Mundiales

Mbappé: El fan de Ronaldo que ahora es ídolo mundial

Mbappé es el jugador francés más joven en anotar en un Mundial y en la liga francesa. Es también el jugador menor de 20 años más goleador en la historia de la Champions League.

01-07-2018, 4:02:14 PM

Cuando la selección de futbol de Francia se coronó campeona del mundo en 1998, Kylian Mbappé aún no había nacido, su madre tenía tres meses de embarazo. Hoy, a 20 años de distancia, este joven hace soñar a toda una nación con un nuevo título en Rusia 2018.

Mbappé lleva el deporte en las venas. Es hijo de Faiza Lamari y Wilfried Mbappé. Ella es ciudadana francesa de origen argelino y ex jugadora profesional de balonmano. Su padre, camerunés, era entrenador de futbol de ligas menores.

Kylian nació en los suburbios de París y desde muy corta edad comenzó en el futbol, de la mano de su padre. Rápidamente llamó la atención de los principales clubes Francia por sus cualidades ofensivas: velocidad, remate, potencia, definición y control de balón.

El ascenso de Mbappé ha sido maratónico: es el jugador francés más joven en anotar en un mundial y en la liga francesa. Es también el jugador menor de 20 años más goleador en la historia de la Champions League.

Con solo 19 años ha sido campeón de liga en el Monaco y el Paris Saint Germain y, de acuerdo con el sitio especializado en transferencias de mercado Transfer Markt (www.transfermarkt.es), es el sexto jugador más caro del mundo, aunque al terminar el mundial, con toda seguridad subirá más de un escalón.

Cuando era niño su máximo ídolo era Cristiano Ronaldo, a quien conoció en España cuando el Real Madrid buscó ficharlo con solo 14 años, pero rechazó la oferta porque quería seguir viviendo en su país.

Más tarde, ya convertido en un jugador de élite, dejó atrás la admiración infantil por el portugués. Así lo explicaba él mismo en entrevista con el diario Marca.

“Es un ídolo de mi infancia y fue bonito conocerle cuando visité Valdebebas, pero yo soy un competidor, y una persona competitiva lo que quiere es ganar, ganar y ganar”

Debutó en el Mónaco en el dos de diciembre de 2015, con 16 años, y en poco tiempo se ganó un lugar en el 11 inicial y el cariño de la afición. La siguiente temporada fue fundamental para conseguir el primer título del Principado en 17 años. En la temporada 2016-2017 anotó 26 goles y, como era de esperarse, comenzó la batalla entre los grandes clubes para ficharlo.

De acuerdo con diversas versiones de prensa, el Real Madrid ofreció por él hasta 180 millones de dólares; sin embargo, el joven rechazó la oferta y eligió fichar por el Paris Saint Germain.

“El PSG es el equipo de mi ciudad, es como si un niño madrileño del Madrid tiene la oportunidad de jugar en su equipo y se va a otra parte, a otro país. No, no, yo quería jugar en el PSG” recordó más tarde el parisino.

En un reportaje publicado en marzo de 2017, el periodista del diario español El País, Diego Torres, definía al joven francés en los siguientes términos: “Mbappé es un maravilloso híbrido. Reúne cosas buenas de tipologías que normalmente se contraponen por razones sociales, étnicas y físicas. Es la perla en el cofre más rico en talento del fútbol europeo”.

En ese mismo artículo François Blaquart, director nacional de la Federación Francesa de Fútbol, quien durante años fue responsable de la cantera de Les Bleus, destacaba las virtudes de Mbappé dentro y fuera de la chancha:

“Está muy bien encuadrado por su familia. Tiene una calidad moral ejemplar: esto es importante porque su cabeza está en el fútbol. Es muy inteligente en el campo. Es altruista. No es individualista. Técnicamente es completo y muy rápido”.

Kylian Mbappé es, hoy por hoy, una estrella en ascenso en el balompié mundial, pero su consagración podría llegar mucho antes de lo que todos pensábamos. Tan pronto como el 15 de julio. Ese día se juega la final de Rusia 2018.

También podría interesarte:

Comentarios