Management

Cómo establecer un programa de mentoring eficaz

Estos sistemas permiten la interacción de trabajadores de diferentes áreas y experiencias diversas, además aumentan el compromiso con la empresa.

10-09-2012, 11:55:11 AM

¿Cómo puede una empresa transmitir conocimiento y aumentar
el compromiso de sus empleados?  Los programas de mentoring son una buena respuesta ya que
permiten la interacción de trabajadores de diferentes áreas y experiencias
diversas, sin embargo, si no son bien implementados pueden viciar la cultura corporativa.

“El mentoring en una excelente opción para ayudar a reducir
la curva de aprendizaje de los nuevos empleados y aumentan el sentido de
pertenencia y orgullo de los trabajadores que se desenvuelvan como mentores”,
indicó la coach Dalila Abascal, directora de la agencia Talento Experto.

De acuerdo a los autores Barry Bozeman y Mary Feeney,
el mentoring es un sistema de “transmisión informal del conocimiento, el
capital social y el apoyo psicosocial” que impulsa el desarrollo del
profesional que lo recibe.

Un estudio de la economista Sylvia Ann Hewlett señala que aquellos empleados que pasan
por un programa de mentoring son más
propensos a pedir más responsabilidades de parte de su jefe.

Miles de mega empresas alrededor del mundo -como Pepsico,
Intel, Procter & Gamble
y American Express–  han descubierto la importancia de este tipo de
programas ya que aumentan la participación y el compromiso de los empleados con
la compañía.

El especialista de coach Gregory P. Smith recomienda seguir una serie de pasos concretos
para establecer un buen programa de mentoring en la empresa.

Seleccionar al mentor correcto

Dalila Abascal aseguró en entrevista con AltoNivel.com.mx
que para establecer un buen programa de mentoring en una empresa es fundamental
encontrar a las personas correctas que participarán como mentores.

“Se tiene que encontrar a los líderes, formales y morales,
que sean capaces de dar una buena introducción a la cultura organizacional. El
mentor es el que enseña con acciones concretas y claras  cómo se viven los valores de una compañía”,
indicó. “El primer pilar de un mentor es ser un ejemplo a seguir”.

Asegurarse que los equipos de trabajo sean los adecuados

Antes de iniciar el programa de tutoría, la empresa debe
hacer un análisis de quiénes participarán como mentores e identificar para qué
se quiere establecer este tipo de programas en la empresa. Una vez hecho esto, el
encargado del programa debe revisar constantemente que las parejas estén
trabajando de manera adecuada y profesional.

Establecer
metas y propósitos

El mentor debe remarcar cuáles serán las áreas en las que
trabajará con su encargado desde un principio para generar una estrategia.

“Una de las funciones más poderosas del coach y del mentor
es transmitir la siguiente máxima: ‘Todos somos capaces de hacer las cosas
posibles’. Los equipos deben trabajar en forma conjunta para identificar estas
áreas de oportunidad para el profesionista que entra ala empresa”, dijo la directora
de Talento Experto.  

El mentor ayuda a su encargado a encontrar sus facultades

Según Smith, el mentor puede dar consejos a su aprendiz pero
no puede interferir en las decisiones que el jefe de la persona tome.

Para Abascal un mentor no debe dar consejo, al contrario,
debe hacer las preguntas pertinentes para que el profesionista llegue a
sus  propias conclusiones si no “no hay
un proceso de toma verdadera de conciencia”.

Confidencialidad total

Ambas partes deben estar seguros de que se puede hablar
libremente en las sesiones de mentoría, sin temor a represalias.

Crear una estrategia de comunicación

Smith dice que es indispensable decidir qué y cómo va a
comunicar un programa de mentoring, no sólo en los temas también en los
horarios, lugares y espacios de tiempo que sean más aconsejables para ambas
partes.

“La empresa debe generar una estrategia de tutoría para
delinear qué es lo que quiere impartir y hacer que los mentores que vayan a
participar en el programa tengan la capacitación de un coach experto,
profesional y certificado”, aseveró la entrevistada.

Crear respeto y apertura

La relación de mentor y aprendiz debe estar basada en la honestidad
y la apertura para hacer fluir la comunicación y la retroalimentación.

“A veces el mejor mentor no es un jefe sino un líder moral,
alguien que se destaca en la empresa por los valores y conocimientos que posee”,
indica Abascal.

Establecer una relación profesional

Siempre debe quedar claro que la relación entre un mentor y
un aprendiz es profesional, no personal.

Dalila Abascal alerta que “el tutor debe ayudar a la persona
con la que trabaja a identificar sus fortalezas sin hacer recomendaciones que
vengan de una opinión propia”.

¿Qué opinas de los programas de mentoring? ¿Te gustaría
tener un mentor en tu empresa?

Para saber más:

Cómo elegir a un mentor profesional

Descubre cómo retener al talento a través del mentoring

Diferencias entre coaching, tutoría y consultoría

Mentoring organizacional, todos crecen

También podría interesarte:

Comentarios