Management

Downsizing, la alternativa ante situaciones extremas

En periodos de crisis la reducción de personal es una de las opciones para muchos empresarios. Pero, ¿despedir por despedir? El downsizing requiere estrategia.

06-04-2010, 2:30:03 PM

Cuando las empresas se enfrentan a la reducción de sus márgenes en épocas de crisis se ven obligadas a realizar estrategias poco convencionales, entre ellas están las fusiones, alianzas, cierres, outsourcing, innovación, reestructuración y, en muchas ocasiones, el downsizing

Como su nombre lo indica, se trata de una reducción de tamaño de la empresa, ya sea en el sentido geográfico, de producto o de personal. Esta terminología ha generado una gran polémica, pues mientras algunas empresas la aplican cuando existen dos o tres nuevas implementaciones, la mayoría la utiliza cuando se refieren a la reducción de personal, ya sea por despidos, jubilaciones o bajas incentivadas, indica rrhhmagazine.com.

Si bien es cierto que muchos expertos cuestionan su aplicación –catalogándola como poco efectiva, pues se ha comprobado que al realizar despidos la gente reduce su productividad y estado anímico-, también es cierto que las empresas recurren a esta metodología cuando la situación lo amerita.

Aunada a ella se encuentran el rightsizing –el logro del tamaño organizacional óptimo- y el rethinking –el replanteamiento de la organización-. 

De acuerdo con algunos expertos, el downsizing permite fusionar y rediseñar distintos puestos de trabajo para aumentar la productividad, reducir los costos-gastos y obtener mejores resultados, mientras que otros aseguran que su aplicación perjudica a la nómina restante, generando estrés ante los despidos, falta de motivación ante la reducción de oportunidades de desarrollo y disminución de lealtad con la empresa. Sin embargo, esta decisión la toman lo directivos y suelen acoplarse a las necesidades particulares de cada empresa. 

Existen dos tipos de downsizig:

Downsizing Reactivo

Se aplica sin estudio previo. Esto desencadena problemas bastante predecibles: aumenta el estrés, produce periodos de crisis, reduce la productividad y genera un ambiente de trabajo hostil. Suele ser costoso para la empresa, no sólo en la parte anímica, sino también en cuanto a calidad y productividad. 

Downsizing Proactivo 

Implica un proceso de anticipación y preparación para eventuales cambios en el entorno. Para su implementación se requiere de criterios estratégicos basados en la idea de repensar la empresa. Se realizan estudios previos y se hace una selección minuciosa del personal. En algunos casos suele haber avisos al personal. 

Implementar este tipo de procedimientos requiere de una preparación y condiciones específicas. Los expertos aseguran que debes tomar en cuenta los siguientes tips:

Antes de implementarlo asegúrate que… 

1. Exista la utilización de un marco sistemático de trabajo y una metodología adecuada.

2. Determina si el downsizing va a dirigirse hacia los procesos o hacia una redefinición de los objetivos de la empresa.

3. Define el marco y condiciones en las que se va a llevar a cabo el downsizing.

4. Establece las herramientas que se emplearán.

5. Desarrolla un plan de administración del cambio.

6. Define un plan para mantener y mejorar el desempeño durante y después del downsizing.

7. Considera a quienes afectará el proceso de downsizing y realiza programas para evitar el impacto.

8. Determina la profundidad del ajuste y el tiempo disponible para ello.

9. Determina los puestos y tareas a eliminar, fusionar o redefinir.

¿Qué opinas de esta metodología? ¿Cuáles crees que son los pros y contras al momento de implementarla? ¿Te gustaría que habláramos más al respecto? ¿Qué te gustaría?

Comentarios