Management

Claves para un coaching grupal

David Bohm desarrolló los puntos básicos para alcanzar el aprendizaje en el coaching de equipos de manera efectiva.

20-04-2010, 11:56:56 AM

A pesar de ser un reconocido físico estadounidense, David Joseph Bohm, fue muy importante en el desarrollo del diálogo como medio de exploración de la mente, ideas que son aplicadas en la actualidad por diversos coach.

En su libro “Sobre el diálogo”, el científico fue capaz de desarrollar una teoría y un método sobre cómo se aprende en equipo.

¿Cuál es su relación con el coaching? Bohm consideraba que el aprendizaje en equipo se lograba gracias al pensamiento, visto a su vez como un “fenómeno colectivo que surge de nuestro modo de intercambiar ideas”.

El diálogo y la discusión

Según la teoría sobre el diálogo, existen dos tipos de fenómenos recíprocos: el diálogo y la discusión.

Ambos son necesarios para que un equipo aprenda. Sin embargo, éstas tendrán posibilidades de aflorar sólo si los grupos son capaces de apreciar sus diferencias.

El propósito del diálogo es explorar asuntos complejos con el fin de que todos los miembros de un grupo aprendan.

Así, se logra desarrollar una sensibilidad que trasciende el acto de “pensar”.

La discusión en cambio, tiene como fin conseguir que el grupo acepte todos los puntos de vista.

Con ello, un tema de interés común se podrá analizar sin ningún prejuicio y a través de distintos puntos de vista.

En resumen, los diálogos son creativos, porque hacen surgir nuevas ideas, mientras que las discusiones productivas permiten comparar estos temas. Desde esta perspectiva, el propósito del coach corporativo es el de alentar el dominio del diálogo y la discusión en los equipos.

Comentarios