revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Líderes

María Ariza: la mujer que rompió el monopolio bursátil desde Biva

María Ariza, directora general de Biva, ha cambiado las reglas del juego en el mercado bursátil, al romper el monopolio de 40 años de la BMV.

10-06-2019, 4:41:06 AM
María Ariza, directora general de Biva

La niñez de María Ariza se encuentra marcada por un recuerdo recurrente. Todos los días a las 6 de la mañana, Don Antonio Ariza, su abuelo paterno, salía de su casa y cruzaba un jardín para entrar al domicilio de enfrente y despertar a los papás de su nieta, ya que a esa hora iniciaba la jornada laboral desde la habitación matrimonial.

“Era muy cómico ver a mi mamá debajo de las sábanas, mientras mi abuelo hablaba con mi papá. Me daba una risa”, recuerda la ejecutiva mexicana desde su oficina en la dirección general de la Bolsa Institucional de Valores (Biva).

Don Antonio Ariza, originario de Jerez de la Frontera, en España, y fundador de Pedro Domecq México, se despertaba a las cuatro de la mañana. Más tarde subía a su auto y comenzaba a hacer llamadas, mientras escuchaba las noticias en la radio. Apuntaba los pendientes del día con tinta morada y tachaba, poco a poco, la hoja de los deberes cumplidos.

Mariquita, como llamaba el abuelo a su nieta, escuchaba las instrucciones del sabio de la familia y la forma en que tomaba decisiones. “Aprendí mucho de esas experiencias”, asegura María, mientras mira las fotos de sus hijas y una imagen de la Virgen de Guadalupe en su escritorio.

La ejecutiva mexicana es la mayor de cuatro hermanas. María era rebelde y no duda que en algún momento le causó un dolor de cabeza a sus padres, pero también alegrías.

La ejecutiva mexicana proviene de una familia patriarcal. Su personalidad hizo que se trastocara el orden tradicional para apoderarse de una voz femenina que rompe esquemas familiares y de negocios.

Al estudiar, creía que su camino sería el de trabajar en la empresa familiar. Sin embargo, al concluir la licenciatura empezó a trabajar en otro sitio y los caminos le permitieron forjar sus propias rutas.

María Ariza llegó hace casi un año a la dirección de Biva a quebrar un monopolio en México de más de 40 años, en donde solo había un mercado bursátil que ofrecía la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

“El gran reto es crear una cultura bursátil, lo cual cuesta mucho trabajo en México por la cantidad de empresas familiares que no quieren perder control de sus compañías, ya que no entienden que ser parte del mercado de valores implica conformar un pastel más grande”, dice Francisco Javier Orozco, académico del Tec de Monterrey.

La ejecutiva mexicana está a punto de celebrar su primer aniversario en la nueva Bolsa. La trayectoria profesional no ha sido fácil para ella, ya que, reconoce, ha implicado sacrificios y tomar caminos que no son sencillos.

Lee: María Ariza: la encargada de hacer que BIVA seduzca a las empresas

María Ariza, directora general de Biva
Biva María Ariza, directora general de Biva

Mujer de retos

María Ariza se despierta todos los días a las 5 de la mañana. Durante media hora aclara su mente para visualizar pendientes y metas que debe alcanzar durante la jornada. Una rutina que aprendió de Don Antonio.

Los veranos de la entonces adolescente de 16 años eran de trabajo a lado de su papá en la empresa familiar. Los sueldos que ganaba le permitían vacacionar, así como comprar jeans y suéteres. 

“Vengo de un abuelo y un papá muy trabajadores”, dice María con voz suave, que poco a poco se eleva al momento de describir a los dos hombres con el mismo nombre: Antonio.

Durante un tiempo trabajó con su abuelo y aprendía las lecciones al sesionar en los consejos de empresas, y fue su mano derecha durante algunos años. “Escuchaba cómo hablaba y la manera de tomar decisiones. Yo creo que eso me hizo tomar ciertas decisiones desde pequeña”.

María estudió la carrera de Ingeniería Industrial en la Universidad Iberoamericana y una maestría en negocios por la Universidad de Harvard. La ejecutiva al frente de Biva considera que se ha preparado mucho todos los días y cree que era un poco “nerd” en la escuela.

“Soy una mujer de retos”, dice Ariza sin dudar en reconocerlo a la primera provocación de una pregunta sobre su historia profesional.

La ingeniera industrial ha sido socia de Grupo Dabvsa y fundadora de Facial Design, una empresa de productos de belleza y cuidado personal.

En abril de 2013, María Ariza aceptó la dirección general de la Asociación Mexicana de Capital Privado (Amexcap), en donde logró enfocar los esfuerzos de los inversionistas en el ecosistema emprendedor.

Trabajar en el mercado de los fondos de capital le permitió entrar en una industria gobernada por hombres, los cuales respetaron sus opiniones y le dieron oportunidades para desarrollarse. Su experiencia le abriría nuevos caminos.

Lee: La nueva bolsa de valores que va por un pedazo de pastel de la BMV

María Ariza, directora general de Biva
Biva María Ariza, directora general de Biva

Un reto gigante

La ejecutiva mexicana mueve sus largos dedos sobre el escritorio, como si tejiera su propia historia. Se mueve con sutileza y apenas mueve su cabello rubio al momento de relatar su mayor reto hasta el momento.

En marzo de 2017, María Ariza fue invitada como consejera a lo que sería la nueva bolsa de valores. Santiago Urquiza, presidente de Central de Corretajes (Cencor), la invitó a comer y le dijo que buscaban a profesionales que se integraran al consejo.

Cerca de 8 meses después de la primera oferta, María fue convocada nuevamente por Santiago con una nueva invitación: integrarse directamente a la empresa.

La decisión no fue sencilla, pero prefirió construir de nuevo su carrera con una familia, integrada por dos hijas y un esposo. Así fue como dio el paso que la llevaría a ocupar la dirección general de Biva.

“Si una mujer dice sí y lo hace bien, abre nuevas oportunidades para otras mujeres. Tengo una responsabilidad muy grande con mi género y yo soy alguien que quiere oportunidades para ellas”, dice rodeada de las imágenes de portadas de revistas y periódicos que dan cuenta de sus logros a lo largo de su oficina.

La directora de Biva quiere apoyar a su equipo y construir un puente para que las empresas medianas transiten a ser grandes a través de un fondeo eficiente y profundo en los mercados.

“Dentro la coyuntura, Biva es un reto gigante. Abrir un mercado nuevo con un status quo formado”, dice Ariza.

María cree que México está transitando a ser un país más maduro y más sofisticado en su economía, lo cual también se refleja en su mercado bursátil.

Ariza quiere mirar dentro de 5 años un mercado con cambios y hacer que las empresas vean al mercado de valores como una fuente de fondeo real, con condiciones regulatorias y fiscales que despierten el apetito de las empresas.

“Nosotros no queremos quedarnos con un mercado de 140 empresas, sino que queremos un mercado del tamaño de la economía que somos y haciendo las cosas iguales no íbamos a lograr resultados distintos”, asegura con voz enérgica.

El trabajo en el que se centra Biva es en los inversionistas para generar demanda, una labor en la que se avanza poco a poco.

“Las empresas medianas que yo conocí necesitan seguir creciendo, porque todas quieren ser grandes y la única manera es con el fondeo”, dice la ejecutiva mexicana.

La idea es atraer 50 empresas al mercado de valores, tanto de Biva como de la BMV en los próximos 5 años.

“María tiene una capacidad mediadora e incluso de asesora”, dice el académico del Tec de Monterrey, al hablar de las virtudes de la directiva para convencer a las empresas de cotizar en la Bolsa.

La ejecutiva mexicana tiene esperanza de que la primera empresa listada en la nueva bolsa llegué este 2019.

Sin embargo, la volatilidad y las coyunturas económicas son parte de los retos que enfrenta el mercado mexicano, así como romper los esquemas de empresas familiares que no llegan a los mercados por la falta de transparencia y divulgar la cultura de la competencia.

“La competencia genera una mejor oferta de productos y de servicios en beneficio del cliente, la empresa y el inversionista. Biva quiere hacer que se mejore la oferta”, explica frente a una ventana que permite ver el segundo piso del Periférico a unos metros de la Fuente de Petróleos.

La tendencia hacia instrumentos de renta fija, bonos corporativos y bonos de gobierno, parece mostrar que es más seguro invertir ahí que en el mercado de capitales, asegura Francisco Javier Orozco, académico del Tec de Monterrey.

Las condiciones macro y microeconómicas son los elementos que tendrán mayor peso para atraer inversionistas al mercado de acciones. La relación de México con Estados Unidos y el temor a una gran crisis crean incertidumbre en los mercados, lo cual hace que los inversionistas opten por los instrumentos de renta fija, explica el especialista.

El ideal es que se puedan diversificar las empresas que ya cotizan en el mercado accionario, coinciden María Ariza y Javier Orozco.

“Tenemos una propuesta mucho más innovadora, con tecnología de punta, servicio y acompañamiento”, defiende Ariza.

Lee: Diferencias entre el índice de BIVA y la Bolsa Mexicana de Valores

María Ariza, directora general de Biva
Twitter: @maria_ariza María Ariza, CEO de BIVA

Un emprendimiento

El 25 de julio de 2018, Biva arrancó operaciones y María Ariza sabe que ya es parte de la historia.

En la actualidad, Biva cuenta con 10% del mercado mexicano y ha realizado operaciones que han dado impulso a las operaciones bursátiles este 2019.

En febrero pasado, la nueva bolsa dio la bienvenida a la colocación de certificados de Elektra por 5,000 millones de pesos (mdp), mientras que el pasado 23 de abril, Fibra de Infraestructura México (FibraMX) anunció su salida al mercado para emitir fideicomisos de inversión en energía e infraestructura, también conocida como Fibra E.

La nueva Fibra busca recaudar hasta 50,000 mdp dentro del programa de emisión de certificados bursátiles, de acuerdo con la información de colocación de FibraMX. Un anunció que fue un triunfo para Biva y acabó con la sequía de este tipo de instrumentos.

“Somos un emprendimiento y estamos en el sudor que viven todos los emprendedores en el país. Sufrimos lo mismo y eso está increíble”, dice con una sonrisa María.

Biva cree que el gobierno tiene muy clara la importancia del mercado de valores como palanca de crecimiento para la economía.

“El 4% de crecimiento suena increíble y ojalá que se lograra, ya que sería fabuloso para todos nosotros. Vamos viendo cómo se ejecutan los planes y desde este lado vamos a apoyar en la medida que podamos”, asegura la exdirectora de la Amexcap.

Lee: Biva muestra su ‘músculo’ frente a la BMV: tendrá su primera Fibra E

Biva
Biva Biva

El mayor sacrificio

Hoy, María Ariza es una de las mujeres con mayor visibilidad en foros de negocios, así como en los espacios que pugnan por la igualdad de género en el ámbito empresarial.

María quiere que cuando sus hijas crezcan puedan recibir una oportunidad similar a las que su madre ha tenido acceso.

—¿Cuál es el sacrificio más grande que has hecho?

—Yo creo que el sacrificio familiar que hago todos los días. Es duro. Es muy difícil el no estar cerca de mis hijas todo el tiempo o sentir que me necesitan y resolverlo de otra manera y llevarme la culpa conmigo todos los días. Todas las madres nos tenemos que llevar ese sacrificio de dejar a nuestros hijos por nuestro trabajo. Se nos exige ser la mejor mamá, pero también se nos exige ser las mejores profesionistas.

María es acompañada por sus dos hijas en la oficina cuando los horarios laborales invaden el tiempo familiar. Si ella trabaja después de las 20 horas, sus pequeñas le harán compañía en cualquier compromiso laboral, pero no es el único espacio.

Todas las noches llegan sus hijas a la cama y María Ariza logra compensar los tiempos con ellas, mientras el recuerdo de su abuelo se hace presente, para convivir en el tiempo de una mujer que cambia las reglas del juego en un mundo bursátil que era gobernado solo por hombres y una sola bolsa. “Ir sola no ha sido sencillo… Esa soledad es dura en la parte personal”.

Lee: Biva: La bolsa que rompió con un modelo de 40 años

Jose-Oriol Bosch y Maria Ariza
Notimex