Management

Mundial ¿afectará la productividad?

Británicos cree que el Mundial de Futbol afectará el rendimiento laboral mientras que los franceses lo ven positivamente ¿Cuál es la verdad?

18-06-2010, 1:39:08 PM

Aunque los jefes de empresa británicos temen un descenso de la productividad de sus empleados durante el Mundial de Sudáfrica-2010, nadie parece inquietarse de verdad en Francia, donde el impacto del evento sobre la economía es más bien marginal.

Pausas no autorizadas, distracción y conversaciones interminables. Ésto es en gran parte lo que teme un estudio de la organización de jefes de empresa británicos, el Chartered Management Institue, sobre el impacto del Mundial de Sudáfrica-2010 en la vida de los trabajadores.

Según el documento, la cita planetaria podría costar hasta 1.000 millones de libras (1.200 millones de euros) a las empresas británicas por la reducción de de la productividad de los asalariados.

Otro estudio, realizado por un gabinete de consultores estadounidenses, concluye que el Mundial debería tener un impacto negativo sobre los salarios del país norteamericano, pese a que allí el seguimiento del ‘soccer’ no tiene nada que ver con el interés que genera el baloncesto o el otro ‘football’.

Pero estos estudios dejan un poco “escéptico” a Didier Primault, un economista del Cendro de Derecho y Economía de Deportes (CDES), en Limoges (sur de Francia). Para él, el único método que existe para ver si existe un descenso de la productividad es observar las estadísticas oficiales y comparar los meses de junio y julio del presente ejercicio con periódos idénticos de años anteriores. “Incluso si se constata un descenso de la productividad, lo que bajo mi punto de vista no ocurrirá, ¿Se puede estar seguro relacionando el Mundial con una reducción de la productividad?”, se interrogó.

“Desde un punto de vista metodológico, me parece muy difícil de llegar a esa conclusión”, responde, antes de evocar otros factores que pueden explicar el descenso de la productividad, como las soleadas tardes de junio, en las que los empleados salen antes del trabajo para disfrutarlas o para alargar los fines de semana.

Incluso si algunos empleados tratarán de interrumpir su jornada de trabajo el 22 de junio en Francia para ver el choque de su selección ante Sudáfrica (14H00 GMT), que se disputará en Polokwane, nada hace pensar que la jornada será reducida para el resto de asalariados. “Mucha gente está interesada (en el Mundial) pero gente que pone por delante su interés por ver el Mundial y ponerse en una situación de riesgo a nivel profesional, no creo que haya miles de ellos, especialmente en Francia”, estima Primault.

La gestión del tiempo de trabajo para seguir los partidos del torneo es en ocasiones algo que la dirección de las empresas autoriza, pues puede ver algo positivo en ello. “Este tipo de eventos, no sólo los partidos de fútbol, sino también el Tour de Francia, refuerzan la cohesión del grupo con un tema de diálogo en la empresa”, dice Jean-Eudes du Mesnil du Buisson, secretario general de la Confederación General de Pequeñas y Medianas Empresas de Francia (CGPME). “Que la gente esté a favor o en contra, hay un tema común sobre el que hablar”, agrega el responsable patronal, que incluso si imagina a algunos “empleados no vayan a trabajar para ver los partidos”, ve ese fenómeno “anecdótico”.

De todas formas, en estos tiempos de crisis, el mundo de la economía tiene otras prioridades antes que evitar los efectos nocivos del fútbol. “Hay otras razones para estar nervioso. Estamos en un contexto económico difícil, incluso muy difícl en algunos países y dudo de que (el Mundial) tenga un impacto”, resumió Primault. Aunque, “efectivamente, si el equipo propio es una catástrofe, es eliminado en la primera ronda o se encuentra en una situación (económica) como la de Grecia. Ahí no es fácil”, subraya con humor el economista.

www.altonivel.com.mx

También podría interesarte:

Comentarios