Coaching según John Whitmore

El pionero del coaching moderno revela los principales beneficios que otorga esta práctica. Conózcalos y maximice los resultados de su empresa.

31-03-2010, 8:51:47 AM

Optimizar el desempeño de los trabajadores, motivarlos e instruirlos, son algunos de los métodos que utiliza el coaching. La realización de esta iniciativa en las compañías tiene un objetivo claro: maximizar los resultados.

Los procedimientos para maximizar los resultados de esta práctica son bastante simples. El padre del coaching moderno, John Whitmore, en su libro “Coaching for Performance” se refiere a la forma en que éstos deben llevarse a cabo.

Conozca a continuación algunos resultados claves del coaching que Whitmore subraya en su obra:

· Mejora del desempeño y la productividad
Los trabajadores que son entrenados con el coaching no sólo aprenden nuevas tareas, sino que son capaces de establecerse metas.

El coaching ayuda a las personas a pensar por si solas,  las que van logrando superarse, traduciéndose en mejor desempeño y mayor productividad.
 
· Desarrollo de la gente
En las empresas se cree que es suficiente con proporcionar cursos o capacitaciones para incrementar el desarrollo de sus empleados. Sin embargo, con estos elementos sólo se logra añadir algunos nuevos conocimientos.

Con el coaching, en cambio, John Whitmore plantea que es posible desarrollar el talento de las personas y brindarles mejores capacidades que pueden usar en el día a día.

· Mejora del aprendizaje
No se trata solamente de retener y acumular información. El coaching va más allá.

Es decir, el trabajador puede aprender a diario y sin moverse de su espacio, lo que es bastante conveniente.

· Mejora de las relaciones
El coaching propicia un ambiente laboral grato, compañerismo y preocupación entre los trabajadores, promueve un espacio que favorece el desarrollo profesional.

Además, genera mejor comunicación entre las personas. 

· Mejora de la calidad de vida en el trabajo
Al tomar conciencia de los beneficios del trabajo, las personas sienten la necesidad de buscar nuevos desafíos, lo que a corto o largo plazo se convierte en logros y ganancias para la compañía.

La calidad de vida en el trabajo se traduce en valores como el respeto, la humildad y la responsabilidad, así como en la confianza.

 · Creatividad
No hay duda que un espacio en que existe la comunicación y no hay grandes presiones, es sinónimo de personas más creativas y eficientes.

El coaching impulsa el entusiasmo, la seguridad y permite desarrollar las habilidades ocultas que todos tienen.

· Mejor uso de habilidades y recursos
En el coaching se valoran inmensamente aquellas conductas dignas de ejemplo. Las personas que utilizan todos lo recursos posibles para conseguir sus metas, que son proactivas y respetan a sus pares, son apreciadas.

La estimulación de estas virtudes permite lograr verdaderas fortalezas que a la larga tienen resultados certeros.

· Respuestas más variadas y efectivas en situaciones de emergencia
Tener iniciativa es fundamental en el ámbito laboral. Pero cuando existen emergencias, las personas que se atreven a proponer nuevas ideas y solucionar rápidamente los problemas, son mucho más eficaces.

En ese sentido, el coaching estimula a personas decididas, que no temen tomar la iniciativa y entregar una solución concreta.

· Mayor flexibilidad y adaptabilidad al cambio
Es común que las empresas tengan que efectuar modificaciones en sus estructuras. A veces son cambios mínimos, pero las personas no están preparadas para asumirlos.

Sin embargo, una empresa que se somete a la preparación del coaching, moldea a las personas para que tengan un espíritu de cambio y responsabilidad.

La flexibilidad es muy importante y representa uno de los factores de supervivencia organizacional. 

Sin duda que con una adecuada aplicación de estas herramientas de coaching, se puede obtener esa anhelada renovación y conquista de todas sus metas.

 

www.altonivel.com.mx