas políticas que van anunciarse próximamente”, explica el especialista.

La iniciativa del gobierno federal de descentralizar dependencias podría dejar vacantes decenas de edificios en la capital del país, y esto ha generado cierta incertidumbre. Por esta razón, algunos de los principales desarrolladores están actuando con cautela en la Ciudad de México y han dejado algunos proyectos en el tintero. Sin embargo, Pantoja asegura que en cuanto se anuncie la nueva política de vivienda muchos de esos proyectos se reactivarán.

Lee: ¿Cómo ha cambiado la vivienda en Tlatelolco?

La descentralización -apunta Pantoja- no debe causar pánico. Si el plan se concreta, veremos un flujo relativamente pequeño o gradual, así que se podrán hacer los ajustes necesarios para atender la demanda de las localidades donde se instalen las dependencias. La absorción de los espacios que dejen de utilizarse debe tomarse en cuenta, pero no hay razón para ocasionar pánico y de ninguna manera veremos un desplome de precios. Esos espacios podrán absorberse en el mediano plazo y así se mantendrá un equilibrio”.

Por el momento, los desarrolladores analizan el balance general, en lugar del estado de resultados. Están cuidando la calidad de los proyectos, la liquidez y el cumplimiento de las regulaciones, sobre todo a raíz de los sismos de 2017. Están esperando reglas claras para continuar con sus proyectos.

Lee: 12 cosas de la costosa realidad de la vivienda en CDMX

comprar una casa

¿Comprar o rentar?

Pantoja considera que es buen momento para comprar vivienda media y residencial, siempre y cuando se tenga la cautela de revisar la calidad del inmueble, las áreas de influencia económica y la afluencia de personas que compren en ese lugar. “Si se consideran esos factores, comprar vivienda será un buen negocio”.

En materia de oficinas, cada caso es diferente. Rentar no te exige desembolsar una cantidad importante de inicio, así que la empresa puede dedicar ese dinero al negocio. Además, no genera problemas patrimoniales cuando existen sociedades de accionistas. Sin embargo, las empresas deben tomar esta decisión en función de su giro, de sus necesidades y de la proyección que tengan.

“Rentar y comprar siempre es un buen negocio; y comprar también es bueno porque el real estate es el sector financiero no líquido más importante del país. Es una inversión patrimonial que genera plusvalía y rendimientos desde hace décadas”.

En cuanto al porcentaje de ingresos que debe destinarse a oficinas, Pantoja dice que no hay una receta, y que también debe analizarse cada caso. Hay empresas que dan mucho valor al espacio, como aquellos que instalan show rooms para ventas potenciales, o las que buscan posicionar su marca a través de una gran imagen corporativa.

Otras empresas, por el contrario, están reduciendo sus espacios, como las que se dedican al sector tecnológico o aquellas que contratan millennials para que trabajen en casa remotamente.

“Es un tema de tendencias y de sectores y depende del modelo de negocio”, reconoce el experto.

Lee: ¿Comprar o rentar vivienda en la CDMX?

Tendencias de los millennials en el sector inmobiliario.

DepositPhotos.

Las preocupaciones de los empresarios

Sí, la demanda de inmuebles continuará, pero hay muchas cosas que les preocupan a los empresarios de este sector. La primera es que existan reglas claras. Esto significa que las licencias y los trámites están libres de actos de corrupción y se den de forma ordenada y menos burocrática. La mayoría de los empresarios quieren políticas claras.

La segunda preocupación es el acceso al financiamiento. “Se prevé que habrá nuevas regulaciones y modificaciones, para integrar más al sector financiero y bancarizar el país. Eso ayudará a que las tasas sean competitivas. La inflación de insumos relativos a la construcción también es relevante”, señala el especialista.

Un asunto importante es diferenciar muy bien los nichos de la vivienda en los cuales se participará. Las vivienderas que puedan atacar nichos de mercado con buenos productos a precios competitivos y en los lugares adecuados seguirán floreciendo, sobre todo en ciudades medias y en aquellas con crecimiento económico potencial.

El posible resurgimiento de industrias como la petrolera, en Tabasco y Campeche, también podría provocar un crecimiento importante del sector.

Pantoja cree que la vivienda seguirá siendo negocio en el país, sobre todo en la CDMX. En cuanto al sector comercial, el ejecutivo observa una desaceleración en la construcción de centros comerciales. “Estos proyectos tendrán que absorberse en los próximos tres o cuatro años y ya no se construirán más. El nicho de oficinas está completamente asociado con la economía de México y el desarrollo de distintas industrias”, finaliza Carlos Pantoja.

Lee: Este es el mejor momento para comprar vivienda en la CDMX