Management

¿Cómo afrontar la ‘cuesta de enero’?

Prepara estrategias que afronten de buena forma una de las etapas más difíciles del año, tanto para consumidores como para empresas.

31-03-2010, 3:19:18 PM

Una realidad innegable para los comerciantes mexicanos es que enero se presenta como uno de los meses más complicados en términos de ventas.

¿Por qué? Durante diciembre las personas incrementan sus deudas debido a los excesos en los gastos de la temporada navideña, donde algunos destinan hasta el 100% de su aguinaldo, bonos, quincena e incluso el cupo total de sus tarjetas de crédito.

Como elemento adicional, en enero la mayoría de los productos tradicionalmente sufren un incremento en los precios, por lo que se tiende a perder poder adquisitivo.

¿Resultado total? Una vez terminadas las festividades de finales de año, las personas reciben enero sin dinero, con muchas deudas y con alza de precios en muchos artículos: en verdad una “cuesta” difícil de sobrellevar.

Pero eso no es todo. A juicio del analista del Centro de Análisis y Proyecciones Económicas para México (CAPEM), Jorge Sánchez, la cuesta se recrudecerá en 2010 en las familias y las empresas.

Los miembros del hogar tendrán un menor ingreso, habrá una caída del empleo e incrementos en los salarios reales por debajo de 0.9%.

Además, las cuentas de ahorro o Afore se verán mermadas por los bajos rendimientos y las familias tendrán mayores dificultades para capacitarse y acceder a innovaciones tecnológicas.

Por su parte, las empresas se enfrentarán a una disminución de las ventas, falta de liquidez, además “la carga fiscal les llegará al cuello”, dice Sánchez.

Por ende, “al tener menores utilidades se recaudará menos gravámenes, entre ellos, los impuestos Sobre la Renta (ISR), el Empresarial a Tasa Única (IETU) y el del Valor Agregado (IVA), que grava el consumo”, dice el experto.

La cuesta más difícil de la década

Para los expertos, la cuesta de enero en México para 2010 se presenta ante un panorama más difícil que en años anteriores, pues las repercusiones económicas se harán presentes luego de la crisis económica mundial y sanitaria producto del virus AH1N1 que afectó de manera especial al país durante comienzos de año.

De manera adicional, a lo largo del año cientos de empresas cerraron por falta de recursos y esta situación amenaza con continuar si no se toman las precauciones apropiadas para enfrentar la verdadera crisis que tendrá lugar a partir de enero.

¿Cómo afrontarán este panorama las empresas?

Ante este negro escenario, las empresas vinculadas con el negocio de las telecomunicaciones, el motor, la vivienda, la banca o el turismo comienzan a rediseñar su estrategia promocional para solventar los baches en las ventas.

Todo indica que la fórmula pasará por las acciones que han dado buenos resultados en ocasiones anteriores.

Por ejemplo, la denominada “crisis del ladrillo” en el sector de la construcción ha provocado en el pasado un aluvión de incentivos para impulsar las ventas, entre los que ha destacado el regalo de coches en el caso de Hoteles Colonial, plazas de garaje para el grupo inmobiliario Realia o cheques regalo en Acciona.

Sin embargo, las firmas inmobiliarias ya no son las únicas que ponen en marcha promociones especiales. Empresas como Fiat, Renault, Telefónica, Jazztel, Banesto, BBVA o Marsans, entre otras, también se han sumado a la reorientación de su estrategia comercial.

Las rebajas por ejemplo, han sido parte de los escaparates de entidades financieras como BBVA o Banesto, que han iniciado algunos años con lluvias de regalos, entre los que destacan portátiles o billetes de avión.

El gran desafío estará para las empresas del turismo, pues es el primer presupuesto que reducen las familias en época de crisis. Promociones, descuentos, canje de millas y otras ideas asoman como solución.

Más que nunca marketing online

El hecho que las empresas dispongan de un presupuesto más ajustado o de un mayor control sobre él obliga, en gran medida, a seleccionar cuidadosamente el medio publicitario.

Además, incrementa la necesidad de acertar con el público el objetivo y de medir los resultados para saber en qué medida se rentabiliza la inversión.

Ante este contexto, el atractivo de Internet es indiscutible. Algunas de las razones que explican su uso en tiempos económicos complejos son:

– La diferencia de costos, especialmente durante la cuesta de enero, cuando además de los precios de los productos, los costos de la publicidad también suben.

– La creciente relevancia que está tomando este canal como medio de comparar la oferta y apoyarse en él para la toma de decisiones.

– La facilidad que ofrece para medir los resultados de las acciones y la posibilidad de adoptar medidas correctoras de forma prácticamente inmediata.

– El continuo aumento de la población de internautas en el país: 27.2 millones según INEGI.

 
www.altonivel.com.mx

 

También podría interesarte:

Comentarios