Management

¿Quiénes son los consultores?

Viven una vida de alto estándar y son muy bien valorados por su profundo conocimiento de industrias específicas.

23-05-2012, 10:26:50 AM


La empresa vive hoy momentos en que es mucho más valorado el conocimiento que la mano de obra, donde la experiencia es recompensada con creces porque acorta el trayecto hacia los objetivos, disminuyendo así la probabilidad de cometer errores. Y es en este escenario, donde los consultores se han ganado un espacio preponderante.

La consultoría es una carrera gratificante desde todos los aspectos,por el desarrollo profesional que implica, porque que es bien valorado por la sociedad y también porque se el desarrollo personal derivado del tipo de trabajo es excelente. 

“Hombres como Wolfgang Bernhard (presidente de Volkswagen), Vittorio Colao (CEO de Vodafone) o William Hague de McKinsey & Company, deben su éxito al desarrollo de habilidades y creación de networking que, en su tiempo, les entregó la consultoría”, aseguran T. Restell y V. Kumar en su libro “The Definitive Guide to UK Consulting Firms”.

“Su carrera en la consultoría fue un regalo que les sigue dando réditos. No sólo ofrece fantásticas oportunidades de carrera, como campo profesional, sino que también se convierte en una plataforma de salto para migrar hacia nuevos trabajos cuando mejor les parezca”, añaden.

Cinco industrias principales

El hecho es que la consultoría ha elevado su valor a un nivel que pocas otras carreras pueden igualar ¿Por qué? Las oportunidades o la amplitud del campo laboral que tienen estas personas son elementos muy importantes, y se dividen principalmente en cinco; la industria corporativa, convertirse en un consultor interno, consultor independiente, trabajar en capital privado/capital de riesgo o banca de inversión.

Esta lista no es excluyente, y, por tanto, siempre habrá otras carreras hacia donde los consultores se puedan desplazar, tal como ha sucedido en los últimos años.

El sueldo también es un factor a considerar. A pesar de que la tendencia actual, cuando el estrés y el fracaso en la vida familiar está a la vuelta de la esquina, se inclina hacia un trabajo que permita vivir tranquilo más que contar con un excelente sueldo, este último continúa siendo un elemento de peso a la hora de elegir.

El nivel va a depender de la labor que desempeñes. Por ejemplo, consultores de empresa y banqueros cuentan con salarios similares, pero al final de cada año los segundos llegan a recibir bonos que superan el 50% del total anual. “Esto significa que durante todo el año su remuneración es muy similar, pero tiene que un pago a final del año que puede marcar una clara diferencia y  la explicación de por qué muchos consultores se cambiar a sectores relacionados con la inversión”, explican Restell y Kumar.

Esto también es un tema difícil para las empresas de consultoría en materia de retención de sus empleados, ya que gran parte de su personal de alto nivel está constantemente emigrando a otras áreas.

Desarrollo de habilidades

Antes y durante el ejercicio como consultor, lo más probable es que se haya recibido un excelente tipo de formación en los negocios, con la posibilidad de leer los mejores libros, realizar buenas prácticas, contar con tutorías especiales un importante intercambio de ideas con socios y compañeros. Además, cuentan con una constante interacción con los clientes y desempeñarse a través de diferentes entornos corporativos.

La posibilidad de alcanzar un alto nivel de networking está a la vuelta de la esquina, estableciendo contactos que se traducen en potenciales clientes. La debilidad está en que la mayoría se mantienen durante muchos años en un campo, perdiendo la posibilidad de ampliar sus relaciones. 

Estilo de vida

Finalmente está el estilo de vida, donde aparecen factores como el horario, los viajes y la relación con sus pares.

No es ninguna sorpresa que los consultores pueden trabajar durante largas jornadas, entre 12 y 14 horas diarias, lo que puede variar dependiendo del cliente, los objetivos y el equipo de trabajo. En este sentido, la independencia puede incrementar la jornada incluso hasta las 16 horas.

¿Te gusta viajar? Pues bien, un consultor pasa, en promedio, 25% a 27% de su tiempo viajando. En prestigiosas empresas de consultoría como KPMG, PricewaterhouseCoopers, Ernst & Young y Deloitte, sus ejecutivos alcanzan un promedio de 50% a 57% del tiempo en otras localidades. Sin embargo, en la industria corporativa se pasa el 90% del tiempo en la oficina.

Las relaciones laborales, principalmente entre compañeros, son un factor positivo. Las empresas de consultoría en su mayoría cuentan con un ambiente de unión, donde el objetivo no está puesto en la finalización de un proyecto, sino en el éxito laboral. “Los gerentes rara vez gritan, los compañeros de trabajo tratan de ayudarse mutuamente y las empresas se organizan para brindar apoyo a los consultores que inician gracias a su experiencia”, cuentan Restell y Kumar.

Resulta difícil que, con tantos atributos, los consultores opten por cambiar de carrera.

¿Eres consultor o conoces de cerca la experiencia de alguno? 

Para saber más:

.Las ventas cruzadas en los servicios de consultoría

.¿Qué dicen 400 empresas sobre los consultores?

.Diferencias entre coaching, tutoría y consultoría


También podría interesarte:

Comentarios