Management

Detecte empleados adictos al trabajo

Aunque parezca extraño, empleados que trabajan en exceso se transforman en verdaderos problemas para la empresa. Aquí te decimos por qué.

31-03-2010, 8:40:49 AM

Algunas personas pueden decir con fortuna que aman su trabajo y que no lo cambiarían por otro. Otros, en tanto, lo disfrutan menos y lo mantienen por estrictas necesidades económicas

Sin embargo, también existe otro grupo de trabajadores que parece ser la mezcla entre el amor a la profesión y el cuidado excesivo a las labores. Son los llamados “adictos al trabajo”, aquellos que, con orgullo, pueden pasar la noche en vela o madrugar por terminar un informe.

Se trata de una de las adicciones que más acepta la sociedad porque “tiene esfuerzos y recompensas de tipo profesional”, según explica Fernando Mansilla, psicólogo del Ayuntamiento de Madrid.

No obstante, ese esfuerzo excesivo también puede resultar contraproducente para las empresas que contratan personas con estas características al tratarse de trabajadores que suelen  presentar  buen rendimiento a corto plazo en el trabajo, pero sus altas expectativas con respecto a sí mismos los llevan a plantearse metas cada vez más difíciles que desembocan en problemas de rendimiento a medio-largo plazo.

Además, según un estudio de la revista Career Development Internacional, mientras más adicta al trabajo es una persona, presenta menor satisfacción profesional y laboral y mayor intención de renunciar a su actual empleo.

Por último, cabe señalar que estas personas entorpecen la dinámica de trabajo debido a deficiencias y comportamientos provocados por su adicción como una pobre comunicación interpersonal, rigidez y niveles de exigencia agobiantes.

Adicto al trabajo: mal elemento en un equipo
Es difícil que una persona adicta al trabajo se integre en un equipo y será frecuente que tenga problemas con compañeros dada su poca capacidad para comunicarse y delegar tareas, señalan los expertos.

“Además, genera conflictos porque, por lo general, nadie satisface sus expectativas laborales, lo que lleva a que estas personas se aíslen y, por ende, trabajen más, formándose un circulo vicioso”, dice Mansilla.

En cuanto a la reacción que causa en los colegas, ésta puede ser de dos tipos. Por una parte, el rechazo y, por otra, la envidia: el adicto al trabajo hace sentir al resto incapaz e incompetente.

Con todo ello,”el clima laboral se ve enrarecido, lo que puede dar lugar a conflictos interpersonales”, explica el experto.

¿Cómo tratar a un adicto al trabajo?
Si tiene en su empresa a una persona adicta al trabajo se aconseja no exigirle que consulte a un especialista en salud mental.

“Pero si es bueno aconsejarle que su problema puede tener un abordaje psicoterapéutico con el mismo esquema que cualquier otra adicción, para recobrar el equilibrio laboral y personal en su vida, es decir un equilibrio entre el trabajo, la familia y el ocio y el tiempo libre”, dice el psicológico de Madrid.

Además aconseja orientarle con algunos mensajes claves como:

· Hay una gran cantidad de cosas para disfrutar, no sólo el trabajo.
· En las tareas laborales es importante y necesario delegar.
· La jornada laboral es de ocho horas.
· El trabajo para realizar en casa debe ser la excepción.

¿Cómo reconocerlos?
Según un sondeo realizado por Consulta Mitofsky hace cinco años, dos de tres mexicanos se considera un adicto al trabajo, mientras que la Organización Internacional del Trabajo (OIT) indica que aproximadamente uno de cada tres mexicanos trabaja más de 48 horas a la semana. 

Entre sus rasgos están tener cada vez menos vida social, sentirse culpables cuando están relajados y estar generalmente ocupados.

 Puede ver un completo test sobre la adicción al trabajo en la siguiente liga: http://www.wont.uji.es/adic/index.php

 

www.altonivel.com.mx

También podría interesarte:

Comentarios