revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

corona
174 decesos
3181 confirmados
9128 sospechosos
Líderes

Luis Horacio Salinas, el legado de un hombre ejemplar

Empresario, político, editor, pero -sobre todo- buen samaritano, reconocido en múltiples ocasiones por su invaluable ayuda a las familias rurales y su lucha por la justicia. Así recuerdan, quienes lo conocían, a don Luis Horacio Salinas Aguilera, presidente del Consejo de Administración y fundador del periódico El Diario de Coahuila.

05-03-2020, 11:21:51 AM
Luis Horacio Salinas

Don Luis Horacio Salinas Aguilera nació en la Ciudad de México en 1938, y a la edad de 14 años llegó a Saltillo para estudiar agronomía en la Escuela Superior de Agricultura Antonio Narro, de la que egresó en 1958.

Sus padres fueron Alberto Salinas Ramos y Beatriz Aguilera Olan. De su matrimonio nacieron Enrique, Olga de Lourdes y Luis Horacio.

Se casó con María Guadalupe Valdés “Lupitina” y tuvieron cinco hijos: Luis Horacio, Beatriz Liliana, Carlos Alberto, Mario Enrique y Raúl Gerardo.

Su primer trabajo lo obtuvo del ex gobernador de Coahuila, Raúl Madero, quien lo invitó a colaborar en la Dirección de Agricultura, pero al poco tiempo asumió la delegación del Departamento Agrario.

Todavía no cumplía cinco años de haber egresado de la Escuela Superior de Agricultura cuando fue nombrado director de su alma máter a los 24 años. En ese tiempo también fue consejero agrario del presidente Gustavo Díaz Ordaz.

Siempre se distinguió por su pasión para luchar en pro de dar solución a las carencias en el campo y en las colonias populares, por su entusiasmo para atender la prevención de incendios forestales y por su gran amor a la Universidad Autónoma Agraria “Antonio Narro”.

Luis Horacio Salinas
Cortesía

Las Huertas nogaleras y mucho más

Paralelamente, con su vida académica y política inicia muy joven su vida empresarial, primero en el ramo agropecuario y avícola. Junto con su hermano Enrique, en 1960 y a base de mucho esfuerzo y apoyados casi siempre en créditos bancarios, introdujeron los primeros nogales traídos de las Cruces, Nuevo México. Todas las nogaleras de los alrededores tienen su origen en los nogales que ellos importaron o los que después reprodujeron en sus viveros, así como los nogales de Sonora.

En la actividad avícola llegaron a producir un millón de kilos de carne de pollo al mes, con una planta de 700 trabajadores. Pollos CICSO tuvo una época muy exitosa, pero cuando las circunstancias económicas del país y las políticas abiertas a la importación de pollo ‘de segunda’ los pusieron en una situación desventajosa, vendieron el negocio a Pilgrim en todavía buen momento y muy bien vendido.

De ahí, las huertas Nogaleras se convirtieron en fraccionamientos residenciales y algunas de las granjas en fraccionamientos de interés social. Así, en 1985 dieron un giro a su actividad empresarial, iniciando como constructores de casa habitación y obra pública. Don Luis Horacio diariamente supervisaba cada obra y estaba al tanto de cada detalle, hasta un día antes de su partida.

Luis Horacio Salinas
Cortesía

Talento y oficio político

Fue un político de la vieja escuela (“de la buena escuela”, dirían muchos). Su talento, inteligencia y pericia le permitieron escalar posiciones muy pronto y conocer a grandes personalidades, con quienes cosechó una gran amistad, como los expresidentes Gustavo Díaz Ordaz y Luis Echeverría Álvarez, y los ex secretarios de Gobernación, Mario Moya Palencia y Enrique Olivares Santana.

También colaboró con muchos gobernadores, y con varios de ellos entabló una buena amistad, como Raúl Madero González –hermano de don Francisco I. Madero–, Braulio Fernández Aguirre, Eulalio Gutiérrez Treviño y Óscar Flores Tapia.

Durante su gestión agraria logró incrementar en más de 100% la superficie ejidal de Coahuila, pasando de 3 a 6.5 millones hectáreas en solo un par de años. Como alcalde de Saltillo, en el periodo de 1973-1975, amplió sensiblemente las reservas territoriales municipales y desarrolló una importante cantidad de obras urbanas en favor de la población.

Luis Horacio Salinas
Cortesía

19 días e interminables noches

A pesar de ser un excelente ser humano y dedicar su vida a la familia y al bienestar de la sociedad, no estuvo exento de momentos trágicos, pero ninguno como el vivido la mañana del 28 de octubre de 2002, cuando fue secuestrado al salir de su domicilio.

Leer a detalle lo que el propio ingeniero Salinas Aguilera externó después de su liberación es simplemente desgarrador. Los secuestradores lo mantuvieron en cautiverio durante 19 días hasta que se pagó el rescate.

Su valentía, el amor por su familia y sus creencias religiosas le dieron la fuerza necesaria para resistir los terribles momentos que vivió de día y de noche. Por fortuna, el tiempo le permitió superar el evento y continuar con sus mismos principios y filosofía de vida, tanto en lo familiar como en lo laboral.

Su nieto Manolo Jiménez lo recuerda como “un hombre valiente que vivió 17 años después de su secuestro. Recuerdo que varios de la familia pensamos que después de ese suceso llevaría su vida más tranquila, que posiblemente se retiraría a disfrutar del bosque y de la playa. Pero, para sorpresa de todos, regresó ‘corregido y aumentado’. Agarró un nuevo aire que lo hizo imparable hasta el día de su muerte”.

Luis Horacio Salinas
Cortesía

Navidad en el campo

Junto con su esposa Lupitina y un grupo de amigos, en 1990 creó la asociación civil Navidad en el Campo para llevar atención al campo durante la temporada decembrina. Inicialmente, con una posada, piñata, dulces, chamarras y cobijas.

Con el tiempo, el programa creció y actualmente se atiende a 340 comunidades rurales del estado de Coahuila, abatiendo el rezago educativo con aulas móviles para brindar educación y enseñar computación a niños, jóvenes y adultos. A la fecha, la asociación ha entregado más de 8,000 certificados de primaria y secundaria y ha impartido 5,250 cursos de computación.

La estrategia de don Luis Horacio fue más allá, pues siempre llevaba a un reportero y a un fotógrafo de El Diario de Coahuila, periódico que fundó en 1986, para reseñar el festejo, pero también para que publicaran la problemática social de las comunidades y así llamar la atención de las autoridades.

Como presidente de esta casa editora, don Luis Horacio siempre daba a los reporteros la instrucción de escuchar los reclamos de la gente, antes que las declaraciones de los servidores públicos. “Ahí es donde está el pulso de una sociedad”, decía.

Luis Horacio Salinas
Cortesía

Filántropo, empresario y político

Luis Horacio Salinas Aguilera terminó sus días en Bosques de Monterreal, proyecto al que dedicó una gran parte de su vida, hasta convertirlo en uno de los principales atractivos turísticos de Coahuila, generador de empleos para la gente del campo y pilar de su lucha constante a favor del medio ambiente.

Ahí acudía cada fin de semana, y fue justo en ese lugar donde se motivó para desarrollar su lucha incansable por el cuidado del bosque, la prevención de incendios forestales y, sobre todo, para abogar por una verdadera justicia en el medio rural.

Siempre cuidó Monterreal y la Sierra de Arteaga de las plagas y de los incendios forestales, a tal grado que su cariño por las zonas boscosas lo llevó a conformar un batallón forestal, al cual siempre apoyó en la atención de cualquier contingencia ambiental que se registrara en la zona.

Su presencia en este desarrollo le permitía estar en contacto con la gente del campo y conocer su problemática, para luego, desde las páginas de El Diario de Coahuila, buscar soluciones y pugnar por mayores niveles de bienestar para la gente de las comunidades rurales.

Lee: Calderón y Moreira ponen al rojo vivo las elecciones en Coahuila

Luis Horacio Salinas
Cortesía
Ver comentarios

Comentarios