Síntomas de una mala gestión gerencial

Conozca si las actitudes y decisiones de los encargados de los procesos de formación, afectan o no a su empresa.

06-04-2010, 9:12:22 AM

Cada una de las actitudes o decisiones que demuestran una inadecuada gestión directiva, tienen su efecto en el desempeño de los equipos de trabajos, y por ende, de toda la organización.

Este tipo de situaciones hace referencia a la necesidad de optimizar el desempeño de los líderes de la organización a través de la formación académica.

Y si bien es cierto que un programa de desarrollo no alcanza a modificar totalmente las conductas de las personas, sí apoya de modo significativo el desarrollo de competencias que permitirán contribuir al mejoramiento de los resultados.

En este sentido, se exponen a continuación algunos de los síntomas que indican la necesidad de una intervención en capacitación para los gerentes, jefes y líderes de procesos:

  1. Existe poca planeación del trabajo que realizan con los equipos de trabajo.
  2. Casi nunca se reunen con personas del equipo para organizar el trabajo.
  3. No se caracterizan por ser puntuales y cumplidos en sus compromisos con clientes internos y externos.
  4. Pocas veces evalúan los resultados de su trabajo y el de su equipo.
  5. Hace mucho que no toman un curso de actualización sobre los temas relacionados con su trabajo.
  6. No establecen relaciones con personas de otras áreas o empresas para hacer mejor su trabajo.
  7. Se les percibe como muy estáticos y no desarrollan alternativas para satisfacer la necesidad de sus clientes.
  8. Sus decisiones no son rápidas y en ocasiones tampoco son acertadas.
  9. Hacen un inadecuado manejo de los conflictos que se presentan con clientes y compañeros de trabajo.
  10. Los llamados de atención los hace en público sin medir las consecuencias de ello.
  11. Pocas veces reconocen en los demás el trabajo bien hecho.
  12. Su trabajo no necesariamente sirve como ejemplo a los demás.
  13. Casi nunca enseñan a los demás sus conocimientos.
  14. Sus tiempos de trabajo dependen más de los horarios que de los resultados.
  15. No siempre mantienen buenas relaciones con sus compañeros.

Fuente: Los Recursos Humanos