Management

Las mejores empresas para ser líder

Reconozca las oportunidades de crecimiento de las empresas que no descuidan el liderazgo y, como empresario, implemente estas tácticas.

29-03-2010, 10:54:59 AM

La crisis económica, que ha dado paso a una crisis de liderazgo, ya tocó fondo y, por ende, ha comenzado a dar sus primeros atisbos de recuperación.

En este panorama, mientras algunas empresas se olvidan de sus empleados para enfocarse únicamente en sus finanzas, otras compañías invierten en atraer, desarrollar y retener a sus directivos, lo que esperan se traduzca en resultados.

Así opina la consultora internacional “Hay Group”, que trabaja desarrollando talento en las empresas, ayudando a las personas a ser más eficaces.

Mary Fontaine, vicepresidenta y manager general de McClelland Center para la Investigación e Innovación, dice que en los próximos ocho años cerca de 75 millones de trabajadores se jubilarán en Estados Unidos (EU), mismo escenario que se repetirá en todo el mundo, incluyendo 50% de los directores generales de las principales empresas.

Dicho nivel de deserción plantea la necesidad de encontrar nuevos líderes. “Algunos sectores y mercados ya compiten por el talento y la formación de líderes. Dentro de unos años, esto será una guerra a gran escala y las empresas que no se estén preparando para ello, ponen en peligro su futuro”, afirma la directora.

El interés por identificar el alto potencial y el talento de los candidatos será un tema prioritario en las agendas de las compañías. Las organizaciones que sean capaces de identificar, desarrollar y promover líderes desde el interior se posicionarán mejor que su competencia para ganar la guerra de líderes y salvaguardar el futuro de la organización.

La consultora internacional Hewitt concuerda plenamente con esta idea. Para ellos, el liderazgo es el caballo de batalla de todo negocio hoy en día.

Las encuestas señalan la escasez de talento y de liderazgo como una de las mayores preocupaciones de los directivos, además, la mayoría de las organizaciones no consiguen encontrar o desarrollar directivos con la suficiente rapidez. Todo lo anterior son síntomas de una seria escasez de liderazgo en todo el mundo.

“En Hewitt, entendemos las complejidades que entraña el liderazgo. Y, mientras existe mucha investigación a nivel global sobre lo que hace bueno (o malo) a un líder, existe muy poca con respecto al problema del Leader Building; disciplina para crear a los líderes del futuro”.

En América Latina sucede lo mismo. “El gran error que se ve en AL es que ejecutivos de alto nivel se desgastan en tareas operativas, en lugar de dirigir e incentivar a otros a desarrollarse. Para muchos, ésta es una forma de ahorro, pero sin duda es un error”, dice Thierry de Beyssac, director general para México y América Latina de Hewitt.

En pocas palabras, las compañías que dominan el Leader Building obtienen una ventaja competitiva porque disfrutan de un excedente de talento directivo en su pool de talento y de una sólida marca de liderazgo, incluso en los mercados de talento más exigentes.

Las más formadoras de México

Conscientes de esta situación, Hewitt, junto con la revista estadounidense Fortune realizaron en noviembre pasado el ranking “Top Companies for Leaders 2009, las Mejores Compañías para Líderes”.

De esta forma, Hewitt identificó a aquellas empresas mexicanas que se comprometen con la formación de líderes en su empresa, donde logran destacar Walmex (Wal-Mart en México), Unilever y BBVA-Bancomer, entre otras. Conozca algunas claves de cada una:

Unilever: liderazgo compartido

El liderazgo compartido tiene que ver con descentralizar la toma de decisiones en una organización, significa apadrinar a individuos de todos los niveles y darles una oportunidad de tomar la conducción.

Es común a la hora de descentralizar las estructuras de una organización para que sea más horizontal y es considerada por algunos expertos como una manera de promover la agilidad, proactividad y la autonomía.

Unilever, corporación de bienes de consumo, ha trabajado con una estructura de management que responde al modelo de liderazgo compartido desde 1929, cuando la Dutch Margarine Union se alió con la British Lever Bros.

La nueva estructura de Unilever exhibía así dos formas de liderazgo compartido. El tamaño del grupo requiere una amplia base de maestría de dirección y experiencia. Para las empresas que están comprando otras empresas, es esencial desarrollar una estrategia de liderazgo compartido.

Walmex: talento calibrado
Según Eduardo Solórzano, director general de esta subsidiaria del gigante del retail en México, su filosofía para empujar liderazgos se basa en la búsqueda de talento calibrado.

Se trata de un modelo de evaluación que sirve para identificar al talento de nivel ejecutivo y potencializarlo.

Esto se hace en dos sesiones, una para revisar el potencial de cada asociado y clasificar a cada candidato según sus comportamientos y luego una sesión de retroalimentación y elaboración de planes de desarrollo.

La calibración es relevante porque ayuda a sensibilizar a los líderes sobre la importancia que tiene la clasificación de talento y hacerlos responsables de su identificación y desarrollo. Asimismo, es la forma de conocer el talento que nutre al mayor empleador privado del país.

BBVA Bancomer: formación de escuela

La compañía financiera asegura que la fuerza de la firma descansa en sus líderes y sus equipos y en haber podido desarrollar un estilo propio de dirección.

Para la empresa, un líder es aquel capaz de dirigir a sus colaboradores hacia la consecución de los objetivos del grupo, pero siempre por la vía de la motivación, con alta aportación de valor y desarrollando equipos sólidos.

Además, el banco cuenta con la Escuela de Management Bancomer y diversos programas formativos, como el de Desarrollo Directivo, el llamado Valor Estratégico de Liderazgo (Coaching Individual), el Diplomado de Desarrollo del Líder y la Coordinación para la Acción (integración de equipos).

Las claves para formar líderes
La consultora “Hay Group” realizó otro estudio, en colaboración con la revista “Chief Executive”, a fin de conocer las mejores prácticas que llevan a cabo las grandes compañías para identificar y promover jóvenes talentos.

Y aunque parezca difícil, detectó a muchas organizaciones que sí cumplen este proceso de formación de líderes y emplean numerosas acciones para ello. Algunas de las prácticas más útiles son, por ejemplo:

– Contar con líderes en todos los niveles de la organización que se dediquen a crear un ambiente de trabajo que motive a los empleados a rendir al máximo.

– Asegurar que la compañía y su alta gerencia otorguen al desarrollo del liderazgo la máxima importancia.

– Proporcionar formación y entrenamiento para contribuir a que, tanto los grupos de líderes, como cada líder de forma individual, trabajen juntos de forma más eficiente.

Comentarios