Así fue como Stephen Hawking predijo que será el fin del mundo