revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Management

Los 5 secretos del éxito (duradero) de Lewis Hamilton

Las claves del éxito de Lewis Hamilton, 6 veces campeón de la Fórmula 1, encuentran expresión en su decir y hacer, en sus logros y en la tinta que transforma su cuerpo en un lienzo.

08-11-2019, 6:45:15 AM
Lewis Hamilton

Con la frase “Still I Rise” (aún me levanto) tatuada entre sus omóplatos sobre una gran cruz con alas de ángel, el piloto de la escudería Mercedes expresa su intención, pensamiento y actitud dentro y fuera de las pistas.

La tinta en el cuerpo de Lewis Hamilton no es mera moda. Es conexión con los motivos que lo inspiran, como su “familia” y su “fe”, y ese león que ruge en su pecho, feroz y apasionado, es como él mismo montado en su monoplaza o expandiendo su quehacer al mundo de la música y al de la moda.

Hoy, a sus 34 años de edad, el británico es el rey de los circuitos: el 3 de noviembre de 2019 en el Gran Premio de Estados Unidos, disputado en el Circuito de las Américas de Austin (Texas), fue proclamado campeón de la Fórmula 1 por sexta ocasión.

Tras completar las 56 vueltas a la pista, Hamilton terminó en segunda posición, matemáticamente suficiente para ceñirse la corona. El primero en llegar a la meta fue su compañero el finlandés Valtteri Bottas y el neerlandés Max Verstappen (Red Bull) quedó tercero.

Así fue como Lewis Hamilton superó el récord de cinco títulos de F1 impuesto en 1957 por el argentino Juan Manuel Fangio y está a una temporada de empatar la marca de siete inscrita en 2004 por el alemán Michael Schumacher, algo que ya no se ve imposible.

Piloto Lewis Hamilton
Reuters

El piloto inglés había ganado los Grandes Premios de Bahréin, China, España, Mónaco, Canadá, Francia, Inglaterra, Hungría, Rusia y México, y a Austin llegó con la necesidad de conseguir cuatro puntos para ser campeón. Al quedar segundo sumó 25.

Te puede interesar: Lewis Hamilton: La Fórmula para ganar en la vida y ser feliz

A fuego lento

Que el británico sea ya seis veces campeón de la máxima categoría del automovilismo mundial se dice pronto y fácil, pero ser un histórico de este deporte no ocurre de la noche a la mañana ni es cuestión de suerte.

Lewis Hamilton fue formado desde niño como piloto. A los ocho años comenzó a correr en karts, a los 12 (en 1997) entrenaba en la escuela de McLaren.

En 2007, debutó en la F1 con McLaren y superó todas las expectativas. En su presentación en el Gran Premio de Australia quedó en tercer lugar y segundo en las dos carreras siguientes, con lo que se proclamó como el primer piloto en conseguir tres podios consecutivos tras su debut. El final de la temporada fue de infarto, pues resultó subcampeón con 109 puntos, apenas superado por el finlandés Kimi Räikkönen, con 110.

Un año después, en el último Gran Premio de la temporada conquistó su primer título de Fórmula 1, imponiéndose con 98 puntos al brasileño Felipe Massa, quien estuvo a un tanto de arrebatarle la gloria al británico.

Piloto Lewis Hamilton
Reuters

Hamilton militó en McLaren hasta 2012, cinco años en los que tuvo logros importantes, pero no tan valiosos como el que consiguió en 2008. El león se preparaba para el `éxito duradero´.

¿Qué es el éxito?

Tener éxito puede entenderse de muchas maneras, tantas como personas hay en el mundo. Puede consistir en obtener un aumento salarial, emprender un negocio, mejorar el estado físico, dejar de fumar…

Y para dar buenos resultados en la Gran Carpa (o en cualquier otro ámbito) es necesario el trabajo físico y mental, pues se requiere resistencia y energía, capacidad de análisis, de respuesta y de toma de decisiones.

Su primer año con la escudería Mercedes, en 2013, lo concluyó en el Gran Premio de Brasil con un decepcionante noveno sitio y un total de 189 puntos que lo ubicaron en cuarto lugar de la temporada.

Pero como exclamando “todavía me levanto”, en 2014 superó todas las adversidades. Hamilton ganó su segundo campeonato, con 384 puntos que lo pusieron lejos de su más cercano contendiente, su coequipero Nico Rosberg, (317), y a una inmensidad de su excompañero Fernando Alonso (161).

Después siguió la tercera corona (2015), la cuarta (2017), la quinta (2018), la sexta (2019)… y no ha terminado de escribir su historia.

Piloto Lewis Hamilton
Reuters

¿Cómo hacer para que el éxito no sea momentáneo, sino duradero? El piloto británico tiene la respuesta: se cocina a fuego lento.

Con 26 años de experiencia al mando del volante, 12 de éstos en Fórmula 1, el piloto británico tiene autoridad para decirnos cómo convertir los logros momentáneos y los valiosos en éxito duradero. Aquí los cinco secretos del hexacampeón del mundo de Fórmula 1:

  1. Hambre (de gloria): “Una semana puede ser que seas el mejor, pero eso puede cambiar muy rápido, así que se trata de querer ir más allá de tus límites… Todavía llevo conmigo el hambre que tenía cuando era niño.”
  2. Concentración: “Es vital durante la competencia y en los entrenamientos, dirigidos a estar enfocados por largos periodos. El cuerpo está bajo mucho estrés mientras estás manejando, así que el cómo te cuidas y preparas afuera tiene un impacto dentro del auto.”
  3. Comunicación: “A veces, algo que dices o la forma como te conduces puede crear tensión, y mucha gente no dice nada, pero es importante la comunicación: si he sido un idiota, dímelo; si he sido un tonto, dímelo. Hay que ser los más directo, abierto y fluido que se pueda en una relación. La relación entre equipo y piloto es muy importante. Nunca es perfecta, pero siempre tienes que trabajar en ello.”
  4. Trabajo en equipo: “No me siento el líder del equipo, sino tan sólo una pieza más en el engranaje del actual gran dominador del Mundial (Mercedes)… No hay una competencia real con los otros individuos del equipo; siempre tenemos el mismo objetivo… Ése es el verdadero balance para ser exitosos.”
  5. Consistencia: Cada año el objetivo del británico “es ser incluso más consistente de lo que fui en el anterior”. Su trayectoria deja en claro que la consistencia permite reproducir los éxitos, y no al revés. Y aunque la victoria puede ser coyuntural, la consistencia denota trayectoria, la suma de éxitos y fracasos. De ahí que el éxito es una oportunidad concretada, mientras que la consistencia es construir una plataforma estable de nuevas oportunidades.
Piloto Lewis Hamilton
Reuters

Hay quienes saborean las mieles del éxito un día, quizá un mes, un año…, pero también hay quienes han podido alcanzar el éxito duradero, en lo personal y en lo profesional. El piloto de Fórmula 1 Lewis Hamilton es uno de ellos.

Te puede interesar: 4 lecciones de éxito de Nico Rosberg, campeón de la F1