Mexicanos

El proyecto que lleva a ingenieros mexicanos a la F1

José Pablo Ávalos Montaño, ganador del INIFINITI Engineering Academy 2017, recuerda que hace justo un año él aspiraba a trabajar con ingenieros de la F1

27-10-2018, 9:19:31 AM
f1
Con tan solo 23 años de edad, José Pablo vuelve a México después de colaborar durante un semestre en la planta de INFINITI.

Los autos de carreras llegaron a los garajes del Autódromo Hermanos Rodríguez donde pilotos e ingenieros de la Fórmula Uno (F1) recorren el Paddock, para arreglar los últimos detalles del Gran Premio de México 2018. Entre el bullicio de esta memorable fiesta se encuentran tres jóvenes estudiantes de ingeniería que observan nerviosos y a la vez emocionados lo que podría ser su futuro.

José Pablo Ávalos Montaño, ganador del INIFINITI Engineering Academy (IEA) 2017, recuerda que hace justo un año él estaba en ese mismo lugar, como uno de los tres finalistas que competían por la oportunidad de vivir un año en Reino Unido, para trabajar al lado de los mejores ingenieros en el mundo automotriz y de la F1, una aventura que jamás olvidará.

f1Infiniti

Con tan solo 23 años de edad, José Pablo vuelve a México después de colaborar durante un semestre en la planta de INFINITI, ubicada en Cranfield y seis meses con el equipo de Renault Sport Formula One Team, en Enstone.

Ahora su papel es otro, Ávalos es uno de los encargados de asesorar, apoyar y elegir a quién ocupará su lugar en la quinta generación de este semillero, impulsado por la marca japonesa de vehículos Premium y Renault.

“Es un programa que te cambia la vida y da mucho gusto ver a más gente llegar a este mundo tan difícil, tan exclusivo y que da tantos resultados y tantos aspectos positivos para tu vida”, comenta Ávalos Montaño, quien ahora tendrá que graduarse de la carrera de Ingeniería Mecánica Administrativa en el Tec de Monterrey Campus Querétaro.

Lee: Las 10 ingenierías mejor pagadas en la industria de México

El proceso de selección de la tercera edición en México fue exhaustivo, primero se seleccionaron a 10 finalistas, dos mujeres y ocho hombres, que realizaron diversas pruebas y entrevistas de jueces de Infiniti y Renault; no solo para demostrar sus conocimientos técnicos, sino también sus habilidades de liderazgo, proactividad, atención al detalle, desempeño bajo presión y toma de decisiones.

f1

Entre los desafíos que enfrentaron, destacó una competencia de pequeños vehículos teledirigidos, en el cual los competidores fueron evaluados por su trabajo en equipo para armar el dragster y lograr que llegara a la meta antes que su rival.

f1

Los competidores fueron evaluados por su trabajo en equipo para armar el dragster.

Durante todas las evaluaciones, José Pablo ayudó a los finalistas a prepararse, atendió sus dudas y les dio algunos consejos.

“Les dije que fueran ellos mismos, creo que muchos de ellos, como yo, se preocuparon mucho del aspecto técnico del proceso, pero en este caso se trata de los pequeños detalles, cómo te comportas, incluso cómo tratas a otras personas, así que el principal consejo que les di es que fueran la mejor versión de sí mismos”, comentó Ávalos en entrevista para Alto Nivel.

María Fernanda Mohar Castillo, Patricio Barroso Ríos y Vidal Lavin Bibbins fueron los estudiantes seleccionados para participar en la gran final, dentro del Garage de Renault Sport Formula One, rodeados de expertos en ingeniería y con la presencia del piloto español, Carlos Sainz.

f1

María Fernanda Mohar Castillo, Patricio Barroso Ríos y Vidal Lavin Bibbins.

Los jóvenes ingenieros tuvieron que enfrentarse a dos pruebas más, en las que se evaluaría su capacidad de tomar decisiones, al momento de elegir los neumáticos óptimos para una carrera, así como su capacidad de comunicarse con elocuencia, seguridad y soltura en una conferencia de prensa.

“Fue muy interesante estar del otro lado, un poco menos de nervios, disfrutando un poco más, recordando y apreciando lo que fue este año para mí”, comentó José Pablo.

Ahora es turno de Patricio Barroso, quien resultó ser el ganador en la tercera edición de INIFINITI Engineering Academy en México.

f1

Barroso Ríos es estudiante de Ingeniería Mecatrónica de la Universidad Anáhuac Norte.

“Todavía no me entra el concepto de que gané y que me voy un año a esta oportunidad”, admitió el joven, cuya historia aún no está escrita, pero tiene un prometedor inicio.

Unos momentos después de que se dio a conocer al triundador, José Pablo admite que le da nostalgia dejar de ser el “joven ganador” y ceder su lugar para que Barroso sea parte de una de las escuderías más importantes del Gran Circo.

Sin embargo, la aventura de Ávalos no ha terminado, ya que recibió una oferta para trabajar en el equipo de Renault Sport Formula One, como ingeniero de diseño en Reino Unido, por lo que su estadía en México no durará mucho.

José Pablo ahora está en el Gran Premio como visitante en su propio país, listo para aprovechar la oportunidad que muchos ingenieros mexicanos buscan para trabajar y aprender en el extranjero, y que este programa ofrece.

INIFINITI Engineering Academy

El desarrollo de las industria automotriz en México explica, en gran medida, la demanda de profesionales capacitados.

México se ha colocado en los últimos años como el séptimo productor de autos a nivel mundial, por encima de Brasil, España, Canadá, Francia, Reino Unido y Bélgica. El país es uno de los principales armadores, con presencia de 21 automotrices en 14 estados de la República Mexicana, lo que le ha consolidado como el cuarto exportador de vehículos en el mundo.

Esta situación ha permitido que México y sus futuros ingenieros sean considerados para participar en este programa que despierta, año con año, más interés en estudiantes que buscan una oportunidad única de poder laborar codo a codo con especialistas de talla mundial.

Esta competencia busca a los mejores estudiantes de ingeniería de siete regiones: Asia y Oceanía, México, Canadá, Estados Unidos, China, Medio Oriente y Europa (incluyendo Rusia).

“Una parte clave del Academy, es el intercambio de oportunidades y la capacidad de compartir la tecnología entre los vehículos de INFINITI y los autos de carreras de Renault Sport Formula One Team. Gracias a esta transferencia de conocimiento a profundidad y al intenso margen de colaboración que la alianza Nissan-Renault-Mitsubishi aporta, el programa proveerá un rango de experiencias y oportunidades sin igual a los siete ganadores de la edición 2018”,comentó Tommaso Volpe, Director de INFINITI Global Motorsport.

En los tres años en que ha participado, México se ha convertido en una de las regiones más importantes para este programa. Ha sido el país con más solicitudes registradas. Tan solo en la edición de 2017 se obtuvo un total de 6,484 inscripciones de alumnos de toda la República mexicana, lo que representó el 54% del total de aplicaciones a nivel global.

También podría interesarte:

Comentarios