¿Cómo ser un excelente empleador?

Ser un buen empleador será clave para las empresas que buscan enfrentar de buena forma la escasez laboral. Aprende cómo.

22-04-2010, 4:37:30 PM

En ocasiones anteriores hemos hablado del problema que enfrentan y seguirán enfrentando las empresas de México y el resto del mundo respecto a la escasez de talento profesional.

Esto, sumado a una alta competencia en el mercado, dificulta las labores para las organizaciones que se ven en el deber de mejorar las condiciones para atraer fuerza laboral. Todo parte, por supuesto, en la figura de un buen empleador.

Son muchos los que se refieren a los jefes como malos o buenos; sin embargo, ¿sabemos bien qué es ser buen empleador? y aún más, ¿cómo lograr ser uno de ellos?

En el estudio de Manpower denominado “Cómo ser un Excelente Empleador” realizado en el año 2004, se consideró un panorama futuro a 10 años donde cinco compañías multinacionales buscaron identificar una serie de factores motivadores que permitieran atraer y retener al personal con talento entre un grupo de empresas.

Las tres claves: compromiso, liderazgo y confianza

El compromiso de los empleados es vital para el buen desempeño de la organización y “ser una buena empresa para trabajar debe conducir a un rendimiento empresarial óptimo”, dijeron los encuestados.

Por ende, un empleador debe originar empleados comprometidos que logren la satisfacción del cliente y aseguren los resultados favorables para el negocio.

Un jefe que se compromete forja trabajadores con la misma actitud; los empleados necesitan sentir que su jefe inmediato está realmente interesado en ellos y se preocupa por su bienestar.

Por otro lado, los resultados de la empresa dependen de la calidad del liderazgo en todos los niveles, por lo que el rol de los gerentes, supervisores o jefes es determinante para asegurar cierto grado de compromiso por parte de sus subordinados.

Para asegurar que cada empleado está emocionalmente comprometido con el cliente y que dicho compromiso deriva en la satisfacción del cliente, es importante asegurar que la estrategia de Recursos Humanos está alineada con la estrategia general de la organización.

Las prioridades del negocio deben conducir la cultura y estructura organizacionales y por otro lado, las prácticas de Recursos Humanos deben surgir a partir de aquéllas.

Además, la investigación encontró que la confianza es esencial para asegurar el compromiso del empleado. Un bajo nivel de confianza desalienta e impide la contribución de ideas, un factor esencial para la innovación que requieren las empresas.
 
Los retos del buen empleador

El estudio de Manpower concluyó diez puntos primordiales que todas las empresas deberán plantearse y resolver si buscan ser excelentes empleadoras.

1. Desarrollar excelentes líderes en todos los niveles de la organización, especialmente en la gerencia media, recompensando (y penalizando) la conducta así como los resultados.

2. Generar confianza en toda la organización por medio de una conducta transparente, abierta y honesta, consistentemente demostrada.

3. Involucrar genuinamente al personal en la toma de decisiones, lo que  proporciona continua retroalimentación.

4. Asegurar que existan comunidades de empleados para crear el sentido de pertenencia aún dentro de una gran organización.

5. Permitir interacciones sociales en el lugar de trabajo a medida que los objetivos se cumplen.

6. Conectar la estrategia de Recursos Humanos a un plan de negocios claro, de largo plazo y con prioridades.

7. Proporcionar procesos eficientes de Recursos Humanos que integren pro-activamente requerimientos cambiantes y diversos.

8. Tratar a todos aquellos que puedan impactar en la experiencia del cliente como si fueran empleados.

9. Dar alta prioridad al entendimiento y cumplimiento de necesidades del cliente.

10. Elegir socios colaboradores que cuiden a preservar los valores de la compañía.

.
www.altonivel.com.mx