Líderes

El secreto de Mercedes-Benz para cumplir 25 años de lujo en México

En tan solo tres años el director general de Mercedes-Benz México, Radek Jelinek, llevó la marca de la estrella de plata a lo más alto en México

13-11-2018, 6:00:57 AM
mercedes-benz
En 2017, la firma de origen alemán comercializó un total de 17,691 vehículos en México.

Este año es especial para Mercedes-Benz por tres razones: cumple 25 años en México, iniciará la producción de automóviles prémium de siguiente generación en el nuevo complejo de manufactura COMPAS (producto de la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi y Daimler), en Aguascalientes, y probablemente repetirá el primer lugar de ventas en autos de lujo, logrado en 2017.

“Mantener el primer lugar de ventas es un gran desafío para la marca, para nuestros colaboradores, concesionarios y proveedores; es algo que queremos lograr.No será fácil, porque la competición está muy cerrada, pero estamos preparados”, asegura el director general de Mercedes-Benz México, Radek Jelinek, quien en tan solo tres años llevó la marca de la estrella de plata a lo más alto.

Recomendamos: El CEO de Mercedes-Benz que escapó del comunismo y triunfa en México

¿Cómo lo hizo? Para tener éxito en un mercado, explica el directivo, siempre es importante ser, en cierta manera, como Mercedes Benz: tener un producto fantástico, un servicio de primer nivel y una red de concesionarios muy buena.

“Son las herramientas básicas, pero se necesita, además, una gran marca, con una gran imagen, como la nuestra, para que la combinación sea excelente”.

Parte de la imagen que tiene la marca de la estrella plateada se debe a su mercadotecnia, a eventos como la Fórmula Uno, el Fashion Week y Zona Maco; el patrocinio de ciertos personajes, que se convierten en embajadores de la marca; y el lanzamiento de proyectos como She’s Mercedes, una mezcla de formatos que difunden las vivencias de mujeres excepcionales en diferentes industrias y ámbitos.

Pero Mercedes-Benz también una empresa ética, responsable con la sociedad y el medio ambiente. Todo sirve de aditivo para crear una gran marca.

Los concesionarios también son pieza clave.

“Lo más importante en esta combinación de factores son nuestros concesionarios y estamos trabajando para hacerles la vida más fácil, más clara, más transparente, ayudándoles en temas donde necesitan apoyo”.

La cereza del pastel es la inversión realizada por la automotriz en el complejo de manufactura COMPAS, que confirma los planes de largo plazo que tiene Mercedes-Benz en México.

“Es una clara definición de que estamos instalados, incorporados en el mercado mexicano”, comenta Jelinek.

Y no es para menos, pues el segmento de autos de lujo ha crecido de manera importante en los últimos años, lo que hace que nuestro país sea muy atractivo para marcas como Mercedes-Benz.

mercedes-benzArturo Luna

Radek Jelinek fue nombrado presidente y director general en México en 2015.

En 2017, la firma de origen alemán comercializó un total de 17,691 vehículos en México, cifra 22% mayor a la registrada en 2016 (cuando vendió 14,509 unidades). Esto le permitió alcanzar el primer lugar de ventas en el segmento prémium.

¿Qué viene para la industria automotriz y para Mercedes-Benz en el futuro? Jelinek cree que el gran reto de las compañías automotrices, sus proveedores y concesionarios será la digitalización y la producción de autos eléctricos e híbridos.

“Debemos estar preparados para darle al consumidor productos y servicios de calidad, y para ello habrá que invertir en infraestructura y en capacitación, todo en tiempo récord”.

¿Quién es Radek Jelinek?

Nació en Checoslovaquia y durante el régimen comunista escapó a Alemania. Gracias a una beca estudió la universidad y se integró a la firma en 1987.

Después de ocupar diversos cargos en el corporativo y Argentina, fue director de Finanzas de DaimlerChrysler en Venezuela y luego director general.

Regresó a Europa en 2006 para encabezar las operaciones de Chrysler en Alemania. En 2011 regresa a Mercedes-Benz para dirigir la compañía en Milán y en 2015 fue nombrado presidente y director general en México.

El reto de la separación

El mayor desafío profesional de Jelinek ha sido encabezar las operaciones de Chrysler en Alemania tras la separación de Daimler.

“El 60% del personal decidió quedarse en Daimler y tuvimos que rearmar el equipo en tan solo dos meses para que la marca siguiera operando. Fue un reto, pero también una gran experiencia. Aprendí mucho”, comentó el directivo.

También podría interesarte:

Comentarios