Líderes

Grupo Presidente le apuesta al hospedaje de lujo para adultos mayores

El portafolio multimarca de Grupo Presidente cerrará el 2018 con 20 hoteles y 5,000 cuartos de franquicias internacionales

05-11-2018, 8:01:38 AM
Grupo Presidente
Braulio Arsuaga observa que la industria hotelera es intensiva en capital, y por lo mismo requiere una administración muy juiciosa. 

Grupo Presidente, una de las operadoras hoteleras y de restaurantes de mayor renombre en el país, no trae la premisa de ser la más grande o la que administre más habitaciones, sino la de ser la que mejores servicios ofrece a sus huéspedes y la más rentable para sus accionistas. 

Ese es el mandato de Braulio Arsuaga Losada, su director general, quien explica que el grupo tiene el mejor EBITDA y el margen de utilidad neta de operación más alto, lo que lo distingue de otros corporativos de mayor tamaño. 

Lee: Grupo Presidente le entra de lleno al turismo médico

Aun así, su portafolio multimarca cerrará el 2018 con 20 hoteles y 5,000 cuartos de franquicias internacionales, como Presidente Intercontinental, Staybridge, Holliday Inn y Hyatt. 

“Presidente ha cambiado mucho a lo largo de los años –explica el ejecutivo–, pero siempre hemos estado en el segmento de la hotelería de lujo y de larga estancia y en el negocio de los restaurantes, donde hemos innovado con franquicias propias y de terceros, como Chapulín, Le Cap Beach y Faro Blanco”. 

Su incursión más reciente y novedosa es una residencia para adultos mayores que lleva operando dos años en Querétaro, y a la que próximamente se añadirá otra en Santa Fe, en Ciudad de México. 

“La industria de la asistencia en el retiro está desarrollada en Europa y Estados Unidos, pero poco en nuestro país –apunta Arsuaga–, y tenemos una buena oportunidad porque no lo estamos haciendo solos. Sabemos manejar hoteles y restaurantes, pero para este segmento nos apoyamos en un joint venture con la española Ballesol, que tiene la experiencia necesaria y de la que vamos a aprender los protocolos y las mejores prácticas. Estamos contentos con nuestros primeros resultados y seremos de los jugadores más fuertes a medida que esta industria se desarrolle en el país”.

A lo largo de las últimas décadas, Grupo Presidente ha confiado su éxito a un grupo de dedicados directivos y, sobre todo, al personal encargado de gestionar las propiedades y atender a huéspedes y comensales. 

“Es esencial la actitud de la gente, que recibe una capacitación constante y puede entregar servicios de excelencia porque tiene ganas de crecer dentro de la organización y voluntad de hacer las cosas bien. A nuestros hoteles y restaurantes llega gente de todo el mundo buscando una calidad de servicio a la altura de sus expectativas, porque la conocen o han leído o escuchado sobre ella. No los podemos defraudar”. 

De los 3,800 colaboradores de la organización, apenas 154 trabajan para el corporativo y las áreas centralizadas, lo que revela la importancia de capacitar y fortalecer a quienes están en contacto con los usuarios. 

Grupo PresidenteBallesol

Su incursión más reciente y novedosa es una residencia para adultos mayores que lleva operando dos años en Querétaro, y a la que próximamente se añadirá otra en Santa Fe, en Ciudad de México.

Otra parte significativa del esfuerzo es mantener los altos estándares de sus instalaciones, así que el grupo realiza inversiones significativas para dar mantenimiento y renovar los hoteles, dotándolos de las innovaciones y amenidades que incluso exceden las preferencias de sus clientes. 

En este sentido, Arsuaga observa que la industria hotelera es intensiva en capital, y por lo mismo requiere una administración muy juiciosa. 

“Esta es una industria en la cual la inversión se recupera a mediano plazo y bajo esta premisa el reto es seguir siendo una empresa relevante y que crea valor para el grupo y los accionistas”. 

La compañía invierte mucho en remodelar y actualizar sus hoteles y cuando termina de hacerlo, vuelve a empezar. 

Y tiene que seguir construyendo porque no puede estar ausente en los destinos tradicionales, en los que están creciendo y en los segmentos que pueden aportar otras oportunidades. 

Recomendamos: El hotelero que heredó las enseñanzas de Grupo Gigante

“Es un desafío complejo y multidimensional cuya eficiencia se puede evaluar en la relación deuda/EBITDA. Siempre debemos estar atentos a los resultados”, concluye.

Bueno para el cambio

Arsuaga Losada ha dedicado 12 años a Grupo Presidente, primero como director adjunto y luego comercial, y lleva cinco como director general, pero esta larga trayectoria en el negocio hotelero no le ha quitado iniciativa, sino al contrario. 

“Soy inquieto y bueno para el cambio. Me gustan mucho los retos para cambiar nuestra forma de pensar, para innovar en los sistemas o en la forma en que administramos el negocio, y donde hemos encontrado buenas oportunidades de crecimiento”. 

Su mayor logro es haber conformado el grupo de directivos que lleva adelante las operaciones: media docena de profesionales jóvenes, con diferentes habilidades y modos de pensar, pero que se entienden y complementan. Y va por más.

También podría interesarte:

Comentarios