Management

Directivos contra el mobbing y los tips para lograrlo

55% de los empleados mexicanos afirman haber sido víctimas de acoso laboral, lo que resulta costoso para las empresas. Pero, ¿Cómo detectarlo y resolverlo?

13-08-2012, 10:51:03 AM

El bienestar laboral es fundamental para que cualquier organización alcance sus metas. Sin embargo, pareciera ser un fenómeno difícil de generar en los equipos de trabajo, especialmente en los últimos años, en los que se ha visto un aumento en el mobbing o acoso laboral y no en menor medida. Según una encuesta de Monster, 55% de los mexicanos han sido víctimas del maltrato en el trabajo. Pero, ¿cómo un líder puede detectar, evitar y resolver este tipo de conflictos cuando se presentan en su equipo?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) es muy clara: el bienestar laboral depende del completo equilibrio físico, mental y social del empleado, y este trabajo no compete únicamente al líder, los colaboradores y sus áreas de recursos humanos son una pieza fundamental para detectar el acoso laboral que permita generar un ambiente de trabajo respetuoso.

Así que nada de hacerse de la vista gorda. “Lo más importante es jamás mirar para otro lado cuando se detectan señales de mobbing y pensar que los propios trabajadores van a arreglar los problemas entre ellos”, comentó Sergio Belzún, gerente de marketing de Kelly Services. Si la respuesta te parece de sentido común, no lo es.

Deloitte México reporta en su servicio de Enteprise Risk Services “Tips Anónimos”, que el 14% de las quejas de los empleados mexicanos tienen que ver con el hostigamiento, mientras que el 12% se refiere al abuso de autoridad. Esto significa que aunque estos casos ocurren, la mayoría de la gente prefiere hacer mutis para evitar problemas o no entrar en dimes y diretes, sin embargo, es un fenómeno real que se debe combatir porque tiene un altísimo costo para las empresas.

No atender una situación de esta naturaleza, insiste Sergio Belzún en entrevista con AltoNivel.com.mx, puede resultarle muy caro a una firma ya que si un jefe deja escalar el acoso, la firma se expone a la pérdida de productividad de sus empelados por causa de estrés, una alta rotación de talento humano y hasta procesos legales.

La Asociación Mexicana contra el Mobbing indica que cada empleado que decide dejar la empresa por esta circunstancia le cuesta 6 meses de sueldo a la compañía.

“El mobbing es una situación contínua de violencia en el trabajo. Desafortunadamente no hay muchas situaciones donde el problema se manifieste de forma explosiva, por lo que el líder debe permanecer observante de cualquier cambio en su equipo”, indicó Rocío Gutiérrez, coordinadora de la licenciatura de Administración de Empresas de la Universidad Iberoamericana.

Esto es básico, apunta Belzún. “Es importante notar cuando una persona cambia su conducta, si deja de ser alegre. Otra clave es ver si un miembro oficial del equipo es excluido en momentos comunes como la hora de la comida. También hay que prestar atención a los índices de ausentismo y lo más importante, estar atentos a gritos y amenazas que se repitan”, dijo.

Michael Staver señala en su libro, “How to Defuse Anger and Calm People Down”, que las claves seguras para saber que la violencia se cocina en la oficina son:

  • Exceso de quejas de uno o varios miembros del equipo
  • Ensimismamiento de un empleado
  • Cambios drásticos de conducta
  • Patrones obsesivos en las conversaciones, como cuando un empleado se queja constantemente de un compañero
  • Exigencias poco razonables
  • Insultos personales
  • Amenazas

Prevenir, clave de la paz laboral

La mejor manera en que se puede evitar el mobbing según Rocío Gutiérrez, es la prevención. Las empresas deben elaborar un “código de comportamiento” y comunicarle a sus empleados que este manual existe y que hay conductas que no se tolerarán como la discriminación por raza o sexo. Es decir, la no tolerancia al mobbing debe estar institucionalizada.

“Es indispensable que las empresas tengan un canal de comunicación discreto y anónimo con los empleados dejando claro que no se tolerará ningún tipo de acoso, aun cuando el victimario sea un directivo”, indicó la especialista.

El departamento de Recursos Humanos de la compañía debe generar canales de comunicación que le permitan al empleado hacer una queja. Pueden instalarse buzones físicos, cuentas de correo generales, Intranet con buzón virtual o hasta una página web externa que no requiera registro para que las personas puedan acceder a ella desde una computadora fuera de la oficina.

“Cuando se detecta una situación de mobbing, lo primero que debe hacer el jefe es hablar con la víctima. Después debe decirle enfáticamente al equipo que ese tipo de actitudes no se tolerarán y cuáles serán las sanciones futuras. De esta manera se evita que el acosador cambie de víctima”, indicó la académica.

La paz laboral es un trabajo de todos y su peor detractor es el miedo ante la denuncia. Así que ya lo sabes, el silencio no es una opción y una empresa debe implementar los canales necesarios para evitar el mobbing que puede afectar su crecimiento.

¿Has sido víctima de mobbing? ¿Lo resolviste? ¿Cómo?

Para saber más:

9 maneras seguras para destruir la moral del empleado

Causas del mobbing en las empresas

Cuatro consejos de inteligencia emocional en el trabajo

La actitud de los jefes extraordinarios

También podría interesarte:

Comentarios