Management

Cómo hacer su Currículum Vitae

Éstos son algunos consejos prácticos que deberá tener en cuenta al preparar y presentar su “Hoja de Vida”.

07-04-2010, 4:57:24 PM

Si usted leyó y puso en práctica el capítulo anterior, a estas alturas ya estará seguro del cargo que debe buscar, y las empresas en donde podrá aplicar. Ahora le espera otra labor, no menos importante: Preparar su Carta de Presentación y su Hoja de Vida, con las cuales se dará a conocer e intentará convencer al empleador de que Usted es la persona más indicada. Si lo logra, recibirá vía libre para el siguiente paso. Si falla, tendrá una oportunidad menos de emplearse. ¿Le parece poco?

Estos son algunos consejos prácticos que deberá tener en cuenta al preparar y presentar su “Hoja de Vida”:

La carta de presentación
Es la carta con la cual usted presenta su Hoja de Vida, y hace saber al posible empleador, que está interesado en prestarle sus servicios. Podemos decir que esta es la llave que le permitirá franquear la primera de numerosas puertas. Esmérese en su preparación y tenga en cuenta los siguientes aspectos:

Personalice la carta de presentación: Olvídese de las fotocopias o de las cartas genéricas: Diríjala a una persona en concreto, nunca “A quien Interese” o a “Empresa ACME Co.”

Use un estilo “formal” y serio, respetuoso, claro y conciso, sin metáforas, y sin excederse en elogios ni hacia el empleador ni hacia su propia persona. No caiga tampoco en el otro extremo: que su carta no se asemeje a una notificación judicial! Recuerde que la naturalidad es el mejor estilo.

Que su carta sea breve: No la convierta en la repetición de la Hoja de Vida. La Carta de Presentación no debe ocupar más de una página.

Cite claramente en ella la razón o razones principales (No demasiadas) por la cual usted cree que podrá desempeñar el cargo solicitado y serle útil a la empresa.

Destaque uno o dos puntos principales de su Hoja de vida, sin hacer de ello un discurso.

Cuide mucho el formato: No mezcle varios tipos o tamaños de fuentes, deje márgenes y espacios amplios, seleccione un papel adecuado, ojalá fino, que mejore la presentación. No use papel de colorines: eso déjelo para las cartas íntimas y personales.

Use fuentes legibles, evite las muy elaboradas y no utilice tamaños de fuente minúsculos, (Que pueden cansar y dificultar la lectura) ni demasiado grandes.

Utilice siempre un Computador y una buena impresora. No use máquina de escribir.

No permita borrones, enmendaduras o manchas. La presentación debe ser impecable.

Mucho ojo con la ortografía y la construcción gramatical: Ellas causan una profunda impresión, favorable o negativa, en el destinatario.

Refleje seguridad y confianza en Usted mismo, sin mostrarse soberbio o pretencioso. No use términos ambiguos o que denoten baja autoestima.

Si no se siente seguro para la elaboración, bien sea por que desconoce las normas de estilo, o porque no es hábil digitador, asesórese de alguien idóneo.

Finalmente, use una forma de cortesía breve para despedirse y estampe su firma.

La hoja de vida
En cuanto a formato, estilo y diseño, aplique los mismos parámetros que aplicó para la Carta de Presentación. Tenga en cuenta además los siguientes consejos:

Sea breve. La Hoja de Vida no debe ser una autobiografía. Trate de resumirla en dos o tres páginas.

Igual que en la carta de presentación, personalice su Hoja de Vida, es decir edítela de acuerdo a las circunstancias. No es lo mismo la Compañía “A”, que la Empresa “B”. Que su H. de V. no de la impresión de ser “Genérica”. Lógicamente, debe ser ORIGINAL, nunca fotocopia.

Sea absolutamente sincero y veraz en lo que diga. Nunca, por ninguna circunstancia mienta. Recuerde que las mentiras siempre se descubren, y si le sorprenden en una, así sea pequeña o piadosa, su H. de V. irá directo al cesto de basura. Peor aún, si le descubren después de contratado, esa será una razón legal justa para despedirlo.

Destaque lo que puede interesarle a la Empresa para contratarlo, tanto en lo correspondiente a su capacitación, como en su experiencia laboral. Si Usted aplica para el cargo de Auditor de una entidad Bancaria, a su futuro patrón le interesará poco ese curso intensivo de Cocina Francesa que tomó antes de ir a la “U”, y posiblemente no le haga gracia leer que en su niñez se desempeñó con mucha eficiencia vendiendo goma de mascar en su colegio. Estos datos puede dejarlos como anécdota para la entrevista personal.

En el ítem “Formación Académica” o “Estudios Realizados” comience desde el nivel más alto. Por ejemplo, Postgrados, especializaciones, Maestrías. No olvide anotar el nombre de cada institución y la fecha en que obtuvo el respectivo grado.

Si desea citar seminarios o congresos, hágalo solo con los que tengan relación directa con su profesión o con el cargo para el cual aplica. No gaste tiempo con aquellos de poca duración o importancia, o aquellos dictados en instituciones poco conocidas, que no agregan nada positivo a la impresión que el seleccionador se hará de Usted.

En lo referente a su historia laboral, comience cronológicamente, del último o actual empleo, hacia atrás. Destaque los que tengan mayor relación con el cargo solicitado. No olvide colocar el nombre completo de la empresa, de su jefe directo, (o la persona encargada del personal) la dirección y números telefónicos. Facilite la verificación de referencias. Omita aquellos cargos desempeñados en empresas ya desaparecidas o aquellos que no puedan ser verificados.

Recuerde que al Seleccionador no le hará buena impresión encontrar que Usted ha saltado de empleo en empleo, como picaflor, (Eso puede reflejar inconstancia y despertar sospechas respecto a su aptitud y actitud laborales) y menos aún si ha desempeñado cargos de diversa categoría. Tampoco le agradará encontrar intervalos largos de vacancia entre uno y otro empleo. Así que si ese es su caso, asegúrese de explicar muy bien las razones.

Al colocar la “causa del retiro” de empleos anteriores sea sincero y concreto. Por ejemplo, si Usted se retiró de la Empresa “Z” porque obtuvo un mejor empleo en la Empresa “Y”, no se limite a colocar “Retiro Voluntario”: coloque mejor: “Por ingreso a “Y”. Así quedará claro que su retiro se debió a que encontró una mejor oportunidad, y eso cualquier Administrador de Personal lo entenderá.

Anote claramente el cargo al cual aspira, de acuerdo a sus aptitudes, capacitación y experiencia.

No olvide anotar el salario o monto de honorarios, según el caso, a que aspira. Ese valor debe ser acorde con el mercado de trabajo (Oferta, demanda, promedio de remuneración del cargo) Si Usted pide demasiado, por muy buenas que sean sus referencias, capacitación, etc. corre el riesgo de sobrepasar los límites salariales de la empresa y de ser rechazado. Si pide una suma muy por debajo de los promedios, despertará suspicacias y demostrará muy poca autoestima, lo cual de ningún modo es punto a su favor. Trate de enterarse cual es el nivel salarial del cargo en esa empresa, y aplique con una suma similar.

No aplique para cargos para los cuales no está capacitado o cuyo perfil sea incompatible con el suyo. Usted puede tener muy buenas intenciones, y es muy cierto aquello de que si uno se lo propone puede realizar cualquier cosa, pero esas consideraciones desafortunadamente no se aplican en la selección.

Tampoco aplique para cargos para los cuales Usted esta sobrecapacitado, caso frecuente en las épocas de recesión y desempleo. Si Usted es un Ingeniero Civil y aplica para llenar una vacante de operario en una factoría, el seleccionador presumirá que solamente busca cubrir una necesidad inmediata, solucionar una crisis, y que no se sentirá a gusto en un cargo tan inferior, lo cual afectará su rendimiento, además de que solo estará de paso, mientras obtiene un empleo mejor. Y lo peor es que tendrá ¡toda la razón! A no ser que en esa empresa concreta tenga posibilidades reales de promoción a cargos superiores, o que exija tradicionalmente que sus empleados hagan carrera desde las posiciones inferiores, ni a usted ni a la empresa le conviene su contratación. Antes de aplicar cerciórese de que está al mismo nivel exigido para el cargo.

Siguiendo con la idea anterior, no aplique para “Cualquier cargo disponible” ni coloque en Aspiración Salarial algo así como “El asignado”. Esas ambigüedades no harán buena impresión.

Recuerde que tanto Usted como todas aquellas personas que colocó como referencias personales, familiares y laborales, deben ser lo más fácilmente localizables que sea posible. Por ello coloque direcciones completas y al menos dos números telefónicos en cada caso. No se haga invisible! Si el único teléfono que usted colocó para que se le informe el resultado de su aplicación no funciona, o no hay quien conteste, ningún seleccionador se matará buscando en el directorio como conseguirlo. Si tiene fax o e-mail, anótelos. Respecto a sus referencias, compruebe antes si no ha habido cambios en los números telefónicos o en las direcciones de ellos.

No anexe a la H. de V. fotocopias de sus documentos, diplomas, constancias, ni tampoco referencias escritas, a no ser que la Empresa lo exija expresamente. Tenga listos todos esos documentos, y sus originales, para la entrevista: es posible que se los soliciten.

Anexe a su H. de V. una fotografía reciente y original. Utilice el formato común para documentos, y cuídese que ésta sea de buena calidad, que tenga una buena definición, etcétera. La fotografía ayudará a crear una primera imagen suya.

Finalmente, nunca use formas preimpresas para su Hoja de Vida, a no ser que sea una exigencia obligatoria. Algunas empresas convocan diciendo: “presentarse con hoja de vida en forma XXX”, pero normalmente lo hacen solo para facilitar a los aspirantes su presentación. Reciben sin embargo Hojas de Vida Personalizadas, y estas dan una mejor imagen. En caso de que definitivamente sea obligatorio el uso de las formas preimpresas, diligénciela con letra clara, sin borrones ni manchones y sin omitir ninguno de los datos solicitados.

No doble su hoja de vida. Preséntela en un sobre del tamaño adecuado, y preferiblemente empastada o en una carpeta de presentación.

Comentarios