Mexicanos

El joven zapoteco que vendía dulces y será doctor en Ciencias del MIT

El joven zapoteco Ricardo Pablo Pedro vendía dulces en su natal Oaxaca para mantener sus estudios; gracias a su esfuerzo logró ingresar a la UNAM, de donde saltó al Instituto Tecnológico de Massachusetts, una de las universidades con mayor prestigio en el mundo.

02-03-2018, 5:10:40 PM
joven zapoteco ricardo pablo

El joven zapoteco Ricardo Pablo Pedro, egresado de la UNAM y Premio Nacional de la Juventud 2017, pidió a los jóvenes no rendirse, alcanzar sus metas y acercarse a cualquier campo que aporte conocimiento, en especial si se trata de la ciencia.

Con un destacado sentido del humor, el joven que se encuentra por concluir su doctorado en Ciencias en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) regresó a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) para hablar con los estudiantes de su Facultad de Química.

Entre anécdotas y risas, el único mexicano de origen indígena en el MIT relató desde que dormía en hamacas en su natal Tuxtepec, Oaxaca, hasta ser uno de los estudiantes más destacados que radica en Boston, Estados Unidos.

Con especial énfasis en la etapa de su carrera en la UNAM, recordó que fue gracias al apoyo de su madre, amigos y profesores que recorrió con éxito la carrera de Química, a pesar de las carencias económicas.

“Yo vendí dulces aquí, todos mis amigos lo saben, para poder mantenerme, había momentos en que no tenía para comer y me daba pena decirlo, aunque a veces me ayudaban y comíamos la torta de tamal con un vaso de agua; cómprenla y verán que no tienen hambre en todo el día”, dijo seguido de risas.

Con auditorio lleno en Ciudad Universitaria, expresó que en su meta siempre estuvo en el Instituto Tecnológico de Massachusetts, por lo que estudió de manera constante para acreditar el examen y para hablar el idioma inglés, situación que hoy lo mantiene como un ejemplo para jóvenes mexicanos.

“Hay días que yo me levanto y no me la creo, siento que vivo en un sueño, no sé porque estoy aquí, siento que no merezco estar ahí, sé que inspiro a jóvenes, pero no me la creo”, admitió.

El recién galardonado con el Premio Nacional de la Juventud 2017 sostuvo que entre las actividades que más disfruta se encuentra realizar fiestas con sus amigos, donde reúne dinero y compra televisiones para las escuelas de su natal Oaxaca.

“Cuando regreso a mi comunidad hablo con las mamás y les digo que apoyen a sus hijas a estudiar ciencia, o no necesariamente eso, pero que las motiven a estudiar para que puedan tener una vida y no esperar a que el esposo las mantenga”, comentó.

Ricardo Pablo Pedro, expuso que para decidir una carrera influyen los padres, profesores y el deseo propio, “en mi caso tuve un muy buen profesor que me enseñó química y matemáticas, me desarrolló el amor por eso”.

Ante los cuestionamientos directos de los jóvenes sobre su experiencia en la rama de la química y su vida personal, agregó que entre sus metas se encuentra hacer un postdoctorado y después ser profesor.

La ciencia da felicidad, tal vez no te haga rico, pero sí da una vida pura, una vida tranquila y puedes desarrollar lo que sea”, concluyó el joven zapoteco, para después dar paso a las filas de jóvenes que deseaban fotografiarse con él.

Lee 10 fotos que retratan la lucha de mexicanos que hoy son exitosos

También podría interesarte:

Comentarios