Management

Aprende a mejorar tu concentración

Las personas reciben más de 11 millones de ‘pedazos’ de estímulos informativos cada segundo, pero eso se puede superar practicando tácticas de concentración.

19-10-2011, 1:22:37 PM

A partir de varias investigaciones, científicos como Timothy Wilson, de la Universidad de Virginia, Daniel Wegner, de Harvard y Steven Pinker, del Massachussets Institute of Technology (MIT), aseguran que .nuestros sentidos reciben más de 11 millones de “pedazos” de .estímulos informativos. Según ellos, esta es la cantidad de células receptoras que tiene cada órgano sensorial, así como nervios que van a dar al cerebro. Y aunque dicen que por decisión consciente una persona es capaz de procesar sólo 40 de esos estímulos, los otros 10 millones 999 mil 960 están en constante lucha para ser atendidos.

Tras conocer estos datos, sigues preguntándote ¿por qué te desconcentras con facilidad?

.Prestar atención de forma voluntaria a algo resulta muy complicado y mantenerse en ese estado de concentración por más de media hora, una vez que lo hemos logrado, es casi imposible.

Lamentablemente para los trabajadores, especialmente aquellos que desempeñan sus labores dentro de una oficina, el entorno virtual que viven en la actualidad no facilita mucho las cosas. Medios de información en internet, .redes sociales, juegos en línea y videos atentan contra la .productividad, sumando más distracciones que terminan costando también a las empresas.  

Entonces ¿qué puedes hacer para mejorar tu nivel de concentración? Para tu suerte, no todo está perdido. Cuando una persona se concentra, lo que está haciendo es dirigir su atención consciente hacia un objetivo determinado, ignorando de forma voluntaria todo aquello que no necesita captar.

Parece más fácil decirlo que hacerlo, pero una mente entrenada es capaz de realizar esta acción de forma voluntaria porque se ha preparado para ello. Acá te mostramos cómo.

• Conoce tu cerebro

Lo primero es conocer tu .cerebro. La neurociencia cognitiva te ayuda a conocer mejor su funcionamiento, lo que permite que puedas interiorizar con más facilidad las acciones que debes poner en práctica para alcanzar un estado óptimo de concentración.

Al conocer mejor el funcionamiento de la mente, será más fácil recrear las condiciones necesarias para concentrase mejor y con mayor facilidad. Aprender a concentrarse es una habilidad que se desarrolla con la constancia y la voluntad, por ello, es fundamental practicar cada día si es posible y valorar cada error como parte del aprendizaje, y no como un fracaso absoluto.

• Alternar

Cada vez que realices una actividad será necesario alternar las fases de intensa concentración con fases de relajación. Se puede estar atento durante alrededor de 45 minutos, pero cuando debes realizar una tarea que lleva mucho tiempo, la mejor opción consiste en trabajar media hora y descansar durante algunos minutos. Volver al trabajo otra media hora y hacer un nuevo descanso; será la ocasión ideal para tomarse un café.

• A más sentidos involucrados, mayor concentración

¿Te has preguntado alguna vez por qué resulta mucho más fácil concentrarse en una película, que hablar por teléfono? La respuesta es sencilla: mientras ver un film requiere la intervención de la vista y el oído, para escuchar una conversación telefónica, sólo hace falta poner en funcionamiento tu sentido de la audición.

Desde esta perspectiva, la receta para concentrarse tiene que ver con utilizar el mayor número de sentidos a la vez. Así, por ejemplo, será más fácil memorizar una lección de historia si además de escucharla, la visualizamos; y si puedes situar en un mapa los personajes.

• Detecta las condiciones que mejoran tu concentración

Todos han vivido la experiencia de sentir que estás intensamente concentrados ¿Recuerdas aquellos momentos? Básicamente, lo que debes hacer es llevar un registro de qué condiciones has detectado que son favorables para que entres en un estado de concentración, y tratar de emularlas tanto como sea posible.

• Mente sana en cuerpo sano

Aquello que comes afecta también a tu productividad. Nadie espera que logres rendir al 100%, si el día anterior has salido hasta tarde y llegas ebrio a trabajar. Otras cosas que afectan tu concentración es el no dormir bien por las noches, sobreusar estimulantes como la .cafeína, o comer alimentos densos y llenos de grasas saturadas.

En el trabajo

• Planifica

Si el trabajo que tienes es muy grande, debes definir previamente el camino que tomarás para cumplir tu objetivo. Muchas veces el tomar algunos minutos antes para .planificar las cosas puede traducirse en varias horas de trabajo ahorradas.

• Simplifica tu escritorio

Trabajar en espacios desordenados, con muchos elementos distractores, tasas de café, al lado de una consola de videojuegos o papeles por todos lados, también genera distracciones. Deberás darte un tiempo para modificar ese espacio; ordena los libros, limpia tu computadora, bota los documentos que ya no sirven y tendrás mayor relajo.

• Establece un tiempo límite

Lo mismo que te plantea tu jefe cada vez que inicias un proyecto, debes hacerlo contigo mismo. Es decir, plantear objetivos y fechas que te permitirán trabajar de forma ordenada, pero también con una presión que, de algún otro modo, “obliga” a que tu inconsciente se concentre.

¿Cuáles son las condiciones que más te facilitan la concentración?

También podría interesarte:

Comentarios