La compatibilidad trabajo-familia

¿Cómo lograr un equilibrio en ambos aspectos de la vida? ¿Qué debe hacer el trabajador y qué debe hacer la empresa al respecto?

15-04-2010, 11:49:36 AM

Si bien se trata de dos elementos distintos, ambos dependen uno del otro, por lo que lograr satisfacción en ambos aspectos es fruto de un trabajo a largo plazo que no pasa sólo por la persona, sino también por sus jefes.

¿Por qué? se preguntarán los directivos. Básicamente porque una persona satisfecha en casa produce más en su compañía.

Así, la labor del trabajador será entonces hacer un balance entre familia y trabajo, establecer prioridades y necesidades en ambos aspectos.

Para las empresas, en tanto, la misión es comprender la necesidad de cada trabajador por compatibilizar ambos escenarios, otorgando oportunidades que permitan a las personas acercarse a sus familias y disfrutar instantes con ellos.

Lo anterior puede lograrse, por ejemplo, impulsando actividades de integración al interior de la empresa en las que participe la familia (como talleres y paseos) o respetando los tiempos extra laborales, como fines de semana y días de descanso.

Además, actualmente cobran fuerza iniciativas surgidas desde el sector privado que buscan fortalecer los vínculos familiares y lograr altos desempeños en el trabajo. Entre éstas destacan los permisos, horarios flexibles, trabajo desde casa y otras.

Aprovechar el tiempo
Los empleados deben aprovechar al máximo sus momentos familiares con el fin de establecer y fortalecer relaciones de calidad.
 
¿Cómo lograrlo? Una gran medida es que los padres se repartan las responsabilidades de las labores del hogar, de tal manera que ambos tengan su espacio establecido con los hijos.

Además, es importante que cada persona viva a conciencia los momentos que tiene para compartir, ya sea a la hora de la cena, en una caminata por las tardes o todo un fin de semana, con la finalidad de brindar atención a su familia y lograr sentirse satisfecha en esta relación.
 
Por otra parte, cuando los empleados estén el trabajo, pueden realizar llamadas telefónicas a la hora de la comida a sus hijos y/o esposa(o), para platicar brevemente cómo les fue en su día o preguntar cómo va la escuela y, aprovechar para decirles cuánto los quiere. Por la contraparte, al estar con ellos se debe evitar tocar temas del trabajo.

 “Lograr un equilibrio entre las obligaciones del hogar y las del trabajo es un desafío constante al cual se enfrentan las personas, es por ello, que una empresa que se preocupe por dar el espacio para que esto sea realmente posible, es una empresa más eficiente, puesto que está apostando por trabajadores más tranquilos respecto a temas familiares, y esto sin duda, significa trabajadores más comprometidos y motivados en las horas de oficina”, subraya Margarita Chico, directora general de Trabajando.com México.

 www.altonivel.com.mx