Management

Salarios bajos para madres profesionista

De acuerdo con un estudio, 67% de las mujeres mexicanas prefiere tener un menor salario a ser despedidas de sus empleos tras ser madres.

07-03-2011, 2:01:11 PM

Las mujeres, después de ser madres, no se atreven a pedir un aumento de salario, ya que dicen sentirse “aliviadas” de que se les permita seguir en su empleo, según reveló una encuesta aplicada por Regus de México.

Así, 67% de las mujeres mexicanas dijo que no pediría aumento a cambio de que se les permita ser madres y continuar en su trabajo. Esto coloca al país 10% por arriba de la media global (57%) y tan sólo 3% debajo de China.

Regus destacó que esto puede imponer un freno a la economía, pues si bien ésta comienza a recuperarse en 2011, la desigualdad de género hace que las mujeres profesionistas no sean partícipes de esta recuperación.

En México, el sueldo promedio neto que perciben las mujeres trabajadoras sigue siendo un 35% menor que al de los hombres, según la Comisión Interamericana de Mujeres. Es alarmante descubrir que en la actualidad, existen diferencias de equidad en la retribución económica por prestar servicios profesionales en una empresa. Es de vital importancia tomar conciencia de este dato, ya que de acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), un poco más de la quinta parte de la Población Económicamente Activa (PEA), unos 8.5 millones son mujeres y madres trabajadoras. Asimismo, según el Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES), 7.3 millones no tienen cónyuge, por lo tanto el 48% mantienen a sus familias.

Sin embargo, indica Regus, las empresas revelaron que valoran mucho más a las mujeres que vuelven al trabajo después de haber sido madres. Aunque también es importante destacar que 72% no las recontrata por carecer de sistemas flexibles de contratación, con lo cual, aceptan, pierden una parte importante de su talento humano.

Mónica Cati Cerda – Directora General de Regus México, afirma “No nos sorprende ver que las actitudes prejuiciosas vuelven a escena con el ajuste económico y algunas empresas se sienten culpables de no ofrecer un sistema de trabajo flexible ideal para cubrir las necesidades de sus empleados y las de la organización”.

“A medida que la mujer progresa cada vez más en el ámbito profesional, los centros de trabajo también deben de evolucionar; se reconoce que las empresas que son capaces de integrar opciones de trabajo flexible para sus empleados, obtienen más y mejores oportunidades de tener éxito y consolidarse. Afortunadamente, el trabajo flexible está siendo la nueva norma para consolidarse en estos tiempos y las empresas con sentido común descubrirán que mientras proporcione un entorno de trabajo más orientado a que sus empleados logren un balance entre su vida personal y laboral, como proporcionándoles una oficina cercana a sus hogares e incluso permitirles trabajar desde casa. Además de fomentar una verdadera equidad entre mujeres y hombres en todos los aspectos laborales y personales, otorgará de inmediato un incremento en la productividad laboral y beneficios de reducción de costos fijos a la organización, así como contar con un personal siempre motivado”.

También podría interesarte:

Comentarios